Skip to content

Salud: un puente para la unidad de la sociedad boliviana

Imprimir Correo electrónico
Washington, Estados Unidos - 14 de octubre de 2004
"La probabilidad de muerte de los hijos de una mujer boliviana que no habla castellano es 3 veces superior a los de una mujer que habla ese idioma", resumió el Dr. José Antonio Pagés, Representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Bolivia.

Rescatando los datos más urgentes de la "Bolivia profunda", la de la pobreza y la inequidad, Pagés ofreció un panorama de la situación social y sanitaria de ese país ante expertos reunidos en la sede de la OPS.

"En Bolivia, se debe pasar de ser un país de pobres a un país de actores productivos", dijo Pagés. Y destacó que es esencial trabajar para superar la situación de extrema pobreza en la que está sumergido gran parte del país, condición para que puedan mejorar otros indicadores.

En un contexto de cambio, dijo que este es un momento clave para la OPS, "que tiene una gran oportunidad para desarrollar nuevas acciones de salud pública y para incorporar fuertemente a la salud en las agendas políticas de los próximos años. También para trabajar con la Asamblea Constituyente que elaborará la nueva constitución".

"La salud -resumió- debe ser un puente para la unidad de la sociedad boliviana". Agregó que debe basarse en tres ejes: el trabajo con los postergados pueblos indígenas, la participación ciudadana en salud y el desarrollo de las economías locales a través de las comunidades productivas y saludables.

"Como ustedes saben, Bolivia es uno de nuestros países prioritarios", dijo la Dra. Mirta Roses Periago, directora de la OPS, al comienzo de la presentación. "La información sobre nuestro trabajo de cooperación en los países sirve para identificar aún mejor el rol que debe desempeñar la OPS dentro del panorama sanitario nacional".

Pagés explicó que la situación de Bolivia es compleja, en el marco de los pueblos indígenas excluidos y desplazados, su particular enclave geográfico, la reivindicación histórica por sus recursos naturales y el panorama de inestabilidad social que comenzó en octubre del año pasado y que derivó en un cambio de gobierno.

"La OPS debe considerar a la migración en sus propuestas de salud", remarcó Pagés, ya que hay migraciones muy diversas, movimientos internos del altiplano hacia los valles y llanos, los debidos a las cosechas agrícolas, las migraciones familiares, los que son mayormente masculinos. Y un fenómeno especial es el de los asentamientos urbanos que están creciendo en forma desordenada.

Algunos de los datos presentados fueron:

  • El ingreso per cápita del 10% más rico de la población supera en 20 veces al ingreso del 40% más pobre.

  • Para 2007, el 57,5% de la población vivirá en la extrema pobreza.

  • 8,3 millones de habitantes (56%) se identifican como aymara o quechua.

  • El 60% de la población es menor de 25 años.

  • 27% de los niños sufre de desnutrición crónica (en el 8% de los casos es severa)

  • 51% de los niños sufre de algún grado de anemia.

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.




Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org