Home Archivo de noticias

Redes Facebook OPS/OMS Argentina Twitter OPS/OMS Argentina Twitter Dr. Pier Paolo Balladelli  |   Recursos  Publicaciones OPS/OMS Argentina Imágenes OPS/OMS Argentina Videos OPS/OMS Argentina Biblioteca Virtual en Salud de Argentina Campus Virtual de Salud Pública - Argentina


La OPS advirtió que la epidemia de gripe A sigue en evolución

Dr. PagésEl representante en Argentina de la Organización Panamericana de la Salud, José Antonio Pagés, sostuvo que si bien los casos de gripe por el virus por A (H1N1) continúan en aumento, los países están más preparados para enfrentar una pandemia.

Buenos Aires, 8 de mayo 2009 (OPS).- En el marco de una reunión con periodistas acerca de la comunicación de pandemias, el representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en la Argentina, José Antonio Pagés, señaló que si bien la nueva influenza A(H1N1) “sigue evolucionando”, los países están “más preparados” para enfrentar la situación “que hace 40 años”.

“Nadie sabe cómo va a evolucionar ni cuánto va a durar. Unos 25 países -entre ellos Argentina- ya detectaron casos de personas que estuvieron o no en México”, advirtió Pagés, pero destacó que “hoy estamos mucho más preparados que hace 30 o 40 años”.

En ese sentido, el experto de la OMS manifestó que actualmente “hay más capacidades científicas para desarrollar de manera pronta una vacuna y una  mayor capacidad de intercambio de información y colaboración entre países”.
 
En el encuentro con periodistas y comunicadores que tuvo lugar en el Centro de Información de las Naciones Unidas para Argentina y Uruguay (CINU), Gustavo Poch, oficial de información del CINU hizo una presentación acerca del rol de los medios en situaciones de emergencia epidémica.

El representante en el país de la agencia especializada en salud de las Naciones Unidas aclaró que se continúa en la fase 5 de las seis que establece la OMS para la preparación ante una pandemia. Y que alcanzar la última no implica necesariamente una alarma mayor, sino el registro de casos de persona a persona en otra región del mundo más allá de las Américas. Sin embargo, no sabemos cómo puede evolucionar el virus dada la capacidad de mutabilidad que tiene. Puede convertirse en algo muy severo o continuar leve o moderado”, informó.

“Es importante el alerta con el que los países respondieron. Se está manteniendo un monitoreo muy activo y se activaron o reactivaron planes en todos los países”, consideró.

Por otro lado, Pagés destacó que la influenza estacional no es “un tema nuevo”. Y sostuvo que “todos los años mueren entre 2 mil y 3 mil personas por influenza en Argentina”.

El especialista recordó que la OMS no recomienda el cierre de fronteras ni la cancelación de vuelos a países afectados pero que “cada gobierno puede tomar las medidas que considere necesarias”. Además, aconsejó que las personas no viajen y que si lo hicieron y se sienten mal, se aíslen voluntariamente.

Para Pagés, los riesgos atravesados durante el brote del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y la gripe aviar “sirvieron para enfrentar la epidemia actual”.

“Argentina se vino preparando bastante bien. Tenía un plan de contingencia para la gripe, coordinó acciones con seguridad animal, realizó varios simulacros, adquirió stock de medicamentos y fortaleció sus capacidades técnicas”, enumeró el experto de la OPS para quien también la situación atravesada por los casos de dengue aportó mejoras en la reorganización de los servicios.

En tanto, recomendó a las personas que padezcan algún síntoma no automedicarse, quedarse en casa y consultar a un médico en forma inmediata, en particular si estuvieron en las zonas afectadas o en contacto con personas infectadas.
 
La influenza es una enfermedad respiratoria aguda causada por alguno de los tres tipos de virus de la influenza que se conocen: A, B y C. El tipo A se subclasifica según sus proteínas de superficie: hemaglutinina (H) y neuraminidasa (N) de la cual depende su capacidad para provocar formas graves del padecimiento. El tipo A puede presentarse en hasta 144 combinaciones, desde (H1N1) hasta H16N9.

“A estas epidemias se les pone nombre por consenso internacional. Comenzó como porcina porque el virus provenía de porcinos. Pero la terminología se modificó porque llamarla así da imagen de interacción hombre-animal y la transmisión se da de humano a humano”, explicó Pagés. El especialista señaló que bajo esa denominación se especulaba sobre el consumo de carne de cerdo (China frenó la importación, México vio reducido su consumo) lo que afectaba a las economías. Por lo que luego se sugirió tener un código común para hablar el mismo lenguaje: nuevo virus de influenza o influenza A (H1N1)”.

Última actualización el Miércoles 20 de Mayo de 2009 06:07
 

Marcelo T. de Alvear 684, 4to. piso, (C1058AAH) Buenos Aires, Argentina
Tel: +54 11-4319-4200 | Fax: +54 11-4319-4201
www.paho.org/arg | info@arg.ops-oms.org