Skip to content

La salud de las poblaciones fronterizas es una prioridad para la OPS

Washington D.C., Estados Unidos - 09 de septiembre de 2003
La Organización Panamericana de la Salud (OPS) desarrolla programas especiales para las poblaciones de frontera, con el fin de crear espacios saludables, solidarios y cooperativos en zonas muchas veces olvidadas por las agendas sociales de los países.

"Las poblaciones de frontera han sido históricamente las más postergadas", aseguró la Dra. Mirta Roses Periago, directora de la OPS.

En las fronteras se identifican cada vez más corredores de desarrollo económico, sin embargo estas ciudades siguen siendo áreas relegadas, a veces muy pobres, y esto se delata en cuestiones sanitarias: poseen menos infraestructura básica que otras ciudades y dificultad de acceso a los servicios.

Además, presentan, en algunos casos, mayores tasas de enfermedades como hepatitis A, tuberculosis o diabetes, que los promedios nacionales.

La tarea es realmente amplia. "Antes, la frontera estaba estigmatizada, era la puerta de entrada de enfermedades, el único punto vulnerable para transportar un riesgo sanitario. Ahora, sabemos que los virus entran por los aeropuertos", reflexionó Roses.

Por eso, para mejorar la salud de las ciudades de frontera, la OPS realiza tareas con múltiples ejes:

  1. Disminuir el estigma a través de un trabajo conjunto
  2. Articular programas de promoción de salud
  3. Fomentar el desarrollo de redes de servicios
  4. Lograr una vigilancia epidemiológica unificada y la continuidad de tratamientos en ciudades hermanas, especialmente en enfermedades transmisibles como tuberculosis o sida.

"Estas ciudades conforman un tercer espacio, tienen una identidad propia, independiente de los espacios nacionales. A pesar de que, en muchos casos, existen enormes diferencias culturales e idiomáticas, hay una identidad de frontera que se debe respetar y a la vez aprovechar para crear espacios saludables y planes conjuntos binacionales o trinacionales", completó.

Está comprobado, además, que los flujos de personas, de bienes, no son unilaterales. "En la frontera entre México y Estados Unidos, siempre se piensa que el flujo es surûnorte, pero no es así, en todas las fronteras hay movimiento de personas y de bienes en todos los sentidos", dijo la funcionaria.

Para los pobladores de frontera, los criterios de soberanía son especiales. Como afirmó Roses, ellos desdibujan la frontera, desarrollan la solidaridad, comparten recursos y hasta tejen lazos de parentesco.

Una estrategia es acompañar estos procesos naturales desarrollando sistemas de integración. "La vida cotidiana de los habitantes es más difícil cuando hay barreras rígidas. La OPS está trabajando para lograr que estas ciudades de frontera se transformen en espacios solidarios", dijo Roses.

"Hay que armonizar códigos sanitarios, tratamientos médicos, compartir redes de servicio. Es muy difícil tener rígidos esquemas territoriales cuando está comprobado, por ejemplo, que muchas veces los tratamientos son más accesibles en el país vecino", explicó.

Además, es central el trabajo de las ciudades hermanas en medio ambiente, cuidado del agua y ordenamiento ambiental ûtratamiento de residuos sólidos, basura, entre otrosû con el fin de prevenir la transmisión del dengue y proteger los recursos naturales, como los ríos, que muchas veces son límites de país. "Un ejemplo muy bueno es el trabajo de saneamiento realizado en el canal de Zarumillas, en la frontera entre Perú y Ecuador, que aportó a la paz entre ambos países", contó Roses.

Otro ejemplo del trabajo conjunto de la OPS fue el realizado durante la primera Semana de Vacunación en las Américas. En junio pasado, los profesionales de salud participaron en jornadas de inmunización en 10 puntos de fronteras, en más de 20 ciudades.

La OPS también está desarrollando nuevas estrategias de cooperación ûy alianzas públicas y privadasû para desarrollar capacidades regionales y fomentar espacios saludables en el Trifinio, en la frontera entre Guatemala, Honduras y El Salvador. También en los límites entre Guatemala, Belice y México; entre Costa Rica y Nicaragua; y en las ciudades fronterizas de Argentina, Brasil y Paraguay.

Desde 1942, con la creación de la Oficina de Campo en El Paso, Texas, la OPS viene realizando un trabajo constante por mejorar las condiciones sanitarias de 10 estados fronterizos entre Estados Unidos y México.

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.




Campus Virtual de Salud Publica Expertise Locator Health in the Américas 2007

Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org