Skip to content

OPS: "Es hora de darle un fuerte impulso a los laboratorios"

Imprimir Correo electrónico
Washington DC, Estados Unidos - 03 de enero de 2006
Fortalecer la capacidad de las redes de laboratorios de salud pública en América Latina y el Caribe es una acción fundamental en el quehacer colectivo de la comunidad sanitaria de las Américas para el diagnóstico, la vigilancia, la prevención y el control de las enfermedades prevalentes, y para responder a los nuevos desafíos epidemiológicos en el hemisferio, tales como la temida gripe aviar e influenza pandémica.

Este es, en síntesis, el mandato de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para el área de laboratorios y en él está trabajando arduamente la OPS en sincronía con los ministerios de salud e instituciones nacionales de salud pública de sus países miembros, así como profesionales y expertos adscritos a entidades públicas y privadas. A través del área de Tecnología y Prestación de Servicios de Salud (THS), estos esfuerzos son coordinados, entre otros, por el Dr. Jorge Bermúdez y el Dr. Jean-Marc Gabastou, de la Unidad de Medicamentos Esenciales, Vacunas y Tecnologías (THS/EV), en estrecha colaboración con las unidades de Enfermedades Transmisibles, Salud Pública Veterinaria, Inmunizaciones, HIV/AIDS, el Área de Salud Ambiental y Desarrollo Sostenible y el área de Preparativos para Desastres, de la OPS.

Descentralización de la Cooperación

A partir de la experiencia generada en el ámbito regional y desde los países, la OPS se halla comprometida en el desarrollo de modelos de acción basados en el trabajo de las oficinas de país para apoyar a las naciones en la implementación o el fortalecimiento de los servicios esenciales. En este contexto y para responder con más efectividad a las necesidades de los países, el Programa Regional de Laboratorios fue transferido el 1o de agosto del 2005 a las oficinas de la Representación de la OPS en Quito, Ecuador.

La directora de la OPS, Dra. Mirta Roses Periago, ha otorgado desde que se inició su gestión un marcado interés a todas las iniciativas que los expertos de la OPS están liderando en materia de laboratorios. Informes, directivas y comunicaciones diversas como la que a continuación se detalla, ponen reiteradamente de manifiesto la importancia y el seguimiento explícito que Roses ha impreso a todas estas acciones.

"La publicación del Manual sobre Sistema de Garantía de la Calidad, Conceptos Generales para Laboratorios de Salud Pública en 2002, basado en la norma ISO 9001, dio inicio a la implementación del sistema de calidad en las instituciones de referencia en salud pública en la Región y permitió asesorar el proceso de reestructuración de las redes de laboratorios en Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, República Dominicana, Panamá, Paraguay y Uruguay", afirmó Roses en el 2003. "La organización de dos talleres regionales sobre Aspectos Gerenciales de Laboratorio y de Sistema de Gestión de Calidad, con la participación de directivos de los laboratorios de referencia en salud pública, consolidó la viabilidad del proceso".

La referencia a la normativa ISO 9001 no es circunstancial, sino que responde a los logros de estandarización y eficiencia ya realizados por la OPS y los estados miembros que la conforman. La vigilancia de la salud individual y colectiva, el desarrollo de un número creciente de técnicas de laboratorio y la mejora permanente de los métodos diagnósticos, requieren la adopción de eficaces herramientas de gestión para su óptima implementación en los sistemas y laboratorios de salud. Por estas razones, entre otras, el concepto universal de calidad y el estudio de sus procesos se han extendido de la industria de la manufactura a las ciencias médicas. Sumado a esto, el buen servicio y la satisfacción de los usuarios son objetivos primordiales para los hospitales y laboratorios, que tratan de establecer un sistema de gestión de la calidad que se adapte tanto a las necesidades operativas y fiduciarias de su organización, como a los requisitos prácticos de los usuarios: pacientes, médicos, epidemiólogos y autoridades sanitarias, para contribuir al bienestar de la comunidad.

Calidad Informativa y Decisiones

"Los laboratorios juegan un papel fundamental. De la calidad de los servicios de laboratorio dependerá la calidad de la información para la toma oportuna de decisiones", afirmó Gabastou, asesor en Servicios de Laboratorios de Salud Pública de la OPS para la Región. "Pero el hecho que sea un servicio transversal opaca su visibilidad y muchas veces se acude al laboratorio como segundo o último recurso, cuando en realidad el laboratorio debería figurar en la primera línea de la acción para el control o la prevención contra la enfermedad". En países desarrollados el 70% de los diagnósticos médicos emitidos se basan en los resultados del laboratorio.

La mayoría de las enfermedades infecciosas como el VIH/sida, la malaria o la tuberculosis, o no transmisibles como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares, que afectan mucho a los pueblos de las Américas, pasan necesariamente en una o en múltiples etapas de su desarrollo por una intervención de laboratorio tanto a nivel de diagnóstico como de monitoreo del tratamiento. La confirmación oportuna y la caracterización de los primeros casos (serotipos circulantes, patrones de resistencia a los antimicrobianos, expresión de factores de virulencia) por el laboratorio ante situaciones de emergencias, desastres naturales o deliberados, y potenciales pandemias (por mutación a humanos de la gripe aviar, por ejemplo), son etapas esenciales en la cadena de investigación epidemiológica y en la contención de los agentes de alto riesgo para la salud. En el marco de la atención del paciente en el ámbito hospitalario, se suma la intervención de los servicios de laboratorio en la prevención y control de las enfermedades nosocomiales.

