Expertos analizan situación de rabia en Latinoamerica

Representantes de 20 países de las Américas participan del 24 al 26 de agosto del encuentro, con el fin de avanzar en la eliminación de la rabia y la leishmaniasis canina en la región.

Buenos Aires, 26 de julio de 2010 (OPS/OMS).- La Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) junto al Ministerio de Salud de Argentina, el Senasa y la Organización Mundial de Salud Animal (OIE), realizarán del 24 al 26 de agosto, la 13ª Reunión de Directores de Programas Nacionales de Rabia de Latinoamérica (REDIPRA 13), con el fin de avanzar en la eliminación de la rabia canina en la región, monitorear y analizar la marcha de los programas en los países, acordar estrategias de ajuste y darle visibilidad.

El encuentro, del que participarán representantes de los ministerios de Salud, responsables de los programas de zoonosis y de los servicios veterinarios, de OPS, Panaftosa y de centros colaboradores de la OMS, además de instituciones asociadas a la cooperación técnica en salud pública veterinaria y observadores, tendrá lugar en el Hotel Colón, ubicado en Carlos Pellegrini 507, en la ciudad de Buenos Aires.

Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela son los países que ya confirmaron su participación en la reunión.

La rabia es una enfermedad fatal pero prevenible mediante vacunación. En el mundo se producen 55 mil casos de rabia humana transmitida por el perro que es el principal transmisor y reservorio de la enfermedad. En las Américas la enfermedad se eliminó en la mayoría de los países o territorios pero aún se producen casos humanos porque no se consiguen las coberturas de vacunación mínimas necesarias para la eliminación de la enfermedad.

En 1983, auspiciado por la OPS/OMS, se lanzó un programa regional para eliminar la rabia humana transmitida por el perro que ayudó a reducir la incidencia de rabia humana y canina de manera drástica: en 2009 se registraron 16 casos de rabia humana de los cuales 10 fueron transmitidos por el perro (>97% de reducción de la incidencia de rabia humana).

Los avances se debieron fundamentalmente a programas masivos de vacunación de perros, ejecutados en los municipios con participación de todos los niveles de gobierno y de la sociedad.

Haití, República Dominicana y Bolivia están superando situaciones de baja cobertura de vacunación antirrábica en los perros y consecuentemente alta incidencia de rabia humana y animal.

Cubriendo ciertas brechas de financiamiento y articulando la cooperación entre países, casi todos los Estados de la región podrán cumplir la meta de eliminación de la rabia humana transmitida por el perro para 2012, instada por la Sesión 48ª del Consejo Directivo de la OPS/OMS. En este sentido los directores de rabia y los expertos, con el apoyo de la OPS/OMS, están preparando proyecciones de costos para que los países puedan preparar propuestas de financiamiento para el Fondo Fiduciario para la Eliminación de Enfermedades Desatendidas y otras Infecciones Relacionadas con la Pobreza y para otras fuentes de financiamiento.

Para completar la eliminación de la rabia canina y prevenir los casos de rabia silvestre es fundamental evitar los ciclos de recurrencia que se observaron por exceso de optimismo ante la reducción de la incidencia de la rabia en humanos.

Según Panaftosa, los países deberían implementar las recomendaciones de la OMS y del Código de la OIE en lo que se refiere a la protección eficaz de las personas expuestas; prevención de la propagación transfronteriza de la rabia canina, fortalecimiento de los mecanismos de vigilancia y notificación internacional y articulación de los mecanismos de alerta previstos en el Reglamento Sanitario Internacional y en el Código de Animales Terrestres de la OIE.

La Leishmaniasis Visceral Canina será otro de los temas a tratar en la reunión. Y es que en los últimos años se observó en algunos países un aumento preocupante en la incidencia, letalidad y dispersión geográfica de esta enfermedad y se observó un cambio en su epidemiología que se instaló en áreas urbanas y peri-urbanas con virulencia exacerbada.

El encuentro también es organizado por el Instituto de Zoonosis Luis Pasteur y la Asociación Argentina de Zoonosis.

Su incidencia en la Argentina

El ministerio de Salud de la Nación tiene como meta sanitaria eliminar la rabia humana transmitida por el perro.

En 2008, se registró en el país el último caso de rabia humana.

Las notificaciones de casos de rabia canina muestran una tendencia descendiente, 26 casos en 2008, 6 casos en 2009 y 1 caso en lo que va de 2010. Los mismos se registraron en las provincias de Jujuy (78,8 por ciento de los casos), Chaco y Formosa, además de casos accidentales relacionados con muerciélagos en Buenos Aires y Córdoba.

Para implementar la vigilancia, la Argentina cuenta con una Red Nacional de Laboratorios de Diagnóstico de Rabia, la cual está constituida por dos laboratorios de Referencia Nacional, un Laboratorio Coordinador y diez Laboratorios jurisdiccionales, distribuidos en nueve provincias.

Entre las estrategias de prevención, se priorizan campañas de vacunación antirrábica en caninos y felinos en áreas de mayor riesgo: Jujuy, Salta, Chaco, Formosa y Buenos Aires. También, en el marco de un convenio bilateral, se están realizando campañas de vacunación en localidades fronterizas con Bolivia. Las coberturas de vacunación se encuentran en un 75 por ciento, superando estos valores en las zonas de mayor riesgo.

Más información:

Redipra 13

Programa preliminar


 

Última actualización el Martes 24 de Agosto de 2010 10:02