Skip to content

La OPS/OMS lleva adelante un proyecto de desarrollo local y salud integral en Laguna Blanca, Formosa. La iniciativa, que busca alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, apunta a asegurar la provisión de agua en dos comunidades postergadas, con el fin de mejorar la producción y la nutrición, la educación, la salud, el desarrollo sostenible y el medio ambiente, como así también, contribuir a la higiene, el saneamiento y el desarrollo comunitario.

Vea aquí el video de la iniciativa

Buenos Aires, 1 de junio de 2010 (OPS/OMS).- La iniciativa Rostros, Voces y Lugares, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), lleva adelante un proyecto de salud integral y desarrollo comunitario vinculado con la provisión de agua dulce en dos comunidades postergadas de Laguna Blanca, Formosa, Argentina.

El agua hará frente a la escasez del recurso para consumo familiar, para las huertas escolares y para los vecinos de la zona. Pero además, contribuirá a  alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), al mejorar la producción y la nutrición, la educación, la salud, el desarrollo sostenible y el medio ambiente, como así también, la higiene, el saneamiento y el desarrollo comunitario.

Dos escuelas rurales de la Municipalidad de Laguna Blanca fueron identificadas para llevar adelante la iniciativa. Se trata de las escuelas de frontera N° 16, de la Colonia San Antonio, Rodeo Tapití, y la N° 96, de la Colonia Isla Yobay Guazú. Más de 110 alumnos concurren a ambas instituciones.

Las 93 familias de las dos comunidades viven de lo que producen. Sin embargo, deben afrontar el deterioro de los suelos, plagas, sequías y la escasez de agua dulce, lo que perjudica su economía familiar, consumo, higiene y producción agropecuaria.

“El agua que tenemos no se puede tomar, a veces tenemos que tratarla pero no tenemos recursos para hacerlo. Por eso tengo que acarrear el agua del aljibe de la escuela en bidones cuatro veces al día”, cuenta Gloria Villaloba, vecina y mamá de Rodeo Tapití.

Ambas comunidades se encuentran alejadas de la zona urbana, carecen de red cloacal y de agua potable. Tampoco cuentan con redes de gas natural. Las únicas fuentes de abastecimiento de agua son los aljibes. Sin embargo, el acopio de ese recurso vital en los  pocos aljibes y tajamares existentes en la zona es insuficiente.

“Agua tenemos, pero la calidad es mala. Cambió mucho el clima. Antes teníamos pozos que nunca se agotaban y ahora se agotan. Bajan las napas porque no llueve. Eso afecta la agricultura, a los animales y a todos”, afirma Roberto Roa, pequeño productor de Rodeo Tapití.

Tras un diagnóstico participativo, se identificó que la escasez de agua constituye uno de los principales problemas sociosanitarios de las comunidades.

El intendente municipal, su equipo técnico, docentes, líderes comunitarios, concejales comunales, médicos del hospital local, asociaciones de pequeños productores, padres y alumnos, determinaron que la construcción de un pozo y un tanque elevado de 10.000 litros en cada escuela contribuirá de manera significativa a afrontar la escasez de agua, permitirá reactivar las huertas escolares, y asegurar el abastecimiento del comedor escolar.

El proyecto en ejecución ya avanzó en la construcción de los dos pozos en cada uno de los establecimientos educativos. “El pozo de agua es fundamental para proveer a la escuela, esto nos sirve para el consumo, la higiene, para mantener la huerta y para toda la comunidad porque los vecinos vienen a buscar agua de nuestro aljibe”, sostiene  Irma Chaparro, directora de la escuela N° 16, de Rodeo Tapití.

Y su colega María Magdalena Piedemonte, directora de la Escuela de Isla Yobay Guazú, agrega: “El pozo nos viene a solucionar muchos problemas. Al tener agua vamos a poder atacar los problemas de salud, los chicos se van a poder bañar en la escuela sin necesidad de racionalizarla.”

Asimismo, y como parte de Rostros, Voces y Lugares, se trabajará para mejorar los indicadores de salud y alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Se capacitará al personal de la escuela y la comunidad en el uso y manejo sostenible del agua, la higiene, la inocuidad de los alimentos y en el mejoramiento en la producción de cultivos.

También se prevé la adquisición de un tanque de distribución de 3.000 litros con acoplado, posibilitará que los pobladores, que hoy en día deben trasladarse varios kilómetros hasta el aljibe escolar para conseguir el recurso vital, puedan llevarlo hasta sus viviendas.

Por otro lado, se trabajará un plan de saneamiento de brucelosis y tuberculosis bovina; se abordará junto con el hospital de Laguna Blanca un plan de atención primaria de la salud y se ejecutará la iniciativa habilidades para la vida en las escuelas.

En forma simultanea, se capacitará a las comunidades para que puedan asociarse y darle un uso apropiado a los servicios de agua, y un técnico apoyará la producción de las huertas escolares para asegurar el abastecimiento de vegetales frescos al comedor.

“Ahora tenemos este pozo que nos va a ayudar a producir mejor y a cambiar nuestra calidad de vida”, se entusiasma Roa. 

El proyecto tiene lugar en el marco de un TCC (Cooperación Técnica entre Países) entre Argentina, Bolivia y Paraguay, en el Gran Chaco Sudamericano, impulsado por PANAFTOSA junto a las representaciones de la OPS/OMS en los tres países.

En Argentina cuenta con el apoyo del Municipio de Salud de la Nación, el Programa Municipios y Comunidades Saludables, el Gobierno de la Provincia de Formosa y la Municipalidad de Laguna Blanca.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio

Los ODM reflejan el compromiso mundial  asumido en el año 2000 por 189 jefes de Estado y de Gobierno, durante la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas, para reducir la pobreza y mejorar las condiciones de vida de la población más vulnerable.

Los representantes de los países identificaron que erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal, promover la igualdad entre los géneros, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna, combatir el VIH/sida, el paludismo y otras enfermedades, además de garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y fomentar una asociación mundial para el desarrollo eran los ocho objetivos a alcanzar para el año 2015.

En las Américas, una de las regiones más inequitativas del mundo, más de 189 millones de personas viven en situación de pobreza. Para contribuir a revertir esa situación, la Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), lanzó en el 2006 Rostros, Voces y Lugares, una iniciativa que busca llegar a las comunidades más postergadas para lograr con voluntad política, cooperación técnica, desarrollo local, participación y empoderamiento comunitario- las metas propuestas por los ODM.

Última actualización el Viernes 18 de Junio de 2010 11:28

Comunidades OPS

      

 

Marcelo T. de Alvear 684, 4to. piso, (C1058AAH) Buenos Aires, Argentina
Tel: +54 11-4319-4200 | Fax: +54 11-4319-4201
www.paho.org/arg | info@arg.ops-oms.org