Skip to content

No más promesas incumplidas en la educación de las niñas

Imprimir Correo electrónico
Brasilia, Brasil - 08 de noviembre de 2004
Nueva estrategia para acelerar la educación en todos los países donde el progreso se retrasa

Al reconocer que el VIH/SIDA, los conflictos armados y la intensificación de la pobreza han afectado los avances en la matriculación escolar de las niñas en numerosos países, Carol Bellamy, Directora Ejecutiva del UNICEF, hizo un llamado a los países para que cumplan las promesas que han hecho de garantizar que las niñas y los niños reciban las mismas oportunidades educativas. Bellamy bosquejó una estrategia para lograr un "rápido avance" en esos países.

"La experiencia nos muestra que el modelo usual de planificación e inversión no resolverá el problema", dijo Bellamy, al hacer uso de la palabra en esta ciudad durante la reunión de alto nivel sobre Educación para Todos que convoca anualmente la UNESCO. "No debemos permitir que la promesa de la educación para todos se convierta en otra promesa incumplida", afirmó. "Hemos presentado un plan para lograr un adelanto radical en aquellos países donde los empeños no dan resultados, y donde debemos implantarlos tan rápidamente como sea posible".

El UNICEF dijo que eliminar la disparidad de género en la educación primaria y secundaria para el año 2005 es una medida esencial para lograr una educación para todos los niños y niñas y será la primera prueba para los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en los que convinieron todos los Estados Parte de las Naciones Unidas en 2000. En todo el mundo, a 121 millones de niños de edad escolar primaria se les niega actualmente el acceso a la enseñanza. Más de la mitad de ellos son niñas.

"Todos los niños tienen derecho a la enseñanza y a beneficiarse de todas las oportunidades que ofrece la educación", dijo Bellamy. "A los menores de edad no se les debe seguirse negando la educación simplemente porque sean niñas, o vivan en comunidades rurales, o procedan de familias pobres o pertenezcan a grupos de población minoritarios".

Bellamy agregó que invertir en la educación y ayudar a promoverla no ha bastado para sostener los logros obtenidos durante la década de 1990 en Asia meridional y en África subsahariana. Y nuevos obstáculos -tales como el VIH/SIDA, los conflictos civiles y los desastres naturales, así como la intensificación de la pobreza- han surgido para socavar esos logros y poner el objetivo de la paridad de géneros en 2005 fuera del alcance de algunos de los países que han logrado adelantos.

Bellamy bosquejó un programa específico de acción de cinco puntos:

  • Enviar suministros y servicios a los países donde los niveles de matriculación han permanecido estancados durante décadas.

  • Instar a los gobiernos a abolir las tarifas y otros costos de la enseñanza allí donde la intensificación de la pobreza se combine con un aumento de la población de niños huérfanos o vulnerables debido al VIH/SIDA.

  • Establecer criterios para las experiencias de calidad y la enseñanza de calidad como parte integrante de los nuevos sistemas docentes, de manera que no tengamos que seguir reparando escuelas sin agua o sin baños, escuelas que no ofrecen los recursos necesarios para maestros y educandos, o escuelas incapaces de crear un ambiente acogedor para una enseñanza valiosa.

  • Tanto en los países abocados a una crisis como en aquellos donde actualmente haya un estado de emergencia o que se encuentren en transición del estado de emergencia al desarrollo, prevenir e intentar evitar una situación de crisis, así como dedicarse a la tarea de hacerle frente a las emergencias y a las secuelas de los conflictos armados.

  • Identificar a los países que parecen mostrar adelantos, pero en los cuales los promedios nacionales enmascaran la grave discriminación de varios grupos, y por ello dan pie a la complacencia en forma de una mayor discriminación por razones de género en la sociedad. Estos países necesitan más desde el punto de vista de la educación de calidad y de la plena participación de las niñas y las mujeres.

El UNICEF se concentra estratégicamente en ejercer presiones para lograr la admisión de niñas en la escuela, porque cuando las barreras que enfrentan las niñas se reducen, matricularse y comenzar en la escuela resulta más fácil para todos los niños.

Educar a las niñas es la mejor manera de garantizar que tengan una vida más sana y más plena y que los países se desarrollen. Abordar problemas tales como la mortalidad infantil y materna, el VIH/SIDA y la trata y la explotación de menores de edad es el instrumento más eficaz para atajarlos.

Bellamy participó en la reunión internacional a la que asistieron ministros de educación, funcionarios de cooperación internacional, jefes de organismos para el desarrollo y representantes de la sociedad civil.

Desde 2002, el UNICEF ha puesto el logro de la paridad de género en la educación primaria y secundaria a la cabeza de su lista de prioridades. En 25 países, el organismo ha llevado a cabo una intensa campaña de aceleración para conseguir nuevos recursos, cimentar un amplio consenso nacional respecto a la necesidad de lograr que todas las niñas vayan a la escuela y ayudar a mejorar las escuelas mismas para hacerlas más acogedoras tanto para niñas como para varones. Esos países representan el 64% de los niños que se encuentran fuera de la escuela.

El UNICEF es el organismo que coordina la Iniciativa de las Naciones Unidas a favor de la Educación de las Niñas, iniciada por el Secretario General de las Naciones Unidas Kofi Annan en abril de 2000. El objetivo de la Iniciativa es acortar las diferencias en la enseñanza para 2005 y garantizar que para 2015 todos los niños podrán terminar la escuela primaria y que los varones y las niñas tendrán el mismo acceso a todos los niveles de la educación. Entre los colaboradores de la Iniciativa se encuentran el sistema de las Naciones Unidas, gobiernos, países donantes, organizaciones no gubernamentales, el sector privado y comunidades y familias.




Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org