La OMS se une al llamamiento para volver a centrarse en la planificación familiar

Miércoles 11 de Julio de 2012 07:07

Con motivo de la inauguración de la Cumbre de Londres sobre Planificación Familiar, la OMS se comprometió a acelerar la evaluación de anticonceptivos de buena calidad nuevos y ya conocidos con la finalidad de que más mujeres de los países en desarrollo puedan obtener y utilizar una variedad más amplia de productos de esta clase que sean seguros y eficaces.  

11 de Julio de 2012 | Londres/Ginebra.- La Organización Mundial de la Salud (OMS) se comprometió a acelerar su evaluación de los anticonceptivos de calidad ya existentes o nuevos, a fin de aumentar el número de mujeres de los países de ingresos bajos y medios que puedan adquirir y utilizar una gama más amplia de productos anticonceptivos eficaces y seguros, en el marco de la Cumbre de Planificación Familiar de Londres.

Asimismo, la OMS se comprometió a prestar apoyo a los países para que integren los servicios de planificación familiar en la atención sanitaria básica y a examinar de forma sistemática las causas de que todavía haya tantas mujeres que no pueden acceder a la anticoncepción cuando la necesitan.

"El acceso a la anticoncepción moderna es un derecho fundamental de todas las mujeres", señaló la directora general de la OMS, Margaret Chan, que preside en la Cumbre un grupo que debate sobre la ampliación del acceso y de las alternativas. "Este derecho se acompaña de una necesidad de respetar la dignidad de la mujer, proporcionándole una serie de opciones de planificación familiar y libertad de elección."

El objetivo de la Cumbre de Londres es movilizar los compromisos mundiales políticos, financieros y de prestación de servicios para garantizar que 120 millones más de mujeres y niñas de los países más pobres dispongan en 2020 de información, servicios y productos anticonceptivos sin coacciones ni discriminaciones.

Para ayudar a los países a concretizar los compromisos asumidos en la Cumbre, la OMS identificó una serie de medidas de política para que los Estados puedan capitalizar esta nueva oportunidad, a saber:

Se calcula que en los países en desarrollo hay 222 millones de mujeres y niñas que no quieren quedarse embarazadas pero carecen de acceso a los anticonceptivos y a la información y servicios conexos. La necesidad se agudiza cuando las tasas de mortalidad materna son elevadas. En muchos países más del 30% de las mujeres que quieren utilizar la anticoncepción no pueden conseguirla. La OMS calcula que las muertes maternas se podrían reducir en una tercera parte si todas las mujeres que desean evitar embarazos futuros tuvieran acceso a una anticoncepción eficaz. La imposibilidad de acceder al asesoramiento y a los servicios de planificación es particularmente frecuente entre las mujeres no casadas, jóvenes, pobres, migrantes y rurales.

Las notas sobre políticas presentadas hoy por la OMS se centran en las estrategias más prometedoras para mejorar la planificación familiar y fortalecer los servicios de salud sexual y reproductiva en los países en desarrollo, y se basan en las recomendaciones hechas por un grupo multidisciplinario de expertos convocados por la OMS para identificar la forma óptima de ampliar el acceso a la anticoncepción.

Más información, clic aquí.