Organización Panamericana de la Salud. Bolivia

Skip to content



Destacados

Las noticias más recientes

Defunciones maternas: detener la epidemia oculta
Ginebra, Suiza - 29 de septiembre de 2004
La OMS y sus asociados intervienen para reducir la mortalidad materna, que asciende a medio millón de mujeres por año

Cada minuto de cada día en algún país en desarrollo al menos una mujer fallece al dar a luz; esto representa más de medio millón de mujeres al año. La OMS y la alianza para una maternidad sin riesgo y la salud del recién nacido están intensificando su apoyo a países de todo el mundo para velar por que ninguna mujer muera al dar a luz.

Las necesidades son de muy diversa índole: desde la capacitación de parteras para que puedan ayudar a las mujeres a dar a luz de forma segura, hasta algo tan básico como es el registro de las causas de defunción de las mujeres. La OMS estima que hay una subnotificación de hasta un 50% de las defunciones maternas, bien sea porque las defunciones no se clasifican correctamente o, con mayor frecuencia, porque no se cuantifican en absoluto. En 62 países no existe ningún tipo de datos sobre la mortalidad materna.

«Si las defunciones de mujeres ni siquiera se cuentan, parece que no cuentan. Estamos ante una epidemia invisible», declaró hoy en Nairobi Joy Phumaphi, Subdirectora General de la OMS para Salud de la Familia y la Comunidad, con ocasión de una reunión de ministros de salud, especialistas en salud materna, parlamentarios africanos, dirigentes de organizaciones no gubernamentales y organismos donantes.

«El embarazo es un estado normal, de afirmación de la vida. Las mujeres no deberían fallecer al dar a luz. Esas muertes se pueden evitar, incluso en los países más pobres. Pero se necesitan esfuerzos, colaboración y conocimientos locales para velar por que la vida de las mujeres esté a salvo.»

Si bien las causas principales de las defunciones maternas son hemorragias, infecciones, trastornos hipertensivos, partos obstruidos y abortos peligrosos, la razón fundamental por la cual la crisis continúa es que no hay atención disponible, o que ésta es inaccesible o de calidad deficiente. Los efectos se amplifican de manera trágica, ya que cada año aproximadamente un millón de niños quedan huérfanos de madre. Es 10 veces más probable que mueran durante su infancia esos niños que aquellos cuyas madres no han fallecido.

La mortalidad materna muestra una división tajante entre los países ricos y pobres. En algunas regiones en desarrollo, una mujer tiene una probabilidad de 1 sobre 16 de fallecer durante el embarazo o al dar a luz, frente a un riesgo de 1 sobre 2800 en las regiones desarrolladas. El África subsahariana y el Asia meridional central en particular acusan tasas elevadas de defunción materna. El riesgo de fallecer durante el embarazo en los países más pobres del mundo es 100 veces más elevado que en los países más ricos.

«Países de todo el mundo se han comprometido a alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, entre ellos el de reducir para 2015 la mortalidad materna en tres cuartas partes. Una labor clave de la comunidad mundial de la salud estriba en colmar la brecha existente entre las zonas ricas y pobres en lo referente a los servicios dispensados a las mujeres», dijo Joy Phumaphi.

«Todos los gobiernos tienen la obligación de encabezar la lucha contra la mortalidad materna y neonatal», afirma la Primera Dama de Kenya, Lucy Kibaki, quien presidió la reunión de Nairobi. Elogió la solidaridad que mostraron los parlamentarios africanos presentes en la sesión de apertura y añadió, «sólo si aunamos nuestros esfuerzos podremos alcanzar nuestros objetivos comunes».

Como parte de su apoyo, la OMS empieza hoy un programa mundial de capacitación destinado a personal sanitario. Además, pone a disposición un nuevo manual para planificadores y proveedores de salud, titulado, Beyond the numbers - Reviewing maternal deaths and complications to make pregnancy safer. Este manual analiza la cuestión de las causas por las cuales las mujeres mueren de complicaciones relacionadas con el parto y describe cómo prevenir estas últimas mediante métodos eficaces y asequibles que pueden aplicarse incluso en las zonas más pobres.

Beyond the numbers es el nuevo enfoque que adoptarán las oficinas regionales y de países de la OMS y sus asociados procedentes de más de 20 organismos regionales e internacionales, entre ellos el FNUAP, el UNICEF y el Banco Mundial. El programa abarca la capacitación de planificadores y proveedores de salud de países y regiones de alto riesgo en el empleo de los cinco métodos siguientes de recopilación de información útil para la adopción de medidas: autopsias verbales, para obtener de la comunidad datos sobre las defunciones, investigaciones en los centros de salud, averiguaciones confidenciales, revisión de casos muy graves que se han salvado y auditorías clínicas.

La aplicación de esta iniciativa es urgente, pero exige más recursos. Se necesitan 10 millones de dólares para capacitar a responsables de la toma de decisiones, planificadores nacionales de salud y proveedores de servicios médicos. La capacitación se impartirá en 20 países de alta prioridad. Los fondos también se emplearán para medir los progresos.

«Cada reunión de este tipo nos recuerda intensamente la pérdida de personas a las que hemos cuidado y amado. Ha llegado el momento de que todos convirtamos los conocimientos técnicos en acción para salvar las vidas de las mujeres que dan vida», declara el Dr. Luc de Bernis, uno de los autores de Beyond the numbers, de la OMS.


Manual: Beyond the numbers - en inglés HTM
Salud de la madre y el recién nacido - en inglés HTM

 

Campus virtual de salud pública

Campañas OPS

Campañas OPS

Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org