Skip to content

Redes Facebook OPS/OMS Argentina Twitter OPS/OMS Argentina Twitter Dr. Pier Paolo Balladelli  |   Recursos  Publicaciones OPS/OMS Argentina Imágenes OPS/OMS Argentina Videos OPS/OMS Argentina Biblioteca Virtual en Salud de Argentina Campus Virtual de Salud Pública - Argentina


Consumir más frutas y verduras salvaría 1,7 millones de vidas al año

La ingesta de 400 gramos diarios podría contribuir a la prevención de enfermedades crónicas como las cardiovasculares y algunos cánceres, según un informe de la OMS y la FAO. En septiembre tendrá lugar por primera vez una reunión de alto nivel de la ONU para posicionar a las enfermedades no transmisibles en la agenda internacional. 

19 de julio de 2011 (OMS/OPS).- Las frutas y las verduras son componentes esenciales de una dieta saludable, y un consumo diario suficiente podría contribuir a la prevención de enfermedades importantes, como las cardiovasculares y algunos cánceres. En general, se calcula que cada año podrían salvarse 1,7 millones de vidas en el mundo si se aumentara lo suficiente el consumo de frutas y verduras.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas (FAO) publicado recientemente recomienda como objetivo poblacional la ingesta de un mínimo de 400 gramos diarios de frutas y verduras (excluidas las patatas y otros tubérculos feculentos) para prevenir enfermedades crónicas como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes o la obesidad, así como para prevenir y mitigar varias carencias de micronutrientes, sobre todo en los países menos desarrollados.

El consumo actual estimado de frutas y verduras es muy variable en todo el mundo, oscilando entre 100 gramos por día en los países menos desarrollados y aproximadamente 450 gramos diarios en Europa Occidental.

“El hecho de que las personas coman pocas frutas y verduras responde a múltiples factores, entre ellos, el alto costo de las mismas; su poca disponibilidad –en algunos lugares hay que viajar para conseguirlas-, la escasa diversidad en la oferta según la región, la falta de propaganda sobre sus propiedades protectoras y de ofertas por temporada, además de que se dañan más rápidamente, exigen lavarlas y consumirlas en un tiempo corto luego de ser adquiridas, y su ingesta no está incorporada culturalmente”, enumeró Marcia Moreira, epidemióloga de la OPS/OMS en Argentina.

Pier Paolo Balladelli, representante de la OPS/OMS en Argentina destacó que "se deberían introducir las frutas y verduras en la dieta de los niños desde el primer año de vida, asegurando su higiene con un buen lavado o a través de la cocción. Además, el funcionario de Naciones Unidas sugirió "apoyar el trabajo intersectorial y acuerdos entre productores y distribuidores; poner en marcha incentivos y medidas protectoras, además de campañas que promocionen las bondades de las frutas y verduras según la estación del año".

La ingesta variada de frutas y verduras garantiza un consumo suficiente de la mayoría de los micronutrientes, de fibra dietética y de una serie de sustancias no nutrientes esenciales. Además, el aumento de su consumo puede ayudar a desplazar los alimentos ricos en grasas saturadas, azúcares o sal.

Se calcula que la ingesta insuficiente de frutas y verduras causa en todo el mundo aproximadamente un 19 por ciento de los cánceres gastrointestinales, un 31 por ciento de las cardiopatías isquémicas y un 11 por ciento de los accidentes vasculares cerebrales.

Una revisión internacional de alto nivel sobre el consumo de frutas y verduras y el riesgo de cáncer coordinada por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) concluyó que el consumo de frutas y verduras puede reducir el riesgo de cáncer, y en particular de cánceres gastrointestinales. El CIIC calcula que la fracción prevenible de cánceres debidos a una ingesta insuficiente de frutas y verduras oscila en todo el mundo entre el 5 por ciento y el 12 por ciento, y entre el 20 por ciento y el 30 por ciento en el caso de los cánceres gastrointestinales.

La Estrategia Mundial de la OMS sobre régimen alimentario, actividad física y salud hace hincapié en el aumento del consumo de frutas y verduras como una de las recomendaciones a tener en cuenta al elaborar las políticas y directrices dietéticas nacionales tanto para la población como para los individuos.

Cumbre en Nueva York

El 19 y 20 de septiembre próximo, Nueva York será sede de la primera Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Enfermedades No Transmisibles (ENT), que reunirá no solo a jefes de Estado sino también a representantes de los congresos, de autoridades regulatorias, y de los sectores de la Economía, Medio Ambiente, Agricultura, Industria, Educación y Comunicación, entre otros.

Esta será la segunda conferencia global de la ONU sobre salud, la primera tuvo lugar en 1991, cuando los líderes mundiales se reunieron para poner en la agenda internacional el VIH/sida.

Cuatro factores de riesgo: consumo de tabaco, dieta poco saludable, inactividad física y consumo nocivo del alcohol contribuyen a más de 36 millones de muertes cada año. De éstas, 9 millones se producen antes de los 60 años. Otros muchos millones sufren las consecuencias de la elevada carga de estas enfermedades. Pero van más allá de la salud individual, planteando grandes retos económicos y de desarrollo, provocando daños en la productividad y conduciendo a la gente hacia la pobreza.

Se trata de una epidemia global que afecta a todos y en todos los lugares. Hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, ricos y pobres, todos están en riesgo. Pero es en los países de bajos y medios ingresos donde la gente se ve más afectada ya que la protección contra los riesgos y consecuencias de las ENT es menor allí.

“Se necesita de todos los sectores porque la mayoría de los riesgos que afectan a la epidemia de las ENT se encuentran fuera del sector de la salud”, señaló Marcia Moreira, epidemióloga de la OPS/OMS en Argentina.

La cumbre busca el compromiso internacional y el posicionamiento prioritario de las enfermedades crónicas en las agendas de desarrollo internacional. Para tener éxito el plan necesitará del compromiso de todos los sectores y de toda la sociedad al más alto nivel.

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.
Enlaces

Más información:

Reunión Plenaria de Naciones Unidas sobre Enfermedades No Transmisibles

Estrategia mundial sobre régimen alimentario, actividad física y salud

Informe sobre la salud en el mundo 2002
 

Última actualización el Miércoles 20 de Julio de 2011 05:05

 
Comunidades OPS

      

Marcelo T. de Alvear 684, 4to. piso, (C1058AAH) Buenos Aires, Argentina
Tel: +54 11-4319-4200 | Fax: +54 11-4319-4201
www.paho.org/arg | info@arg.ops-oms.org