Organización Panamericana de la Salud. Bolivia

Skip to content



Destacados

Las noticias más recientes

La OMS presenta un nuevo plan para hacer frente a la escasez de personal sanitario relacionada con el VIH
Toronto, Canada - 15 de agosto de 2006
La crisis de recursos humanos para la salud obstaculiza considerablemente la prevención y el tratamiento de la infección por VIH/SIDA a nivel mundial. Se necesita a más de 4 millones de trabajadores de salud para paliar el déficit en 57 países

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en colaboración con la Organización Internacional del Trabajo y la Organización Internacional para las Migraciones, anunció hoy la puesta en marcha de un plan mundial coordinado a fin de salvar un obstáculo muy importante, y a menudo descuidado, que dificulta la prevención y el tratamiento de la infección por VIH/SIDA: la grave escasez de personal sanitario, en particular en los países en desarrollo.

El plan «Tratar, capacitar, retener» es un componente importante de los esfuerzos generales de la OMS encaminados a reforzar los recursos humanos para la salud y promover estrategias nacionales integrales de desarrollo de los recursos humanos en los diferentes programas de lucha contra enfermedades. El plan también forma parte de la labor de la OMS tendente a promover el acceso universal a los servicios de VIH/SIDA. Mediante su programa sobre VIH/SIDA, la OMS está desempeñando una función fundamental para hacer realidad la meta del acceso universal.

Cincuenta y siete países, la mayor parte de ellos del África subsahariana y de Asia (sobre todo Bangladesh, India e Indonesia) adolecen de una escasez paralizante de trabajadores de salud. La OMS calcula que se necesita a más de cuatro millones de trabajadores de salud para cubrir ese déficit. El África subsahariana afronta los desafíos más grandes. La región tiene un 11% de la población mundial, casi un 64% de las personas con VIH y sólo un 3% de los trabajadores sanitarios del mundo. Además, a nivel mundial, el personal sanitario se concentra en las zonas urbanas, mientras que éste escasea en las zonas rurales.

En el África subsahariana y en otros sitios, la epidemia de VIH/SIDA contribuye a agravar esa escasez de personal sanitario. La infección por VIH/SIDA es una fuente emergente de mortalidad, pérdida de productividad y desmoralización entre los trabajadores sanitarios. También ha cambiado la apreciación del trabajo sanitario por parte de los jóvenes, quienes consideran éste como una opción de carrera menos aconsejable, y como consecuencia de ello faltan trabajadores de salud capacitados para prevenir y tratar el SIDA. Para colmo, muchos trabajadores sanitarios conocedores de los sistemas de salud del mundo en desarrollo abandonan sus trabajos (o sus países) a cambio de trabajos mejor remunerados en países ricos, en ciudades más grandes o en organizaciones no gubernamentales (ONG).

«La OMS debe ayudar a los países a preparar una respuesta eficaz, integral y sostenible a la epidemia de SIDA», sostuvo el Dr. Anarfi Asamoa-Baah, Subdirector General de la OMS. «La escasez de personal sanitario está devastando los sistemas de salud pública, en particular en el mundo en desarrollo, y constituye uno de los retos más grandes que tenemos para prevenir y tratar la infección por VIH. La OMS presenta el plan «ôTratar, capacitar, retener” con objeto de hacer frente a esta crisis.»

«Este plan dará un impulso muy necesario a los sistemas nacionales de salud y sus repercusiones irán mucho más allá de la infección por VIH/SIDA», observó el Dr. Sigrun Mogedal, Embajador del Gobierno de Noruega para el VIH/SIDA. «Mediante un aumento del número de trabajadores de salud bien adiestrados, sanos y motivados, el plan beneficiará significativamente los sistemas de salud en general.» El plan se realizará bajo la égida de la Alianza Mundial en pro del Personal Sanitario, establecida en mayo de 2006 con sede en la OMS. Se trata de una alianza de gobiernos, organismos de ayuda, grupos de la sociedad civil y organizaciones multilaterales.

«"Tratar, capacitar, retener" se basa en el creciente cúmulo de pruebas y experiencia acerca de lo que resulta eficaz para mejorar el desempeño de la fuerza de trabajo de la salud», dijo el Dr. Francis Omaswa, Director Ejecutivo de la Alianza Mundial en pro del Personal Sanitario. «Acelerará la adopción de prácticas óptimas en relación con cuestiones fundamentales tales como la de las crecientes funciones y responsabilidades de los agentes de salud de la comunidad en la lucha contra el VIH/SIDA y la mejora de la salud a nivel de la familia y la comunidad.»

