Skip to content

Promueven los sistemas nacionales de sangre para mejorar la calidad y el acceso

Imprimir Correo electrónico
Washington, D.C., Estados Unidos - 05 de marzo de 2003

Washington, 28 de febrero de 2003 (OPS) û La sangre muchas veces se relaciona con el dolor y la muerte. Sin embargo, es un signo de vida para miles de pacientes que necesitan de transfusiones de sangre segura para realizar un tratamiento o curarse de una enfermedad. Por eso, este suministro sigue siendo (Haz click en la foto para resolución más alta) Dr. José Ramiro Cruz, asesor regional en Laboratorio y Servicios de Sangre de la OPS, durante la I Conferencia sobre Sangre Segura en Washington, D.C.

Un tema central de las Américas: aunque aumentó considerablemente el número de unidades recolectadas y se realizan mejores tamizajes, hacen falta más pruebas de calidad y lograr el acceso universal a sangre segura. Estos fueron algunos de los ejes que se desarrollaron esta semana en la Organización Panamericana de la Salud (OPS), durante la I Conferencia sobre Sangre Segura que reunió a 150 expertos en Washington, D.C.

Según explicó el Dr. José Ramiro Cruz, asesor regional en Laboratorio y Servicios de Sangre de la OPS, este encuentro permitió reunir a distintos sectores y generar consenso y compromiso, con el fin de promover y apoyar la creación de sistemas nacionales de sangre en todos los países. "Estuvieron presentes autoridades superiores, funcionarios, los viceministros de Salud de Ecuador y de Guatemala. Creo que hubo una comprensión completa de los factores que determinan la necesidad de sangre. Y la importancia de un plan nacional de sangre para organizar su uso, que es amplio: en emergencias, para disminuir la mortalidad materna y para el tratamiento del cáncer, entre otros".

¿Cuánta sangre necesita un país? Según una propuesta de la Organización Mundial de la Salud y de la Federación Internacional de Cruces Rojas y Medias Lunas Rojas, para que un país tenga suficiente sangre para cubrir sus necesidades, debe colectar un número de unidades equivalente al 5% de su población. En las Américas, sólo Cuba llega a este porcentaje. Estados Unidos y Curazao tienen un número de unidades equivalente al 4% de sus poblaciones y la mayoría de los países alcanzan, apenas, al 1,5%.

Uno de los puntos destacados de la conferencia fue el reconocimiento de los avances en la Región y el esfuerzo de los países. Las actividades realizadas como parte de la iniciativa para la seguridad de la sangre, apoyadas por la OPS, han trabajado para mejorar la cobertura y la calidad del tamizaje realizado por los bancos de sangre. En ambos aspectos ha habido avances. De las casi 25 millones de unidades de sangre recolectadas en la región durante 2001, sólo alrededor de 60.000 no fueron tamizadas para hepatitis C, y alrededor de 6.000 no fueron analizadas para VIH/Sida y hepatitis B. Sin embargo, casi un millón de unidades no fueron tamizadas para anticuerpos contra el T cruzi, causante del Mal de Chagas.

Los factores que determinan esta situación están asociados con la decisión de los países de no tamizar para hepatitis C, como es el caso del Caribe inglés, o con la escasez de donantes, que genera la urgencia de transfundir sangre recién recolectada. Por eso, algunas de las deudas pendientes son: promover la donación voluntaria de sangre, que es el determinante individual más importante de la seguridad de la sangre para transfusión (todos los participantes en la conferencia se manifestaron en contra de la donación paga); aumentar y mejorar el tamizaje, y reconocer al banco de sangre como un servicio terapéutico de emergencia y no como un reservorio de productos sanguíneos. También la necesidad de mayores compromisos y consensos, para que la sangre segura no sea sólo el logro de países en forma aislada.

"Y uno de los mejores caminos para mejorar los sistemas de sangre segura es compartir experiencia, como ocurrió en estos días. Creo que se avanzó mucho para lograr criterios compartidos en lo que es seguridad, calidad, acceso y usos de la sangre" opinó la Dra. Neelam Dhingra, coordinadora de Seguridad de Transfusiones de Sangre en el área de Sangre Segura y Tecnología Clínica de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien participó del encuentro.

La seguridad de los productos de la sangre utilizados para transfusiones y su uso apropiado es una preocupación mundial. La aparición del sida en los años ochenta y el hallazgo de que el VIH, el virus que lo provoca, puede ser transmitido a través de las transfusiones, contribuyó a aumentar la preocupación sobre los riesgos asociados a las transfusiones no seguras. Hoy, también es claro que otros agentes infecciosos como la hepatitis B y C y el T Cruzi también pueden ser transmitidos por esta vía. Por eso, además de los tamizajes convencionales, también se está trabajando en mejorar las pruebas, para hacerlas más específicas y testear mejor la sangre de los donantes.

La sangre está formada por glóbulos rojos, que en un banco de sangre pueden durar 42 días; plaquetas, que tienen sólo 4 días de vida útil y plasma, que, congelado, dura años. Una persona sana puede ser un donador voluntario. Las mujeres pueden donar sangre cada 4 meses y los hombres, cada 3. La sangre tiene muchos usos: desde los glóbulos rojos que se utilizan para transfusiones hasta el plasma a partir del cual se produce, entre otros, inmunoglobulina, útil para el tratamiento de la hemofilia.

La OPS fue establecida oficialmente en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Trabaja con los países de las Américas para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes. Funciona como la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud.

Para mayor información, bûroll y fotografías por favor comunicarse con Paula Andaló, tel (202) 974û3699, fax (202) 974û3143, Oficina de Información Pública, eûmail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla .




Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org