Skip to content

En busca de una vida mejorLa migración de los profesionales de la salud

Imprimir Correo electrónico
Londres, Inglaterra - 16 de marzo de 2006
Conrado, un enfermero altamente calificado (Nota 2), es uno de muchos que fueron abordados por una compañía basada en el Reino Unido (RU) con oficinas en una ciudad de Asia. La entrevista realizada por el personal de la agencia y un test de preselección costaron cada uno de ellos alrededor de 200ú. Después les dijeron que deberían pagar otras 300 ú por el permiso de trabajo y la tasa de colocación.

Después de pagar alrededor de 700ú sin que les dieran recibo, se les informó que tenían que adelantar el dinero para pagar un mes de depósito y la primera mensualidad del alojamiento en el RU. No se les dijo que la Fundación Nacional de Servicios a la Salud tiene como política adelantar un pago de 500ú al personal de enfermería migrante a su llegada. Tampoco les dijeron que la agencia de contratación era la que de hecho proveía el alojamiento.

"Nuestras finanzas estaban agotadas y muy oportunamente una compañía financiera nos ofreció un préstamo de 1.500ú... Desesperados por no perder la oportunidad tomamos el préstamo aunque sabíamos que nos quedaría poco de nuestro salario y además no estábamos en posición de rechazar la oferta", explicó Conrado.

Cuando llegaron al RU, tuvieron que firmar los contratos de alquiler de alojamientos que aún no habían visto. Después de dos meses se dieron cuenta que no tenían dinero suficiente para pagar el alquiler y alimentarse bien. "Vivía con 5ú para comida a la semana, comía una manzana en el desayuno, almorzaba un bocadillo en el comedor, y cenaba arroz", dijo.

"Al describir la nueva migración de personal de enfermería, los observadores con frecuencia invocan la imagen de una caza mundial al tesoro. Esto implica que los enfermeras/os encontrarán el tesoro al final de la cacería. No siempre es así, como lo demuestra el ejemplo de Conrado", comentó Susan Maybuld, Especialista en Servicios a la Salud de la OIT y coautora del estudio.

¿Fuga, lucro o pérdida de talentos?

La disponibilidad de profesionales de la salud se ha coinvertido en un tema un tema relevante para los países desarrollados. Si no se invierte la tendencia actual, en Estados Unidos se prevé un déficit de 20 por ciento en la fuerza laboral del personal de enfermería con diploma para 2020. En el RU, para 2010 se jubilarán 100.000 enfermeros/as. En 2000 más de la mitad de los médicos en la Unión Europea tenía más de 45 años, en Noruega la edad media de los dentistas era 62 años.

Los países en desarrollo, por otro lado, luchan por formar y retener personal de atención sanitaria. Alrededor de 36 países africanos no alcanzan la meta de un doctor por cada 5.000 habitantes, e incluso en los países que no están afectados por conflictos como Zambia y Ghana, sólo hay un doctor por cada 10.000 habitantes.

Los profesionales de la salud que dejan su país con frecuencia no regresan. El sueldo medio de una enfermera en Uganda es 38 dólares al mes, en Filipinas 380 dólares, pero en los EE.UU. el salario medio mensual es 3.000 dólares.

"Con la difícil situación del sistema sanitario africano, no puedo juzgar a los médicos que se van en busca de una vida mejor ... pero siento mucha tristeza por las personas se quedan sin asistencia médica adecuada", comentó un médico africano.

"La migración es parte del derecho humano a la libertad de movimiento, y del uso del conocimiento y habilidades individuales en la búsqueda de una vida mejor. Pero los efectos negativos que la contratación internacional de personal de la salud ocasiona a los sistemas sanitarios de los países pobres plantea un problema moral. En el mercado de trabajo globalizado los flujos de migración desde países pobres hacia países con economías más fuertes aumentan las desigualdades en la salud al poner en peligro las capacidades de sistemas sanitarios débiles" explicó Susan Maybub.

"Aunque las remesas de los migrantes son una fuente importante de ingresos para los países más pobres - un dólar enviado genera dos dólares en la actividad económica local - no compensan la inversión de los gobiernos en educación y formación de trabajadores de cuidado a la salud", agregó.

Regular la contratación internacional

Para enfrentar la migración de profesionales de la salud, los países han creado comisiones nacionales y regionales, propuesto o aplicado normativas, y hasta intentado dictar leyes para limitarla. Informes sobre agencias privadas sin escrúpulos hacen que aumenten las exigencias de mecanismos de regulación. En muchos países las agencias de contratación deben registrarse ante las autoridades. Las agencias legalmente registradas pueden aceptar tasas de admisión por parte del personal de enfermería y cobrar por los servicios, pero la cantidad de dinero está estipulada.

En India, sólo las agencias con licencia del Ministerio del Trabajo pueden realizar contrataciones en el extranjero. En Irlanda, la ley exige a los empleadores que asuman los gastos y establece con claridad la ilegalidad de la práctica de deducción del salario por parte de las agencias de contratación. El Documento que acompaña el Código de Prácticas del Commonwealth recomienda a los gobiernos generar convenios sujetos a auditoria con las agencias de contratación y establecer mecanismos de control.

Como ejemplo de buena practica, el estudio cita el Código de Prácticas para la Contratación Internacional de Profesionales del Cuidado a la Salud para los empleadores del Sistema de Sanidad Pública del Reino Unido. El Código recomienda que los empleadores sólo cooperen con agencias que cumplen con las normas establecidas y que los países en desarrollo no deben estar entre las metas de la contratación de profesionales de asistencia médica. En la actualidad, el Código se aplica a 178 agencias y se propuso extenderlo a 200 a partir de 2005.

La Recomendación 157, adoptada por la OIT en 1977, intenta facilitar la armonización de normas relacionadas con educación, capacitación y ejercicio, así como el reconocimiento mutuo de calificaciones e intercambio de personal de enfermería sobre las base de acuerdos bilaterales y multilaterales de migración.

"Los gobiernos tienen la responsabilidad de garantizar una adecuada planificación y desarrollo para el personal del sector de la salud, empleadores y contratistas son decisivos para que la contratación internacional cumpla las normas de calidad; sindicatos y asociaciones profesionales tienen un papel importante en la prevención de la explotación de los trabajadores migrantes al difundir información y prestar apoyo a las víctimas de abusos", concluyó Maybud.

--------------------------------------------------------------------------------

Nota 1 - "Care trade": Las comisiones de los contratistas internacionales de los profesionales de la salud, por Susan Maybud y Christiane Wisko, en: Merchants of Labour, publicado por Christiane Kuptsch, Instituto Internacional de Estudios Laborales, OIT, Ginebra, 2006.

Nota 2 - Ejemplo tomado de Anderson, B. and Rogaly B., "Forced Labour and Migration to the UK", Centre on Migration, Policy and Society, Oxford University and Trade Union Congress, 2005.




Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org