«Tratar, capacitar, retener» se concentrará en los países peor afectados por el VIH/SIDA y comprenderá una diversidad de opciones que los países podrán adaptar a sus necesidades específicas. La OMS estima que la aplicación del plan en los 60 países que sobrellevan la mayor carga de VIH costará como mínimo US$ 7200 millones durante los próximos cinco años, y podría llegar a costar hasta US$ 14 000 millones. Esto equivale a un costo anual per cápita de aproximadamente US$ 0,60 en los países correspondientes, o sea entre un 2% y 5% de los niveles de gasto sanitario habituales en los países de bajos ingresos.

«Tratar»

Aunque el personal sanitario trabaja en la primera línea de los programas nacionales sobre el VIH/SIDA, a menudo no tiene suficiente acceso a la atención del VIH/SIDA para sí mismo. El componente «tratar» del plan abarca un conjunto completo de servicios de prevención, tratamiento y atención del VIH/SIDA que deben ponerse prioritariamente a disposición del personal sanitario y adaptarse específicamente a sus necesidades. Esto comprende:

  • Campañas de sensibilización especialmente diseñadas para prevenir la discriminación y la estigmatización
  • Servicios de orientación y pruebas
  • Acceso prioritario del personal sanitario y sus familiares al tratamiento antirretroviral
  • Protección contra la transmisión de VIH en el ámbito sanitario, con inclusión de acceso a la profilaxis postexposición

«Capacitar»

El componente «capacitar» abarca estrategias destinadas a que los países multipliquen el número de nuevos trabajadores de salud y optimicen la eficiencia de la fuerza laboral existente. Esto comprende:

  • Contratación y capacitación de un mayor número de trabajadores sanitarios
  • Sustitución de personal sanitario más especializado por personal menos especializado (p. ej., de médicos especialistas por médicos generalistas, de médicos por enfermeras y de enfermeras por agentes de salud de la comunidad y por legos, inclusive por personas que viven con VIH)
  • Aumento del número de graduados mediante una mejora y una ampliación del alcance de la capacitación previa al servicio en las facultades de medicina y de enfermería, e introducción de una capacitación específica sobre el SIDA
  • Capacitación en el servicio de los trabajadores sanitarios que ya estén en el sistema de salud a fin de dotarlos de las aptitudes necesarias y prepararlos mejor para cuidar más eficazmente a los pacientes que viven con VIH/SIDA

«Retener»

«Retener» se refiere a un conjunto de intervenciones cuyo objetivo es que los países puedan conservar a los trabajadores empleados en el sistema de salud. Esto comprende:

  • Introducción de cambios normativos, códigos de prácticas y directrices éticas para reducir al mínimo la migración de personal sanitario de los países de bajos ingresos a los países desarrollados
  • Reducción del reclutamiento de trabajadores de los sistemas de salud pública por parte de los programas sobre VIH/SIDA de ONG y del sector privado
  • Mejora de la calidad del entorno laboral, entre otras cosas mediante procedimientos de salud y seguridad ocupacionales, la reducción del riesgo de contraer la infección por VIH y otras enfermedades por vía sanguínea y remedios para mitigar problemas tales como el estrés y el desgaste asociados al trabajo
  • Prestación de apoyo al personal y a las familias con VIH mediante el ofrecimiento de una seguridad laboral, la prohibición de la discriminación, prestaciones sociales y ajustes de las exigencias laborales
  • Ofrecimiento de incentivos financieros y no financieros, tales como posibilidades de carrera y de capacitación, transporte y acceso de los familiares al tratamiento de la infección por VIH

Medidas prioritarias de la OMS

Para asegurar el éxito de «Tratar, capacitar, retener», la OMS ha determinado las siguientes medidas prioritarias:

  • Establecer un comité directivo especial encargado de abogar por el plan «Tratar, capacitar, retener», orientar sus actividades y seguir de cerca sus adelantos
  • Facilitar orientación y asistencia técnica a los gobiernos nacionales para la ejecución de las actividades descritas en el plan «Tratar, capacitar, retener»
  • Promover el reconocimiento mundial del personal sanitario como «grupo vulnerable», con campañas dirigidas específicamente a promover el bienestar del personal sanitario en el contexto de la epidemia de VIH
  • Diseñar y facilitar la aplicación de un programa mundial de sustitución de tareas para acelerar la respuesta mundial a la crisis de recursos humanos
  • Abogar por el ofrecimiento de incentivos financieros para retener al personal sanitario y por el ofrecimiento de posibilidades de investigación como incentivos no financieros.


XVI Conferencia Internacional sobre el SIDA en Toronto (Canadá) - en inglés HTM
Temas de salud: infecciones por el VIH HTM
VIH - SIDA Bolivia HTM

 

Campus virtual de salud pública

Campañas OPS

Campañas OPS

Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org