Skip to content

Listo para su entrada en vigor tratado sobre biodiversidad

Imprimir Correo electrónico
Roma, Italia - 31 de marzo de 2004
Con la ratificación de once países europeos, Egipto y la Comunidad Europea como organización miembro de la FAO comienza la cuenta atrás para la entrada en vigor del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Agricultura y la Alimentación.

Se supera así la cifra de 40 ratificaciones necesarias para la entrada en vigor del acuerdo, prevista para el 29 de junio próximo. Cuarenta y ocho países, desarrollados y en desarrollo han ratificado hasta el momento.

"La entrada en vigor de este acuerdo internacional vinculante será crucial para permitir una agricultura sostenible", dijo Jacques Diouf, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

"Este tratado supone una importante contribución al objetivo marcado en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de reducir a la mitad el número de personas hambrientas para el año 2015", añadió Diouf.

El tratado garantiza que los recursos fitogenéticos para la agricultura y la alimentación, vitales para la supervivencia humana, se conserven y se usen de manera sostenible, y que los beneficios derivados de su uso se distribuyan de manera justa y equitativa.

"Años de negociaciones intergubernamentales bajo los auspicios de la Comisión de Recursos Genéticos para la Agricultura y la Alimentación de la FAO, han conseguido finalmente su objetivo", manifestó José Esquinas-Alcázar, Secretario de la Comisión.

"El tratado proporciona un marco legal internacional que será un factor fundamental para garantizar la seguridad alimentaria ahora y en el futuro. El desafío de ahora en adelante es asegurar que el tratado sea operativo en todos los países lo antes posible", añadió Esquinas-Alcázar.

Tributo al pasado y garantía de presente y futuro

La mayoría de los agricultores pobres en el mundo dependen del uso de la biodiversidad genética para su supervivencia.

La experiencia y el conocimiento obtenido a través de muchas generaciones ha hecho posible el desarrollo y la conservación de miles de variedades agrícolas que de otro modo se habrían perdido para siempre.

El tratado reconoce y protege este legado, que es la base del reconocimiento de los Derechos de los Agricultores, uno de los elementos más innovadores del Tratado.

Erosión genética

A pesar de la dedicación de muchos agricultores, se ha producido una dramática reducción de la biodiversidad. Desde los orígenes de la agricultura se han usado unas 10 000 especies para la producción de alimentos y forrajes. Hoy apenas 150 cultivos alimentan a la mayoría de la población mundial y sólo 12 cultivos proporcionan el 80% de la energía que consumimos, siendo el trigo, el arroz, el maíz y la patata responsables del 60% de ese total.

Algunos de los países más pobres desde un punto de vista económico están entre los más ricos en términos de diversidad genética.

Recursos genéticos y acceso a los alimentos

El acceso a una mayor variedad de alimentos disponibles en los mercados, fruto de una mayor diversidad genética, mejorará la vida y la dieta de los consumidores tanto en las zonas urbanas como rurales.

El tratado pondrá en marcha, por primera vez en la historia, un sistema multilateral de acceso facilitado y de reparto de beneficios para los cultivos y plantas forrajeras más importantes para la seguridad alimentaria mundial.

La comunidad científica, los centros internacionales de estudio de los cultivos y los mejoradores del sector público y privado también se beneficiarán del acceso al acervo de la biodiversidad genética.

El sistema multilateral garantizará un reparto justo de los beneficios derivados del uso de los recursos genéticos, en particular para los agricultores de los países en desarrollo que durante siglos han contribuido a conservar lo que se ha denominado como la "despensa de la humanidad".

El sistema también pone las bases para un reparto obligatorio de los beneficios obtenidos de la utilización de dichos recursos genéticos, incluidos los beneficios obtenidos de la comercialización por el sector privado de nuevas variedades de cultivos.




Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org