Skip to content

Por la salud, una denuncia mundial contra medicinas falsificadas

Washington DC., Estados Unidos - 16 de febrero de 2006
La Organización Mundial de la Salud está realizando un llamado internacional para coordinar la lucha global contra una creciente epidemia que afecta a todo el planeta: la falsificación y contrabando de medicinas.

Especialistas de todo el mundo se reúnen esta semana en Roma entre hoy día 16 y hasta el 18 para formular una estrategia global que logre fortalecer la cooperación internacional contra la producción y puesta en el mercado de drogas falsas, falsificadas y de contrabando.

Para la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y otras agencias e instituciones mundiales de salud pública, gobiernos y la industria farmacéutica internacional, este es un preocupante fenómeno, creciente y epidémico, que demanda el concurso de todas las naciones para combatirlo eficazmente. En la Región de las Américas, el problema de los medicamentos falsificados es un asunto de extraordinaria gravedad contra el que gobiernos e instituciones están trabajando arduamente.

La OPS ha sido en las Américas la institución que ha venido coordinando los más serios y consolidados esfuerzos para revertir el impacto y la existencia del fenómeno de las medicinas falsificadas entre sus países miembros. Ya existen acuerdos de colaboración, por ejemplo, entre la industria y las autoridades de gobierno en países como Colombia, Argentina, Brasil, Paraguay y Venezuela. Algunos parlamentos nacionales están siendo orientados para que las legislaciones nacionales eleven la falsificación y contrabando de medicamentos a la categoría de ofensa criminal, estableciendo paralelamente también un sustancial incremento de penas y multas.

"La gente no se muere por llevar un bolso o una camiseta falsificada. Se pueden morir por tomar una medicina falsificada", dijo Howard Zucker, director general asistente de Tecnologías de Salud y Farmacéuticos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), máxima entidad organizadora de la conferencia internacional de esta semana en Roma.

Sin beneficio terapéutico

La OMS recuerda que el problema de las medicinas falsificadas hace parte de un fenómeno mucho mayor. Para el organismo, estas medicinas son etiquetadas erróneamente en forma deliberada y fraudulenta respecto a su identidad y origen. "La mayoría de estos productos no tienen beneficio terapéutico, y son capaces de causar resistencia a los fármacos y muerte".

En un informe sobre medicinas falsificadas, la OMS señaló que se calcula que hasta un 25% de los medicamentos que se consumen en los países en desarrollo son falsificados o de calidad inferior a la norma. En algunos lugares de África y Asia este porcentaje supera el 50%, según un informe de la OMS sobre medicamentos falsificados.

Lucro contra la salud

El comercio ilícito de estas sustancias es hoy una actividad extremadamente lucrativa y por ello atractiva para redes criminales. Un informe reciente publicado en los Estados Unidos proyecta que para el 2010, las ventas de medicamentos falsificados alcanzarán una suma de 75.000 millones de dólares, un incremento del 92% respecto a las ventas registradas en el 2005.

"Los países deben pensar cómo realizar tan pronto como sea posible los necesarios ajustes tecnológicos, legislativos y financieros que garanticen la disponibilidad de drogas esenciales, de calidad asegurada", dijo el Dr. Zucker.

La conferencia de Roma está auspiciada entre otros por la Agencia Farmacéutica Italiana (AIFA) y en los esfuerzos de organización están trabajando la Federación Internacional de Asociaciones y Fabricantes Farmacéuticos (IFPMA) así como el gobierno de Alemania.

Una emergencia global e inaceptable

Al expresar cómo ven los fabricantes el fenómeno de la falsificación de medicamentos, el presidente de la IFPMA, Harvey Bale, dijo en una presentación que este es el momento para una acción concertada no porque las medicinas falsificadas representen un 5, 6, 7 o incluso 10% de las ventas farmacéuticas mundiales sino debido a que nos encontramos ante una emergencia global.

"En países emergentes y en desarrollo de África, Asia, Europa del Este y América Latina, este problema ya es grande. Los pacientes se encuentran normalmente con medicamentos falsos. Esto es inaceptable. Y en países desarrollados, los riesgos actuales de los pacientes es muy pequeño, pero el comercio de falsificados está creciendo rápidamente, y esto también es inaceptable".

Documentos oficiales de la Red Panamericana para la Armonización de la Reglamentación Farmacéutica (Red PARF), establecida en 1999 durante la Segunda Conferencia Panamericana de Armonización Farmacéutica convocada por la OPS, establecen la recomendación de que a nivel de las Américas se implemente un programa que comprenda la fiscalización en todas las fases de la comercialización de los medicamentos para prevenir su introducción ilegítima y garantizar con ello que los productos farmacéuticos al alcance del público cuenten siempre la debida autorización sanitaria.

Índices

Según informes de la industria farmacéutica mundial, el número de incidentes de detección de medicamentos falsificados experimentó entre los años 2004 y 2005 incrementos de un 32%. Entre el 2004 y el 2005, el número de países donde estas detecciones tuvieron lugar pasó de 67 a 89.

Rusia figura a la cabeza de los casos de detección de medicamentos falsos en un listado producido este año por el Instituto de Seguridad Farmacéutica, del que Bale también es presidente. Perú, Colombia y Estados Unidos se registran en los puestos 4, 5 y 6 de ese índice, respectivamente.

Los robos de medicinas por sí mismos son también un verdadero dolor de cabeza y una preocupación extrema para los expertos en salud pública. Este último 8 de febrero, por ejemplo, la prensa informó de un robo de medicamentos de prescripción valorados en 100.000 dólares. Con frecuencia, estos medicamentos suelen ser re-vendidos en estado adulterado, presentando por ello una amenaza contra la salud.

Enlaces de interés:





Campus Virtual de Salud Publica Expertise Locator Health in the Américas 2007

Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org