Conectate

Inicio

La Organización Mundial de la Salud lanza una nueva iniciativa para afrontar las necesidades sanitarias que plantea el rápido envejecimiento de la pob

Imprimir Correo electrónico
Ginebra, Suiza - 06 de septiembre de 2004
En 2025, más de 1000 millones de personas tendrán más de 60 años, y es probable que con el envejecimiento de la población aumente la carga de enfermedades crónicas. Con el fin de afrontar las repercusiones del envejecimiento en la salud pública, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha presentado hoy un conjunto de principios generales destinados a servir de directrices para los centros de atención primaria de salud (APS) comunitarios en relación con las necesidades de la personas mayores.

Los principios, que se dieron a conocer durante la Séptima Conferencia Mundial sobre el Envejecimiento organizada por la Federación Internacional sobre el Envejecimiento y celebrada en Singapur, se basan en investigaciones cualitativas realizadas en cinco países, tanto desarrollados como en desarrollo, y abordan tres esferas fundamentales en las que se necesita más liderazgo y capacitación y mejor información para que los centros de APS puedan atender a las necesidades de las personas de edad. Esas tres esferas son:

  • Información, educación, comunicación y capacitación para los proveedores de APS
  • Sistemas de manejo de la APS
  • Entorno físico de los centros de APS.

Actualmente en el mundo hay alrededor de 600 millones de personas de 60 años o más; se prevé que la cifra se habrá duplicado hacia el año 2025, y llegará a casi 2000 millones hacia el año 2050, en su mayoría en los países en desarrollo. El envejecimiento de la población suele ir acompañado de un aumento de la carga de enfermedades no transmisibles crónicas, como enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedad de Alzheimer y otras afecciones de salud mental relacionadas con el envejecimiento, cáncer, neumopatía obstructiva crónica y problemas del aparato locomotor. Como consecuencia se ejercerá más presión sobre los sistemas de salud de todo el mundo.

La detección precoz, la intervención adecuada, el tratamiento y el seguimiento de enfermedades crónicas se dan principalmente en el plano de la APS. Las personas de edad ya representan una parte importante de los pacientes de los centros de APS, y se prevé que ese porcentaje crecerá con el envejecimiento de la población y el aumento de las tasas de enfermedades crónicas. Los centros de APS gozan de una situación ideal para proporcionar los contactos periódicos y profundos y los cuidados continuos que las personas de edad necesitan a escala comunitaria.

«La OMS ha reconocido el papel decisivo que desempeñan los centros de APS en la salud de las personas de edad en todo el mundo y la necesidad de que esos centros se adapten y sean accesibles a la población de edad», ha declarado la Dra. Catherine Le Galès-Camus, Subdirectora General para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental. «Apoyar a las personas de edad para que continúen gozando de buena salud, y garantizarles una buena calidad de vida en sus últimos años es uno de los desafíos más importantes que aporta el sector de la salud en todos los países.»

Las oportunidades de controlar o tratar las enfermedades no transmisibles crónicas relacionadas con la edad que los sistemas de salud han desaprovechado provocarán un aumento de la incidencia, la prevalencia de esas enfermedades y las complicaciones asociadas a ellas, y tal vez mermen los recursos de otros sectores prioritarios tales como la salud infantil y materna. «Un centro de salud propicio a las personas de edad no sólo favorece a éstas sino que beneficia a todos los pacientes, en línea con el lema de las Naciones Unidas para crear ‘Una sociedad para todas las edades‘», ha afirmado el Dr. Alexandre Kalache, coordinador de las actividades de la OMS relacionadas con el envejecimiento.

En primer lugar, los principios relativos a las personas mayores, serán una herramienta para sensibilizar a las personas mayores y a sus dispensadores de atención de salud. Un segundo paso consistirá en el ensayo de una carpeta con información y material de capacitación para apoyar la aplicación de los principios. Se espera que el proyecto culmine con el establecimiento de unas normas mínimas para determinar la adecuación de los centros de APS a las personas mayores. El proyecto sobre los principios relativos a las personas mayores se inició en 2001 con el apoyo del Gobierno de Australia y, más recientemente, del Instituto Merck para el Envejecimiento y la Salud.




 

Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org