Skip to content

Agricultura Urbana y Peri - Urbana

Imprimir Correo electrónico
Santiago, Chile - 06 de junio de 2006
Santiago, Chile, 06 de junio de 2006.- La Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe fomenta la actividad agrícola urbana y peri urbana en función del desarrollo y la organización de la comunidad entre los habitantes con menos recursos en la Región. Tal como lo podemos apreciar con la experiencia de la señora Filomena en la localidad de El Alto en Bolivia.

A sus 35 años de vida y a cargo de sus 3 hijos y unos cuantos sobrinos que se han sumado a su grupo familiar, la señora Filomena representa una de las tantas experiencias exitosas de los proyectos de FAO de agricultura urbana y peri urbana, gracias al cual, así como ella, han sido capacitadas 450 familias en toda Bolivia, en el marco de un trabajo que ha significado un gran aporte social.

Los habitantes de El Alto, ubicado en el altiplano boliviano, luchan día tras día contra la falta de vegetación y las hostiles temperaturas que pueden llegar a sobrepasar los 40 grados en el día y descender hasta los -6 grados durante la noche, elemento que resulta ser fatal para el cultivo de por ejemplo, hortalizas.

Frente a estas difíciles condiciones, con la ayuda del proyecto de agricultura urbana y peri urbana de la FAO y con el decidido apoyo de la Municipalidad de El Alto, la señora Filomena cuenta con un invernadero protegido con cortinas de paño de bajo costo, las cuales cierra por completo durante la noche para proteger la variedad de cultivos hidropónicos y orgánicos del frío. Además, procede a bajar unas botellas de refrescos llenas de arena o agua y pintadas de negro, que durante el día absorbieron el calor del sol y que por irradiación durante la noche, contribuyen a mantener una temperatura adecuada dentro del invernadero.

Creativas soluciones que le han permitido a esta señora de origen Aymara contar con una fuente de alimentación para ella y su familia, además de comercializar los productos y generar mayores ingresos que le ayudan a lograr una mejor calidad de vida.

Según el Oficial Principal de Producción Vegetal de la FAO, Juan Izquierdo, en América Latina y el Caribe son 2,7 millones de vidas las que podrían ser positivamente afectadas anualmente a través de una mejor nutrición incorporando frutas y verduras. Es decir, el consumo de estos productos es fundamental para la dieta humana y es en los segmentos más pobres donde se ve mayormente marginada, considerando que aquellas personas que viven con entre 3 y 4 dólares diarios, no asignan prioridad al consumo de frutas y verduras.

Los proyectos relativos a agricultura urbana y peri urbana contemplan la producción, procesamiento y mercadeo de hortalizas, generando ciertas ventajas para los usuarios tales como contar con alimentos con costos competitivos, aportar a la diversificación de la dieta, representan una fuente de empleo y por ende aumento en los ingresos, usan de forma eficiencia el agua y conllevan un menor esfuerzo físico para los agricultores.

Es de suma importancia señalar que estos proyectos significan una relevante contribución social, en la medida en que representan una actividad para discapacitados, jóvenes y ancianos, generando centros urbanos y siendo un aporte a la educación, tal como los diferentes huertos escolares que se han construido en una serie de localidades en América Latina y el Caribe. Así, no solo vemos un aporte a la seguridad alimentaria, sino que también a la organización de la comunidad y su educación.

La agricultura urbana y peri urbana conlleva también ciertos desafíos para los gobiernos locales. Partiendo de la base de que son una necesidad social, es preciso contar con una voluntad política en términos de planificación y recursos técnicos para llevar a cabo este tipo de proyectos. Es preciso que todo esto sea visto como una gran oportunidad para responder a la demanda de alimentación debido a la pobreza y el desempleo.

De esta forma, la Oficina Regional de la FAO muestra una vez más su compromiso con la agricultura urbana y peri urbana, entendiéndola como una clave para la seguridad alimentaria y el desarrollo de las comunidades, para que así como la señora Filomena y los habitantes de El Alto, más personas puedan ver una oportunidad para mejorar su calidad de vida y garantizarle una sana alimentación a su familia.




Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org