Home Salud Familiar y Comunitaria Acceso universal VIH/SIDA VIH/sida: El progreso mundial de la respuesta a la infección no tiene paralelo

Redes Facebook OPS/OMS Argentina Twitter OPS/OMS Argentina Twitter Dr. Pier Paolo Balladelli  |   Recursos  Publicaciones OPS/OMS Argentina Imágenes OPS/OMS Argentina Videos OPS/OMS Argentina Biblioteca Virtual en Salud de Argentina Campus Virtual de Salud Pública - Argentina


VIH/sida: El progreso mundial de la respuesta a la infección no tiene paralelo

Las nuevas infecciones por VIH se redujeron un 15% en la última década y las muertes relacionadas con el sida cayeron un 22% en cinco años, según el último reporte global sobre la epidemia dado a conocer por la OMS, Unicef y ONUSIDA. Sin embargo, los logros alcanzados se ven amenazados por una disminución de recursos.  

Acceda aquí al informe completo.

Ginebra, 30 de noviembre de 2011 (OMS).- Los progresos mundiales realizados tanto en la prevención como en el tratamiento de la infección por el VIH recalcan los beneficios de mantener la inversión continua en la lucha contra el VIH/sida a largo plazo. El informe más reciente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), UNICEF y ONUSIDA, Reporte sobre la Respuesta Global al VIH/sida, indica que el aumento del acceso a servicios contra la infección por el VIH dio por resultado una reducción del 15% en las infecciones nuevas durante la década anterior, y una disminución del 22% en las muertes relacionadas con el sida en los cinco últimos años.

“El mundo se ha tardado diez años en lograr esta clase de impulso”, señaló Gottfried Hirnschall, director del departamento de VIH/sida de la OMS. “Tenemos ahora la posibilidad muy real de ganarle a la epidemia. Pero esto solo se podrá lograr si este impulso se mantiene y acelera en la siguiente década y más allá.”

Los adelantos científicos en torno a la infección por el VIH y las innovaciones programáticas logrados a lo largo del último año generan esperanzas para seguir progresando. En una época de crisis como la actual será esencial aplicar rápidamente los descubrimientos científicos y las nuevas tecnologías para mejorar la eficacia y la eficiencia de los programas contra la infección por el VIH en los países.

El informe pone de relieve lo que actualmente está dando buenos resultados:

• La mejora del acceso a los servicios de pruebas del VIH permitió que el 60% de las embarazadas en el África oriental y meridional recibieran pruebas y asesoramiento, lo que representa un aumento del 14% por comparación con 2005.
 
• Casi la mitad (48%) de las embarazadas que lo necesitaban recibieron medicamentos eficaces para prevenir la transmisión maternoinfantil del VIH en 2010. 

• El tratamiento con antirretrovíricos, que no solo mejora la salud y el bienestar de las personas infectadas sino que también interrumpe la transmisión ulterior del VIH, actualmente está al alcance de 6,65 millones de personas en los países de ingresos bajos y medianos, que representan un 47% de los 14,2 millones de personas que deberían recibirlo. 

Cuando las personas están más sanas, tienen una mayor capacidad para salir adelante en lo económico. Se reconoce en el informe que la inversión en los servicios contra la infección por el VIH podría reportar unas ganancias de hasta 34 mil millones de dólares en aumento de la actividad y la productividad, lo que aventajaría a los costos de los programas de tratamiento con antirretrovíricos.

“El año 2011 ha venido a transformar la situación. Gracias a los nuevos conocimientos científicos, un liderazgo político sin precedentes y los progresos constantes en la respuesta frente al sida, los países tienen la oportunidad de aprovechar este impulso y llevar la respuesta a un nivel superior”, manifestó  Paul De Lay, director ejecutivo adjunto del Programa de Naciones Unidas sobre VIH/sida (ONUSIDA). “Mediante la investigación juiciosa, los países pueden aumentar la eficiencia, reducir los costos y mejorar los resultados. Sin embargo, los logros obtenidos hasta la fecha se ven amenazados por la mengua de los recursos para la lucha contra el sida.”

