Skip to content

OMS lanza en su oficina regional para las Américas (OPS) su Guía para el Tratamiento de la Malaria

Washington DC, Estados Unidos - 19 de enero de 2006
La Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó esta semana en su sede regional para las Américas (OPS) un documento de análisis estratégico y de recomendación para encauzar adecuadamente la lucha global contra la malaria en base a las últimas evidencias y éxitos de tratamiento a nivel internacional.

La OMS y la comunidad médica han resuelto que las terapias de combinación basadas en derivativos de la planta china artemisinina están consideradas como las mejores para el tratamiento de la malaria. Pero la institución sanitaria mundial advirtió que los tratamientos únicamente con artemisinina (monoterapia) aceleran la aparición de resistencia. De acuerdo a la OMS, cuando se utiliza correctamente en combinación con otros antipalúdicos en los tratamientos combinados con artemisinina (TCA), la eficacia curativa de la artemisinina se acerca al 95%, y es muy poco probable que el parásito se vuelva resistente. Los TCA son actualmente los tratamientos más eficaces para el paludismo.

Pedido a las farmacéuticas

"Es fundamental que las artemisininas se utilicen correctamente. Pedimos a las empresas farmacéuticas que dejen inmediatamente de comercializar comprimidos que sólo contienen artemisininas y que en su lugar comercialicen únicamente tratamientos combinados basados en la artemisinina. Las nuevas directrices terapéuticas proporcionan a los países una orientación clara y basada en pruebas científicas sobre las mejores opciones para el tratamiento del paludismo", dijo el Dr. LEE Jong-wook, Director General de la OMS.

La publicación Guías para el Tratamiento de la Malaria provee en sus más de 200 páginas recomendaciones clave basadas en la más reciente y consensuada evidencia médico-científica y farmacológica al objeto de asistir a oficiales y especialistas de la salud pública, profesionales de la salud y funcionarios de los ministerios de Salud en la formulación a nivel país y en ámbitos regionales de políticas y protocolos para el tratamiento de la malaria y, específicamente, para grupos concretos de pacientes como menores, mujeres embarazadas, personas que viven con VIH/sida y viajeros de zonas no endémicas a otras que sí lo son.

Según las nuevas directrices terapéuticas de la OMS, el paludismo por Plasmodium falciparum sin complicaciones debe tratarse con TCA, y no solamente con artemisinina o cualquier otro fármaco aislado.

La malaria es una importante causa de muerte y enfermedad en niños y adultos, particularmente en países tropicales. Su mortalidad se estima en más de 1 millón de personas anualmente.

Desarrollo de resistencia

Expertos recordaron en la sede de la OPS en Washington, D.C. esta semana que una de las razones por las cuales los índices de mortalidad por malaria han subido ligeramente en los últimos años se debe a la resistencia ganada por los parásitos causantes de la enfermedad a las terapias y combinaciones farmacológicas existentes. Sin embargo, una nueva línea de terapias combinadas ha estado ofreciendo paralelamente también en los últimos años una inusitada eficacia en el tratamiento de la enfermedad, constituyendo esta una de las razones de peso por las que la OMS lanza ahora estas guías al tratamiento en la lucha contra la malaria.

En el lanzamiento mundial del documento en la OPS estuvieron presentes muchos ejecutivos de multinacionales y laboratorios farmacéuticos de Estados Unidos y Europa especialmente, que con su presencia reiteraban su compromiso e interés hacia el desarrollo de las nuevas recomendaciones y postulados de la OMS como principal entidad de la salud pública mundial.

También acudieron a la presentación oficial un amplio abanico de representantes de los sectores académicos, científicos y de organismos de acción y ayuda al desarrollo internacional en el área de la implementación de estrategias de salud pública.

El acto del lanzamiento de Guías para el Tratamiento de la Malaria de la OMS estuvo auspiciado por el director adjunto de la OPS, Dr. Joxel García, y presidido por el Dr. Arata Kochi por parte de la OMS.

El Dr. Kochi tiene una amplia experiencia en el campo de las políticas de la salud pública respecto a otras dos grandes enfermedades como son la tuberculosis y el VIH/sida, siendo ahora el nuevo director del Programa Global de Malaria, de la Organización Mundial de la Salud.

Malaria en América Latina y el Caribe: En breve con... Keith Carter (Experto en Malaria de la OPS)

Más información.

Apuntes informativos

  • La transmisión de la malaria ocurre en 9 países colindantes con la selva amazónica (Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana Francesa, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela. También acontece en 8 países de América Central (Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, y también México). La malaria también se padece en Haití y en República Dominicana.
  • Casos en menor cuantía se han registrado igualmente en Argentina y Paraguay.
  • El número de casos reportados en las Américas se ha mantenido bastante estable desde 1990, con una pequeña disminución en años recientes en México y en algunos países Centroamericanos.
  • En Colombia y Guatemala, el 64% y el 53% de los casos respectivamente se dieron en hombres.
  • Contribución mundial de las Américas al total de malaria: 3%

(Fuente: Reporte Mundial de la Malaria 2005)

El Dr. Kochi estuvo acompañado en Washington por miembros clave de su equipo de trabajo, así como por otros técnicos que la OMS comisionó específicamente para el desarrollo de este compendio de avanzada respecto a las estrategias y recomendaciones más recientes contra la malaria en las Américas y en todas las regiones del mundo donde la enfermedad está presente, desafiando con ello la vulnerabilidad de cientos de miles de personas y el acierto o fracaso de legisladores y autoridades de la salud pública en el diseño y puesta en vigor de efectivas actuaciones contra la malaria en sus respectivas regiones y países.

Metas clave

Los objetivos generales de la OMS/OPS para el tratamiento de las enfermedades infecciosas como la malaria -una enfermedad transmitida por los parásitos que inoculan en el ser humano una especie concreta de mosquitos hembra- son curar a los enfermos, prevenir la resistencia a los fármacos disponibles y reducir los índices de transmisión.

La OMS también ha anunciado otras medidas contra la circulación y el uso de antipalúdicos falsificados, fortaleciendo para ello su colaboración con organismos de salud nacional e internacional y de reglamentación.

Se calcula que hasta un 25% de los medicamentos que se consumen en los países en desarrollo son falsificados o de calidad inferior a la norma. En algunos lugares de África y Asia este porcentaje supera el 50%, según un informe de la OMS sobre medicamentos falsificados.

Para el caso específico de la malaria, la OMS confía en que su más reciente informe o guía se utilice y sirva para asesorar a todas las partes implicadas en la formulación de protocolos debidamente actualizados así como en las prácticas uniformadas de monitoreo respecto a la eficacia de las nuevas terapias existentes que se están aplicando gracias a los nuevos descubrimientos en drogas anti-malaria.

Enlaces de interés:





Campus Virtual de Salud Publica Expertise Locator Health in the Américas 2007

Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org