Argentina impulsará estrategias para eliminar la lepra y la malaria

A un año de la creación del Instituto Nacional de Medicina Tropical (INMET) y en el marco de la reunión del Consejo Regional de Salud (CORESA) del Noreste Argentino -del que participaron representantes de la OPS/OMS en el país-, funcionarios nacionales y provinciales consensuaron estrategias para eliminar la lepra y la malaria.  

9 de febrero de 2011.- Funcionarios nacionales y provinciales consensuaron estrategias para eliminar la lepra y la malaria en Argentina, en el marco de la reunión del Consejo Regional de Salud (CORESA) del Noreste Argentino, que tuvo lugar en Puerto Iguazú, a un año de la creación del Instituto Nacional de Medicina Tropical (INMET). Otro de los objetivos planteados fue que el Chagas deje de ser un problema de salud pública en el país.

“Es muy importante poder decir aquí, en Puerto Iguazú, y en una fecha tan significativa, que el país está en condiciones de eliminar la lepra”, señaló el viceministro de Salud de la Nación, Gabriel Yedlin, al encabezar en esa ciudad misionera la reunión del CORESA.

Junto a los ministros de Salud de Misiones, Oscar Herrera, y Formosa, José Luis Décima, el funcionario nacional explicó que “gran parte de la incidencia de la lepra se ubica en esta región, así como también están presentes otras enfermedades tropicales que no se definen sólo por la cuestión climática, sino por el grado de desarrollo de sus comunidades, por eso no se trata de enfermedades olvidadas sino de personas olvidadas”.

Del encuentro, que tuvo lugar en un hotel céntrico de la ciudad fronteriza, participaron además el subsecretario de Relaciones Sanitarias e Investigación, Jaime Lazovski; el titular del INMET, Daniel Salomón; el director del Instituto Nacional de Parasitología “Dr. Mario Fatala Chabén”, Sergio Sosa Estani; los subsecretarios de Salud de las provincias de Chaco y Corrientes, Darío Gómez y Ricardo Cardoso, respectivamente; el representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) en Argentina, Pier Paolo Balladelli, investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), técnicos y miembros de equipos de salud provinciales. 

Yedlin indicó que “en Argentina hay alrededor de 300 enfermos de lepra diagnosticados por año y están condensados en la región del NEA, por eso es tan importante el trabajo coordinado junto con la OPS y los países vecinos para avanzar en el control de la enfermedad”.

“Estamos poniendo en agenda la posibilidad de eliminar la lepra para 2016, también la malaria o paludismo y de certificar más provincias en la eliminación del Chagas, de manera de que deje de ser un problema de salud pública”, afirmó el viceministro, quien indicó que “esto implicaría que estas patologías dejen de ser prioridades en el sentido de los tiempos, recursos humanos y presupuesto que el Estado les asigna, por supuesto manteniendo la vigilancia y control para que no reingresen, para pasar a destinarlo a otras problemáticas y líneas de acción”.

Por su parte, Herrera destacó el hecho de que Misiones “certificó la eliminación de la transmisión vectorial del Chagas” y agregó que “es un desafío reforzar el control de la lepra, especialmente en el norte de la provincia”.

Por su parte, el titular de la cartera sanitaria de Formosa dijo que “esta reunión nos permite llevar adelante las políticas enmarcadas en el Plan Federal de Salud en forma coordinada con las provincias vecinas y que comparten la problemática” y agregó que “se están realizando acciones de manera multidisciplinaria, de vigilancia y detección de nuevos casos, como así también con otros actores como Educación y Seguridad para concientizar sobre este tema”.

A su turno, el titular del INMET consideró que “este primer año ha sido muy productivo, nos permite contar con la legitimación de la comunidad sanitaria argentina y saber lo que tiene que hacer, las misiones y funciones del organismo, así como también se avanzó en la cuestión de infraestructura futura que tendrá el instituto y se han puesto en agenda las líneas de acción para comenzar a interactuar con las provincias y los países de la región”.

Finalmente, Balladelli consideró que “si bien en la Argentina, desde el punto de vista estadístico, la lepra estaría eliminada, las realidades provinciales son distintas y hay territorios rezagados”, por lo que opinó que “es muy importante esta iniciativa y el encuentro aquí en Iguazú para poner en agenda este problema e impulsar la búsqueda activa de casos y la provisión de una atención equitativa y de calidad”. En ese sentido, celebró la decisión del Ministerio de Salud de poner en primera plana la lucha contra las enfermedades desatendidas.

Última actualización el Lunes 13 de Febrero de 2012 04:53