Comunidad Internacional de Mujeres Viviendo con VIH apuesta a compromiso de empresas contra la discriminación

Martes 13 de Noviembre de 2012 09:02

Mujeres Viviendo con VIHFue uno de los principales mensajes durante su cena de gala de anual. Asistieron artistas, ejecutivos, deportistas y especialistas. Del evento participó el representante de la OPS en Argentina, Pier Paolo Baladelli.

Buenos Aires, 13 de noviembre de 2012 (OPS/OMS).- La Comunidad Internacional de Mujeres Viviendo con VIH/Sida, ICW Global, realizó en Buenos Aires la quinta edición de su gala anual, a la que acudieron artistas, dirigentes, políticos, funcionarios de Naciones Unidas y especialistas, con el fin de exhibir su apoyo a la entidad. También asistieron ejecutivos de empresas que mantienen una alianza con la organización para mejorar la calidad de las personas que viven con el virus.

De hecho, ICW impulsa la iniciativa “Responsabilidad Social Empresaria – Mundo del Trabajo y VIH Sida” para que las compañías puedan ayudar a generar ambientes de trabajo no discriminatorios donde se respeten y dignifiquen a las personas. Este fue uno de los principales mensajes de la cena de gala, de la que participó el representante de la OPS en Argentina, Pier Paolo Baladelli, en ejercicio interino del cargo de coordinador residente del Sistema de las Naciones Unidas en el país.

“El mayor desafío actual es que la mitad de los que tienen la infección no son conscientes de estar infectados. Todos deben poder conocer su diagnóstico para iniciar en forma precoz el tratamiento”, consideró Balladelli durante la cena. “Actualmente, América Latina representa, entre el grupo de países de ingreso medio o bajo, la región con mayor cobertura de tratamiento, estimada en 2011 en un 70 por ciento de las personas que lo necesitan”, subrayó.

Además, destacó que hoy se puede eliminar el riesgo de transmisión del virus de la madre al hijo y llamó además a terminar con la estigmatización de las personas que viven con VIH, en momentos en que la mujer ha logrado avanzar en el empoderamiento de sus derechos en la sociedad.

La propuesta de Responsabilidad Social Empresaria de ICW, presidida por Patricia Pérez, se encuentra a tono con el Pacto Global de Naciones Unidas, que invita a las firmas a poner en marcha buenas prácticas para una sociedad mejor. También está en sintonía con el repertorio de recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). La entidad entrega además diplomas a compañías “amigables” que cumplen con sus recomendaciones.

Bajo el lema “Vos + 1: Suma”, que busca que cada persona intente compartir lo aprendido con al menos una más, la cena de gala también comprendió la presentación de la primera parte de una subasta de arte a beneficio de la organización. Se trata de una selección con piezas donadas por más de 20 artistas, entre ellos, la reconocida Marta Minujín.

La segunda parte de la subasta está programada para el próximo 11 de diciembre en la sede de la Embajada de Francia en Buenos Aires, junto al embajador, Jean Pierre Asvazadourian.