Nuevo Marco Programático

Por la carencia de un requerido énfasis, aunado a una escasa infraestructura latinoamericana de laboratorios (necesitada de una rigurosa reinvención para hacer que cumpla con máxima efectividad su designado papel protagónico en salud pública), la OPS ha orientado su cooperación técnica con un nuevo marco programático que está ya indicando un antes y un después en los laboratorios de la región.

"Los laboratorios pueden ser percibidos en algunos lugares, casi exclusivamente como entidades costosas", -dijo Gabastou-. "Pero en realidad, este no es sino un aspecto puramente de percepción. El gasto del laboratorio no pasa del 5% del total empleado en salud. En la práctica, la institucionalización de laboratorios adecuadamente equipados y con personal altamente capacitado no ha de ser vista con el prisma peyorativo del importe que ello demanda. Ha de sentirse como una inversión a futuro con enormes retribuciones en la mejora integral y equitativa de la salud pública para todos al constituirse, efectivamente, en la primera barrera contra la enfermedad con diagnósticos tempranos y confiables y para la caracterización de los brotes, lo que permite la toma de decisiones o la prescripción de acertadas indicaciones terapéuticas –uso racional de los medicamentos- o las necesarias medidas preventivas".

El nuevo mandato de la OPS apunta por tanto a la constitución e implementación de una inteligente red regional de laboratorios de referencia en salud pública que, recordó Gabastou, encuentra precedente inmediato en Panamá, gracias a una aportación semilla de varios millones de dólares del Banco Mundial para la constitución de un moderno laboratorio centroamericano para el VIH/sida.

Iniciativas exitosas como estas animan los esfuerzos de THS/EV y de todos los responsables en impulsar el mandato para laboratorios establecido por la dirección de la OPS. Pero aún teniendo referentes claros, el camino para la constitución de una nueva realidad en laboratorios para América Latina y el Caribe está labrado de no pocas dificultades y desafíos. Entre otras circunstancias, la cobertura de los servicios de laboratorios es limitada, afectando la accesibilidad a los mismos por las comunidades más vulnerables. A esto se suma la débil integración entre los servicios de laboratorio y de epidemiología. Lo anterior -dijo el asesor- hace que la información generada por los laboratorios sea en muchos casos incompleta y no llegue en el tiempo requerido, limitando así la capacidad de decisión de las autoridades de salud pública para intervenir con máxima eficacia.

Para responder a estos desafíos, tanto a nivel regional como local, la futura red regional con carácter universal cubrirá las áreas de salud humana, veterinaria, ambiental y las de control de alimentos. Esta infraestructura con gestión de calidad se caracterizará por su capacidad normativa, de capacitación, de educación continua y de transferencia tecnológica, investigación e intervención, evaluación y auditoria.

Emprendimiento Panamericano

La iniciativa del fortalecimiento integral del sector del laboratorio es un esfuerzo panamericano multi-sectorial y multidisciplinario, que está atendiendo ya todos los aspectos fundamentales de su ámbito, desde la formación técnico-gerencial de profesionales y de los directivos encargados de estas instalaciones, las buenas prácticas de laboratorio, el aseguramiento de la calidad, el desarrollo de programas de evaluación externa del desempeño, hasta la provisión y mantenimiento adecuado de infraestructura necesaria, prioritariamente la que atañe a su consolidación tecnológica.

El objetivo a largo plazo de la red regional consiste en transferir gradualmente la tecnología para fortalecer la capacidad nacional y dar más autonomía a los países en la resolución concertada de los problemas.

En agosto y octubre del año 2005 se realizaron sucesivamente en Brasil, y luego en Guatemala, dos eventos regionales en materia de laboratorios. El primero sobre Fortalecimiento de la Capacidad y Bioseguridad en los Laboratorios de Salud Pública, y el segundo, con un curso de formación de tutores regionales para la Implementación del Sistema de Gestión de Calidad en los Laboratorios, donde participaron activamente directores de institutos nacionales, asociaciones profesionales y responsables de bancos de sangre. Todos los participantes en el segundo evento replicarán los conocimientos en cada uno de los países del istmo centroamericano. Los nuevos tutores regionales facilitarán asimismo la implementación del sistema de gestión de la calidad en todas las instituciones de los países, lo cual permitirá mejorar los servicios de laboratorio y optimizar los escasos recursos disponibles. El sistema de calidad incluirá la estandarización de los procesos y procedimientos tanto técnicos como administrativos, la implementación de programas de evaluación externa del desempeño y la adopción de normativas en bioseguridad. Estas medidas también están encaminadas a desarrollar programas de mantenimiento preventivo y correctivo de equipos de laboratorio.

Estas iniciativas, acompañadas con tres nuevas publicaciones de referencia relacionadas con Calidad, Bioseguridad y Mantenimiento, y sus correspondientes réplicas en los países de la Región, consolidarán la viabilidad del proyecto de implementación de la red regional de laboratorios de referencia en salud pública.

Oportunidad y Confiabilidad

Para Gabastou, es evidente que mediante la presente estrategia panamericana de fortalecimiento, los laboratorios en la Región podrán llegar a ejercer su papel en los sistemas de salud. Expertos de la OPS han destacado que una de las principales responsabilidades de una red de laboratorios de salud pública reside en su capacidad de establecer un diagnóstico precoz y de calidad de las enfermedades trazadoras de alta mortalidad a nivel local y la correspondiente notificación al departamento de epidemiología para el diseño de intervenciones.

"Es por ello que la OPS, a través de su unidad THS/EV, está determinada a la implementación de una iniciativa que está reorientando a nivel regional las redes nacionales de laboratorio hacia un mayor entendimiento y cumplimiento de su papel protagónico en la vigilancia de la salud", concluyó Gabastou.

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.


Página web sobre Laboratorios, OPS HTM

Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org