Skip to content

Conferencia FAO/OIE para abordar la controversia sobre la gripe aviarUn tema central será determinar el papel de las aves silvestres

Roma, Italia - 25 de mayo de 2006
25 de mayo de 2006, Roma – La responsabilidad de las aves silvestres en la propagación de la gripe aviar altamente patógena será el tema central de una conferencia científica que tendrá lugar entre los próximos 30 al 31 de mayo en la capital italiana, convocada por la FAO y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

Cerca de 300 expertos de más de un centenar de países participarán en los dos días de debates para tratar de arrojar luz sobre uno de los aspectos más controvertidos en la emergencia de la gripe aviar: el papel que desempeñan las aves silvestres, frente a las aves de corral, en la propagación del mortífero virus H5N1.

Esta Conferencia científica internacional FAO/OIE sobre la gripe aviar y las aves silvestres debatirá también los aspectos ecológicos y virológicos de la epidemia, su seguimiento y la gestión de la emergencia.

Casi tres años después del primer brote de la gripe aviar en el Sudeste asiático, los científicos buscan todavía una pieza esencial del rompecabezas en su lucha para detener la enfermedad. “Existe todavía un dato fundamental que no aparece”, explicó Joseph Domenech, Jefe del Servicio veterinario de la FAO.

El principal problema, según Domenech, es que nadie puede afirmar si las aves silvestres actúan o no como reservorio (seres vivos que alojan de forma crónica un virus) de virus de la gripe aviar como el H5N1.

“Si sucede que no son reservorios, sino tan solo víctimas del contagio por parte de las aves de corral, la prevención tiene que situarse al nivel de las granjas”, aseguró Domenech. “En caso contrario será necesario averiguar qué aves están involucradas y sus rutas migratorias, para evitar que otras aves, silvestres o de corral, resulten contagiadas”.

Mientras se ha demostrado que las aves migratorias pueden transportar el virus a grandes distancias –Siberia, Europa oriental y occidental son algunos ejemplos- no está claro dónde se originó el contagio. De hecho, muchos científicos apuntan un dedo acusador a las aves domésticas.

A principios de la primavera se temía que se produjeran brotes a gran escala de la gripe aviar en África. Aunque la enfermedad golpeó seis países africanos, su alcance fue menor al previsto y no se obtuvo evidencia que pudiera asociar los brotes a las aves silvestres.

De forma similar se temió la aparición de nuevos casos por doquier en Europa, que finalmente no se produjeron. “Quedan todavía muchas preguntas sin respuesta”, admitió Domenech. “Es necesario por ello investigar y vigilar aun más para entender mejor la epidemiología de la enfermedad”.

Protagonismo de la FAO y la OIE

Se prevé que la conferencia confirme el papel clave de la FAO y la OIE dentro del sistema de Naciones Unidas para el estudio y el control de las aves migratorias en relación a la gripe aviar. “Resulta claro que no podemos hacer esta tarea solos, por ello continuaremos trabajando en estrecha colaboración con otras agencias de la ONU y con ONG especializadas como Wetlands International”, aseguró Jan Slingenbergh, experto en Sanidad animal de la FAO.

El estudio de la gripe aviar en las aves silvestres es un tarea técnica y científica de gran envergadura que necesita del uso de la tecnología satelital y la obtención de información de ecólogos, virólogos, ornitólogos y epidemiólogos”, añadió.

Slingenbergh adelantó que no existirá una respuesta conclusiva a la pregunta si son las aves silvestres o las domésticas las responsables de la introducción de la gripe aviar en nuevas áreas. “La respuesta es que las dos lo son”.

“En Europa sabemos que, en la mayoría de los países donde ha aparecido el virus, ha sido a través de las aves silvestres”, explicó. En Asia oriental y el Sudeste asiático la enfermedad se propagó posiblemente a través de una combinación de aves silvestres y domésticas, mientras en África parece que el comercio y el transporte de aves de corral fueron los principales responsables”, añadió.

Desde que se produjo el primer brote de gripe aviar en el Sudeste asiático, a finales de 2003, el virus H5N1 ha provocado la muerte de 124 personas, casi la totalidad de ellas infectadas por aves domésticas. La epidemia ha provocado también la muerte o el sacrificio de más de 200 millones de aves domésticas.




Campus Virtual de Salud Publica Expertise Locator Health in the Américas 2007

Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org