Organización Panamericana de la Salud. Bolivia

Skip to content



Destacados

Las noticias más recientes

La OPS promueve estrategias para enfrentar huracanes y tormentas tropicales

Washington, Estados Unidos - 04 de julio de 2003
Washington, D.C., 3 de julio de 2003 (OPS)ûûLa temporada de huracanes y tormentas tropicales se extiende cada año desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre en el Caribe, Centroamérica, y la costa este y del Golfo de México, en los Estados Unidos. Con la filosofía de que es posible mitigar, y hasta prevenir, la acción devastadora de estos desastres naturales, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) desarrolló herramientas que ayudan a los gobiernos a fortalecer su capacidad de reacción.

“Si bien no se puede predecir su movimiento con más de dos o tres días de anticipación, ni en dónde y con qué magnitud va a golpear, los huracanes causan siempre el mismo tipo de daño. Por eso, nosotros trabajamos aprendiendo de eventos anteriores para saber cómo se puede mitigar el próximo desastre”, explicó Jean Luc Poncelet, jefe de la Unidad de Preparativos para Situaciones de Emergencias y Socorro en casos de Desastre de la OPS.

Este programa es reconocido mundialmente por su concepción integral de la reducción del riesgo, ya que trabaja en los países afectados con todos los sectores de la sociedad para tratar problemas de coyuntura inmediatos ûrestablecimiento de servicios sanitarios y de atención primaria de saludû y consecuencias de mediano y largo plazo.

Es que estos desastres que llegan con nombres de personas ûBill, Hugo, Lyli, Mitchû tienen una duración mucho mayor al tiempo que permanecen en las portadas de los periódicos. Por eso, además de las medidas inmediatas, los programas de ayuda más exitosos refuerzan sus operaciones en aquellos momentos cuando decae el interés internacional y las necesidades se vuelven más urgentes.

“Para organizar la ayuda humanitaria durante una situación de desastre, creamos SUMA, una herramienta para coordinación local en el manejo de suministros humanitarios. Cada país la utiliza, desde el momento en que la oferta ha sido hecha por los donantes, hasta que llegan al área de desastre y se almacenan y distribuyen”, agregó Poncelet.

Además, la OPS también trabaja para reducir la vulnerabilidad frente al desastre natural, distribuyendo material informativo tanto a profesionales como al público en general para que sepan cómo actuar en caso de desastre y para que los mismos países fortalezcan su capacidad de enfrentar una tormenta devastadora o un huracán.

Se puede decir que siempre hay un experto de la OPS cerca de un huracán. En el Caribe, una de las zonas más afectadas por estos eventos naturales, hay un equipo de 20 personas que se activa cada año y que, apenas existe el alerta u ocurre un desastre, viaja al lugar, se pone en contacto con el Ministerio de Salud y evalúa impacto y necesidades. “Trabajamos con 33 islas y países del Caribe, en donde hay una alta conciencia de la importancia de prepararse para mitigar la acción del huracán ya que viven estas experiencias anualmente”, explicó Dana Van Alphen, asesora regional de la Unidad.

“También organizamos unos 40 cursos al año en el Caribe inglés que abarcan temas centrales como manejo del estrés, gestión de víctimas, coordinación de recursos humanos y financieros. Queremos demostrar que no hace falta una gran inversión para organizarse. De hecho, a nivel mundial, han logrado una buena respuesta frente a los huracanes países como Cuba y Mozambique, que no cuentan con muchos recursos”, completó Van Alphen.

Uno de los temas a los que está abocado el equipo de la OPS en estos días es a sensibilizar a los gobiernos sobre la importancia de reforzar la arquitectura de hospitales para resistir una tormenta perfecta. “La prevención en construcciones, es decir que incluyan criterios de resistencia para desastres, es esencial. Hay islas pequeñas que sólo tienen un hospital y no pueden perderlo”, enfatizó Poncelet.

No sólo en los hospitales sino también en las casas la prevención en la construcción puede ser clave. A veces, explicó Poncelet, la diferencia entre una construcción más resistente a un huracán y otra que no lo es pasa simplemente por el largo de los clavos utilizados. “Hay que promover la idea de que es posible y que no es costoso. Sólo hay que tomar la decisión y promover la revisión de códigos de construcción. Así, se mitigarían muchísimo los daños”, aseguró.

La OPS fue establecida oficialmente en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Trabaja con los países de las Américas para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes. Funciona como la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud.




 

Campus virtual de salud pública

Campañas OPS

Campañas OPS

Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org