Skip to content

La FAO y Brasil cooperan en la promoción de la alimentación escolar y la seguridad alimentaria.

Roma, Italia - 17 de octubre de 2005
Brasil y la FAO trabajarán juntos en programas de nutrición escolar en países pobres, según el acuerdo firmado hoy en Roma. A través de esta iniciativa, Brasil desea que otros países se beneficien de la experiencia adquirida en su propio Programa Nacional de Alimentación Escolar y en el Programa Hambre Cero, promovido por el presidente Luis Inacio Lula da Silva.

"Este importante acontecimiento marca el inicio de una nueva era de colaboración en el Gobierno de Brasil y la FAO para apoyar a otros países en el campo de la nutrición, en especial para los escolares", aseguró el Subdirector General de la FAO, Henri Carsalade.

El primer país que se beneficiará de la experiencia brasileña en alimentación escolar será Haití, mientras que tres países africanos: Angola, Cabo Verde y Mozambique cooperarán con Brasil y la FAO en programas de seguridad alimentaria. Otros países podrán unirse luego a esta iniciativa. Brasil enviará expertos en nutrición y seguridad alimentaria a estas naciones para asesorarles, junto con los servicios técnicos de la FAO, en el desarrollo de programas nacionales de alimentación escolar y seguridad alimentaria.

En Brasil, el Programa Nacional de Alimentación Escolar da de comer a 37 millones de niños y adolescentes en edad escolar menores de 14 años de edad, que representan cerca del 20 por ciento de la población del país.

Brasil invierte unos 500 millones de dólares EE.UU. anuales en alimentar a sus escolares. "El programa brasileño Hambre Cero es conocido por su eficacia y puede ser muy ventajoso para otros países", explicó Carsalade.

Una buena alimentación, fundamental para el aprendizaje

Es bien sabido que la educación es esencial para el desarrollo de un país, y para que sea eficaz requiere que los estudiantes reciban una alimentación adecuada.

Los programas de alimentación escolar constituyen una herramienta de gran importancia, ya que permiten a centenares de millones de niños pobres en todo el mundo asistir a la escuela, tanto en los países en desarrollo como en los países desarrollados. Estos programas son beneficiosos para la salud de los niños, incrementan la asistencia y la permanencia escolar y mejoran el aprendizaje.

"Una de las ventajas de los programas de alimentación escolar y los comedores escolares es que, además de potenciar la educación, tienen efectos positivos directos e indirectos sobre otros objetivos del desarrollo, como la reducción del hambre y la pobreza, la igualdad de géneros, la prevención y la cura del HIV/SIDA, y producen mejoras en la salud", afirmó Carsalade.

El acuerdo de hoy fue firmado por el Ministro brasileño de Educación, Fernando Haddad, el Embajador de Brasil en la FAO, Flavio Miragaia Perri y el Subdirector General de la FAO Henri Carsalade, además de diversos ministros y embajadores de los países beneficiarios.




Campus Virtual de Salud Publica Expertise Locator Health in the Américas 2007

Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org