El informe también señala lo que falta por hacer.

• En los países de ingresos bajos y medianos, más de la mitad de las personas que necesitan el tratamiento con antirretrovíricos sigue sin tener acceso a él. Muchas de esas personas ni siquiera saben que están infectadas con el VIH. 

• A pesar del cúmulo de pruebas que hay con respecto a lo que los países deben hacer en primer lugar para lograr un efecto real sobre la epidemia, algunos no están centrando sus programas en las personas que tienen el mayor riesgo y la mayor necesidad. Hay muchos casos de grupos —como las adolescentes, las personas que se inyectan drogas, los hombres que tienen relaciones homosexuales, las personas transgénero y los migrantes— que siguen sin tener acceso a los servicios de prevención y tratamiento de la infección por el VIH. 

En todo el mundo, la gran mayoría de las personas de 15 a 24 años de edad que están infectadas por el VIH (el 64%) son mujeres. La tasa es incluso mayor en el África subsahariana, donde las chicas y las mujeres jóvenes representan hasta el 71% de los jóvenes infectados por el VIH; y ello se debe en esencia a que las estrategias de prevención no llegan a ellas.

Los grupos de población fundamentales son marginados constantemente. En Europa oriental y Asia central, más del 60% de las personas infectadas por el VIH son personas que se inyectan drogas. Pero este último grupo apenas representa un 22% de los que reciben tratamiento con antirretrovíricos.

Aunque la existencia de mejores servicios para prevenir la transmisión maternoinfantil del VIH ha evitado unas 350 mil nuevas infecciones en los niños, hay unos 3,4 millones de niños infectados por el virus… y muchos de ellos no reciben el tratamiento específico. En los países de ingresos bajos y medianos, solo uno de cada cuatro niños que necesitan tratamiento contra la infección por el VIH lo recibieron en 2010, por comparación con uno de cada dos adultos.

“Aunque se ha avanzado en el tratamiento, la atención y el apoyo para los adultos, observamos que el progreso es más lento en el caso de los niños”, declaró Leila Pakkala, directora de la oficina de UNICEF en Ginebra. “La cobertura de las intervenciones contra la infección por el VIH en los niños sigue siendo alarmantemente baja. Tenemos que lograr que, mediante una actuación concertada y estrategias centradas en la equidad, los esfuerzos mundiales beneficien a niños y adultos por igual.”

La infección por el VIH en las regiones y los países

En 2010, la epidemia de infección por el VIH y las correspondientes respuestas en diferentes partes del mundo presentan tendencias, progresos y resultados muy variados.

En América Latina y el Caribe la epidemia se ha estabilizado; en América Latina hay 1,5 millones de personas infectadas por el VIH, y en el Caribe, 200 mil. En América Latina la infección por el VIH afecta predominantemente a los hombres que tienen relaciones homosexuales. Por el contrario, en el Caribe las mujeres forman el grupo más afectado y representan el 53% de las personas infectadas por el VIH. La cobertura del tratamiento con antirretrovíricos en la región es del 63% en los adultos y de un 39% en los niños. La cobertura de la prevención de la transmisión maternoinfantil eficaz es relativamente elevada, con un 74%.

El África subsahariana registró el mayor aumento anual del número de personas que tienen acceso al tratamiento con antirretrovíricos: un 30%. Tres países (Botswana, Namibia y Rwanda) han alcanzado la cobertura universal (80%) de los servicios de prevención, tratamiento y atención. La tasa regional de cobertura del tratamiento con antirretrovíricos se mantuvo en un 39% a fines de 2010. Aproximadamente un 50% de las embarazadas infectadas por el VIH reciben tratamiento para prevenir la transmisión maternoinfantil. Y un 21% de los niños que lo necesitan reciben el tratamiento. En la región se produjeron 1,9 millones de infecciones nuevas y hay en total 22,9 millones de personas infectadas por el VIH.
Se observan algunas desigualdades considerables en cuanto a los progresos realizados en diferentes partes de la región. Los países del África oriental y meridional han alcanzado tasas mucho más altas de cobertura del tratamiento con antirretrovíricos (56%) y la prevención de la transmisión materoinfantil (64%) que los del África occidental y central (30% y 18%, respectivamente).

