Skip to content

El cambio climático afectará a la disponibilidad futura de alimentosAdaptar la agricultura, la pesca y la silvicultura a las variaciones del clima

Imprimir Correo electrónico
Roma, Italia - 07 de noviembre de 2006
Nairobi/Roma, 7 de noviembre de 2006 – El cambio climático afectará de forma directa a la disponibilidad futura de alimentos y dificultará aun más el poder alimentar a la creciente población mundial, según afirmó la FAO en la apertura de la conferencia sobre el cambio climático en Nairobi.

Al intervenir ayer en una reunión de carácter científico, el representante de la FAO en Kenya, Castro Paulino Camarada, subrayó que es necesario prestar mayor atención al impacto del cambio climático en la agricultura, la silvicultura y la pesca, así como en las medidas para adaptarse y mitigar sus efectos.

Bioenergía

Existen diversas áreas en las que la experiencia de la FAO puede ser útil para contrarrestar el cambio climático, según Camarada.

“Se prevé un progresivo aumento de los biocombustibles durante los próximos 50 años, con la agricultura y la silvicultura entre las principales fuentes de combustibles líquidos y sólidos”, explicó. “Aunque no existe una solución única para todos los países, la bioenergía tiene un papel clave para adaptarse y reducir el cambio climático”.

Con las tecnologías adecuadas, convertir biomasa como madera, residuos de cosechas, hierba, paja y maleza en combustible, podría proporcionar una fuente abundante de energía limpia y barata, al tiempo que se estimula el desarrollo económico en las comunidades rurales, aumentan los ingresos de los campesinos y mejora su seguridad alimentaria, según la FAO. Cultivos como la caña de azúcar, el maíz y la soja se están usando ya para producir etanol o biodiesel.

La Plataforma Internacional de Bioenergía (IBEP, por sus siglas en inglés) de la FAO y su reciente acuerdo con el Gobierno italiano para albergar la Asociación Mundial de la Bioenergía son ya unos primeros pasos importantes para promover el uso y desarrollo sostenible y equitativo de la bioenergía, añadió Camarada.

Gestión forestal

En el terreno forestal, la FAO considera que una mejor gestión de los bosques puede tener un papel clave en el esfuerzo para reducir el cambio climático a nivel mundial. Cuando son sobreexplotados o quemados, los bosques se convierten en fuentes de emisión de gases causantes del efecto invernadero. Al mismo tiempo, los bosques y la madera que producen capturan y almacenan dióxido de carbono de la atmósfera, por lo que tienen un papel clave para mitigar el cambio climático.

Camarada destacó el seminario organizado recientemente por la FAO y el Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático para estudiar la reducción de gases causantes del efecto invernadero debidos a la deforestación en los países en desarrollo. Subrayó la voluntad de la Organización de la ONU en proporcionar asistencia técnica en este campo.

Adaptarse a las variaciones del clima

Conseguir fortalecer la resistencia de los sistemas agrícolas a las variaciones del clima es una de las prioridades de la FAO.

Camarada aseguró que la contribución más eficaz de la FAO para la adaptación al cambio climático consiste en proporcionar a los países los instrumentos e información para transformar sus políticas y prácticas agrícolas, pesqueras y forestales. Aquí se incluyen los datos agrometeorológicos para evaluar el impacto de la climatología extrema, las herramientas para evaluar la vulnerabilidad, los mapas de cubiertas vegetales, la evaluación de los recursos agrícolas y forestales a nivel mundial, y la orientación sobre el desarrollo de medios de subsistencia rurales.

La conferencia de Nairobi se desarrolla desde el 6 al 17 de noviembre.




Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org