Skip to content

Jóvenes y VIH: la evidencia es clara, íactuemos ya mismo!

Toronto, Canada - 16 de agosto de 2006
Un estudio señala intervenciones preventivas de aplicación inmediata

Por primera vez se ha examinado la eficacia de diferentes tipos de intervenciones sobre VIH en escuelas, servicios de salud, medios de comunicación, comunidades, así como de intervenciones dirigidas a los jóvenes que corren mayores riesgos de infección por VIH, y dichas intervenciones se han clasificado con arreglo a su utilidad. En el estudio, titulado Steady, Ready, GO! (¿Preparados? ¿Listos? íYa!), presentado en la XVI Conferencia Internacional sobre el SIDA, se indica lo que se debe hacer para reducir el nivel de infección por VIH entre los jóvenes y poder así alcanzar las metas mundiales fijadas por los dirigentes del planeta.

En el periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el SIDA, celebrado en 2001, se adoptaron metas de acceso universal de los jóvenes; para 2010, el 95% de éstos deberán tener acceso a la información, las habilidades y los servicios que necesitan para reducir su vulnerabilidad a la infección por VIH. Sin embargo, a pesar de esos compromisos, considerando la transmisión, la vulnerabilidad y las repercusiones, los jóvenes (entre 15 y 24 años de edad) siguen siendo los principales afectados por la pandemia de SIDA, y diariamente contraen VIH unas 4000 a 5000 personas pertenecientes a este grupo de edad.

Se examinaron más de 80 estudios de diferentes entornos y países en desarrollo. Las interven-ciones se clasificaron de una manera que facilita la comprensión y utilización de los datos por ins-tancias normativas y directores de programas.

A partir del cúmulo de datos disponibles, la eficacia de diferentes tipos de intervenciones se ha clasificado como sigue:

  • íYA! (íDejemos de pedir más evidencia y pasemos a la acción!)
  • ¿Listos? (Apliquemos extensamente, pero evaluemos atentamente)
  • ¿Preparados? (No estamos preparados aún para intervenir porque se requiere más investi-gación y desarrollo)

El estudio formula recomendaciones dirigidas a las instancias normativas, directores de programa e investigadores.

«Steady, Ready, GO! presenta un programa de acción claro para los gobiernos de todo el mundo que deseen prevenir la infección por VIH entre los jóvenes», dice Joy Phumaphi, Subdirectora General de Salud de la Familia y la Comunidad, de la OMS. «Teniendo en cuenta los datos dis-ponibles, los gobiernos deberán tener una buena justificación para abstenerse de actuar. Sabe-mos lo que resulta eficaz, y debemos hacerlo. No confundamos falta de acción con falta de evi-dencia.»

Esta publicación será tan importante para las ONG como para los gobiernos. Las ONG suelen tener recursos muy limitados y trabajar en un ambiente políticamente denso. Steady, Ready, GO! ayudará a los promotores de la causa a ir más allá de las opiniones y los juicios morales a fin de pasar a los datos científicos y suministrar la información tan necesaria a los jóvenes mismos.

"Habida cuanta de que el 40% de las nuevas infecciones por VIH en adultos se registran entre jó-venes de 15 a 24 años de edad, es absolutamente decisivo que se invierta más en actividades integrales de prevención de la infección por VIH entre los jóvenes. Necesitamos programas de prevención de la infección por VIH específicos para ese grupo, programas inspirados en activida-des de demostrada eficacia y adaptados a las características de la epidemia en cada país y a las realidades de cada país," ha declarado Purnima Mane, Directora de Política, Evidencia y Asocia-ciones, del ONUSIDA.

Entre las intervenciones que se deben realizar extensamente porque han sido clasificadas como íYA! o ¿Listos? figuran las siguientes:

  • En las escuelas: intervenciones basadas en el programa de estudios, conducidas por adul-tos, con criterios definidos de calidad, que puedan tener repercusiones sobre los conoci-mientos, habilidades y comportamientos.
  • En los servicios de salud: intervenciones que puedan hacer aumentar el número de jóve-nes que acudan a los servicios, siempre que se capacite a los proveedores de éstos y se in-troduzcan cambios en los centros de salud para asegurar que sean «amistosos con los ado-lescentes».
  • En los medios de comunicación: intervenciones que puedan tener repercusiones en los conocimientos y comportamientos si abarcan varios medios, por ejemplo televisión y radio, con apoyo de la prensa escrita, y sean explícitas acerca de temas delicados, respetando al mismo tiempo la sensibilidad cultural.
  • En las comunidades: intervenciones dirigidas explícitamente a los jóvenes a través de las organizaciones y estructuras existentes, con miras a aumentar sus conocimientos y habilidades.
  • Para los jóvenes más expuestos a riesgos: intervenciones orientadas a suministrar infor-mación y servicios a través de centros estacionarios o de extensión, que puedan contribuir a alcanzar las metas mundiales establecidas en relación con los jóvenes más expuestos al riesgo de infección por VIH, como los jóvenes trabajadores sexuales, jóvenes usuarios de drogas inyectables u hombres jóvenes que tienen relaciones sexuales con hombres.

El estudio, en el cual la OMS ha participado en colaboración con la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y copatrocinadores clave del ONUSIDA, en particular el FNUAP y el UNICEF, se llevó a cabo bajo los auspicios del equipo interinstitucional de tareas del ONUSIDA sobre los jóvenes.


XVI Conferencia Internacional sobre el SIDA - en inglés HTM
ONUSIDA - en inglés HTM
Preventing HIV/AIDS in young people: A systematic review of the evidence from developing countries - en inglés HTM

Campus Virtual de Salud Publica Expertise Locator Health in the Américas 2007

Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org