La epidemia en Asia se ha estabilizado en general, pero en muchas comunidades se producen muchas infecciones nuevas. De los 4,8 millones de personas infectadas por el VIH en Asia, casi la mitad (49%) están en la India. La cobertura del tratamiento con antirretrovíricos está aumentando y un 39% de los adultos y niños que lo necesitan tienen acceso a él. La cobertura de los servicios de prevención de la transmisión maternoinfantil es relativamente baja: un 16%.

En Europa del este y Asia central se ha producido un aumento extraordinario de la infección por el VIH; en el decenio anterior las infecciones nuevas aumentaron un 250%. Más del 90% de estas infecciones se concentran en dos países: Rusia y Ucrania. Se observa en la región una cobertura elevada de los servicios de prevención de la transmisión maternoinfantil y del tratamiento pediátrico de la infección por el VIH (tasas del 78% y el 65%, respectivamente). Aun así, la cobertura del tratamiento con antirretrovíricos es muy baja, con solo un 23%, particularmente entre las personas más afectadas, que son las que se inyectan drogas.

En Oriente Medio y el norte de África se registró en 2010 el número más elevado de infecciones por el VIH jamás registrado en la región (59 mil), que representa un aumento del 36% con relación al año precedente. La cobertura de los servicios contra la infección por el VIH es muy baja en la región: tratamiento con antirretrovíricos, un 10%; tratamiento pediátrico, un 5%; y prevención de la transmisión maternoinfantil, un 4%.

Mantener la respuesta en los próximos 10 años

• Los países están logrando mejoras importantes de la eficiencia de los programas contra la infección por el VIH: en tan solo dos años, Sudáfrica redujo el costo de los medicamentos en más de un 50% gracias a la implantación de una nueva estrategia de licitaciones para la compra. Uganda se ahorró US$ 2 millones al cambiar a pautas medicamentosas pediátricas más sencillas. Dichas mejoras son promovidas por la iniciativa Tratamiento 2.0, emprendida por la OMS y el ONUSIDA en 2010 para promover un tratamiento e instrumentos de diagnóstico más sencillos, baratos y de fácil distribución, combinados con servicios descentralizados apoyados por las comunidades. 

• La iniciativa de eliminación emprendida por la OMS, el ONUSIDA y el UNICEF se propone eliminar las infecciones nuevas en los niños de aquí al año 2015 y mantener vivas a sus madres. 

• La OMS está preparando nuevas orientaciones sobre el uso estratégico de los medicamentos antirretrovíricos para la prevención y el tratamiento. 

• La Estrategia mundial del sector de la salud contra el VIH/sida para 2011-2015, avalada por la Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2011, pone de relieve la importancia de los esfuerzos sostenidos para optimizar el tratamiento de la infección por el VIH y la prevención combinada, es decir, el empleo de una variedad de métodos para reducir el riesgo de que las personas se infecten. 

El Report on the Global HIV/AIDS Response de 2011 presenta información completa sobre las características epidemiológicas y las tasas de progreso en el acceso a los servicios contra la infección por el VIH a escala mundial y también por regiones y países. Fue preparado conjuntamente por la OMS, el UNICEF y el ONUSIDA, en colaboración con asociados nacionales e internacionales.

El informe completo se puede obtener en: http://www.who.int/hiv/pub/progress_report2011/es/index.html.

Más información sobre el VIH/sida:
www.who.int/mediacentre/factsheets/fs360/es/index.html

Última actualización el Miércoles 30 de Noviembre de 2011 05:11
 

Marcelo T. de Alvear 684, 4to. piso, (C1058AAH) Buenos Aires, Argentina
Tel: +54 11-4319-4200 | Fax: +54 11-4319-4201
www.paho.org/arg | info@arg.ops-oms.org