Skip to content

Es necesaria una acción inmediata y continua para aumentar el suministro de vacunas contra la gripe pandémica

Ginebra, Suiza - 23 de octubre de 2006
Las actividades definidas en el nuevo Plan de acción mundial para incrementar el suministro de vacunas contra la gripe pandémica, elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), requieren una acción y una financiación inmediata y continua si queremos que el mundo esté preparado para una pandemia de gripe a la que sería vulnerable casi toda la población mundial.

«En la actualidad nos faltan varios miles de millones de las dosis de vacuna contra la gripe pandémica que serían necesarias para proteger a la población mundial, situación que podría generar una crisis de salud pública», ha dicho la Dra. Marie-Paule Kieny, Directora de la Iniciativa OMS para la Investigación de Vacunas. «El Plan de acción mundial fija el rumbo que hay que tomar, ya mismo, para aumentar la capacidad de producción de vacunas y cubrir el déficit. En tan sólo tres a cinco años podríamos empezar a ver resultados que salvarían muchas vidas en caso de pandemia.»

El Plan de acción mundial ha sido elaborado con el asesoramiento de más de 120 expertos de los programas nacionales de inmunización, de las autoridades nacionales de reglamentación, de la comunidad científica y de los fabricantes de vacunas de los países industrializados y en desarrollo.

El Plan contiene ocho estrategias con actividades a corto, medio y largo plazo (resultados tangibles en menos de 5 años, 5 a 10 años, y más de 10 años, respectivamente) en las que se definen y priorizan soluciones prácticas para reducir la potencial escasez de vacunas contra la gripe pandémica. Las actividades deben iniciarse simultáneamente.

«La inmunización es una estrategia de control esencial para limitar el impacto de una pandemia de gripe. La acción y la colaboración inmediatas para incrementar el suministro de vacunas pueden reportar enormes beneficios», ha dicho el Dr. David L. Heymann, Subdirector General interino de la OMS para Enfermedades Transmisibles. «Además, la participación continua de los países en el intercambio oportuno de muestras y secuencias génicas de sus virus de la gripe es fundamental para los esfuerzos mundiales relacionados con la vacunación», añadió.

El Plan de acción mundial define tres estrategias principales para reducir la escasez de vacunas:

aumentar el uso de la vacuna contra la gripe estacional, que además de conferir protección frente a esta enfermedad permitirá utilizar este aumento de la demanda para estimular un aumento de la producción por parte de la industria;

aumentar la capacidad de producción gracias a medidas como el aumento de la productividad y la creación de nuevas plantas de producción, y

potenciar la investigación y desarrollo para:

diseñar vacunas más potentes y eficaces que confieran protección con una única dosis o que induzcan una inmunidad duradera y de amplio espectro, y

aumentar la eficiencia y rapidez de la producción de vacunas.

Si nos dejamos llevar únicamente por las fuerzas del mercado, se calcula que en 2008-2009 la producción de vacunas contra la gripe pandémica no superará los 2340 millones de dosis anuales. En la actualidad, la capacidad de producción de vacunas contra la gripe estacional es de 350 millones de dosis. Estas cantidades son inferiores a la demanda de vacunas prevista en caso de que produzca una pandemia de gripe, situación en la que probablemente fuera necesario vacunar a los 6700 millones de habitantes del planeta. La escasez prevista se debe en particular al hecho de que para obtener la protección deseada probablemente sea necesario administrar dos dosis de la vacuna a cada persona.

Las nuevas tecnologías tendrán un importante papel en el desarrollo de la mejor vacuna posible contra la gripe pandémica. La vacuna ideal tendría que ser segura y proporcionar un alto grado de protección en todos los grupos (lactantes, ancianos, etc.) durante al menos un año y con una única dosis; debería necesitar una pequeña cantidad de antígeno vírico y poder conservarse sin refrigeración, y debería ser posible producirla fácilmente a gran escala y con un bajo costo.

La aplicación del Plan de acción mundial requiere esfuerzos conjuntos y continuos por parte de los países, la industria y la comunidad sanitaria mundial, y necesitará una financiación considerable. Tan sólo la inversión de capital necesaria para la instalación de nuevas plantas de producción será de US$ 1,00 por dosis. Las inversiones hechas en relación con el Plan de acción mundial beneficiarán considerablemente la producción y utilización de las vacunas contra la gripe estacional, que causa cada año unos 3 a 5 millones de casos de enfermedad grave y unas 250 000 a 500 000 muertes en todo el mundo.

El Dr. Peter Salama, Jefe de la Unidad de Inmunización y Supervivencia Infantil del UNICEF ha dicho: «Nuestra organización apoya con satisfacción el Plan de acción mundial. Estamos colaborando con la OMS para asegurar que los países en desarrollo tengan la capacidad de utilizar de forma rápida y eficaz la vacuna contra la gripe pandémica cuando esté disponible, de modo que podamos proteger a los niños más vulnerables y a sus familias.»

La asistencia a los países en desarrollo es fundamental. En particular, necesitan ayuda para evaluar el impacto de la gripe en sus poblaciones y para elaborar y aplicar programas de vacunación contra la gripe estacional, lo cual incluye la adquisición de estas vacunas, cuyo coste actual es de aproximadamente US$ 3,00-7,00 por dosis.

Los Estados Unidos de América han anunciado hoy que aportarán US$ 10 millones para contribuir al desarrollo y a la creación de la infraestructura de producción de la vacuna antigripal en otros países. Se esperan otras promesas de financiación. El Canadá es otro de los países que apoya el Plan mundial de acción con el aval de su experiencia en la producción nacional de vacunas. «El Canadá ha dado gran prioridad a su propia capacidad de fabricación de una vacuna contra la gripe pandémica, pero no podemos centrarnos únicamente en nuestras necesidades. La comunidad mundial tiene la responsabilidad de colaborar para reducir la escasez de vacunas», ha dicho Tony Clement, Ministro de Salud del Canadá.


El Plan de acción mundial para incrementar el suministro de vacunas contra la gripe pandémica - en inglés PDF
Immunization, Vaccines and Biologicals - en inglés HTM

Última actualización el Jueves 03 de Febrero de 2011 06:50
Campus Virtual de Salud Publica Expertise Locator Health in the Américas 2007

Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org