Skip to content

Enfoque: Contra la Violencia Doméstica en la OPSOPS subraya que la violencia doméstica constituye una severa e inaceptable violación de los derech

Imprimir Correo electrónico
Washington D.C., Estados Unidos - 20 de noviembre de 2006
Coincidiendo con la próxima conmemoración del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer el 25 de noviembre, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) destacó esta semana que a pesar de todos los esfuerzos en curso, el fenómeno de la violencia doméstica continúa manifestándose gravemente en todos los países de la Región de las Américas.

Expertos de la Organización Panamericana de la Salud afirmaron hoy que la violencia doméstica continúa siendo un problema de enorme magnitud e importancia contra el que se deben redoblar todos los esfuerzos posibles en las Américas ya que este fenómeno no sólo constituye un atentado contra la dignidad de las personas sino que representa una severa e inaceptable violación de los derechos humanos.

El Consejero Regional de la OPS en asuntos de violencia, Dr. Alberto Concha-Eastman, subrayó la importancia que la entidad panamericana concede a la violencia doméstica, afirmando que "es una pesadilla que atenta y compromete directamente el desarrollo de nuestros pueblos".

Aun mucho trabajo por hacer

El Dr. Concha-Eastman destacó los esfuerzos que se están realizando en los países de las Américas para dar una respuesta adecuada y precisa al fenómeno de la violencia doméstica, particularmente los referidos al diseño e implementación de políticas públicas y leyes específicas para prevenir, atender y sancionar. El problema en las Américas, dijo, está dejando de ser un asunto privado y cada día se reconoce como algo que pertenece a la esfera pública. No obstante, el consejero regional reconoció que se debe hacer mucho más, llegando a afirmar que dada la magnitud del problema, aun queda mucho trabajo por hacer. "La carga que sobre los sistemas de salud pública en la Región representa la violencia doméstica sigue sin ser correspondida por una infraestructura adecuada o paralela a la respuesta que este problema claramente demanda", afirmó el Dr. Concha-Eastman.

Desde la Unidad de Género, Etnia y Salud de la OPS se observa con enorme preocupación el fenómeno de la violencia doméstica y contra la mujer en la Región de las Américas y en todo el mundo.

"Numerosos estudios han demostrado que una de cada tres mujeres en la región en algún momento de su vida ha sido víctima de violencia sexual, física o psicológica", afirmaron funcionarias de la citada unidad. "Para erradicar la violencia contra las mujeres debemos abordar las causas así como los efectos. La raíz del fenómeno está en las desigualdades sociales entre hombres y mujeres en materia de acceso a recursos y poder.

"La clave para la eliminación de este azote social reside en cambios de actitud y de comportamiento hacia la igualdad de género pero, fundamentalmente, en el "empoderamiento" de las mismas mujeres", afirmó la Dra. Elsa Gómez, asesora regional de la citada unidad de la OPS. "La participación intersectorial y de la comunidad permite que la prevención sea realidad, creándose con ello nuevas redes que estigmaticen y castiguen este tipo de violencia y aseguren que las sobrevivientes reciban la atención y protección que requieren".

Datos derivados de las Encuestas de Demografía y Salud, realizadas en algunos países de la Región y representativas del nivel nacional, dan prueba de la magnitud de esta problemática. En el 2003, un 53% de mujeres encuestadas en Bolivia declararon haber experimentado violencia física y un 12% declararon haber sufrido violencia sexual.

Los datos para otros países seleccionados son similares:

  • Perú (2004): 42% violencia física, 10% violencia sexual
  • Colombia (2005): 39% violencia física, 12% violencia sexual
  • Ecuador (2004): 31% violencia física, 12% violencia sexual
  • Haití (2000): 29% violencia física, 17% violencia sexual.

Testimonios de víctimas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo público el año pasado por estas mismas fechas un gran informe multi-país, pionero en su género, en cuya elaboración de tres años se tomaron en cuenta las entrevistas realizadas a más de 24.000 mujeres de zonas rurales y urbanas de una decena de países representativos de todas las Regiones del mundo. En el informe se recogen los hallazgos sobre todos ellos, incluidos Perú y Brasil en las Américas.

El estudio Salud femenina y violencia doméstica contra las mujeres explica las graves consecuencias que para la salud y para el bienestar de las mujeres tiene la violencia física y sexual ejercida por los maridos o por la pareja. También pone de manifiesto el grado de ocultación que, de acuerdo a los testimonios recabados por equipo encargado del estudio, sigue rodeando este tipo de violencia. Testimonios como estos pasajes tomados de algunas de las entrevistas realizadas:
  • "Durante mucho tiempo he sufrido y he tenido que tragarme todo el dolor. Por eso estoy siempre yendo al médico y tomando medicamentos. Nadie debería hacer estas cosas".
  • "Consiguió una pistola, no se cómo… Y le decía a las chicas: "Voy a matar a tu madre… Cuando amanezca tu madre estará muerta aquí mismo…". Yo cerraba con llave la habitación y dormía con un perro dentro para que no me matara".
  • "Me golpeó en el vientre y me hizo perder dos niños gemelos o mellizos, no lo sé. Sangraba mucho cuando fui al Hospital de Loayza, y allí me limpiaron".

En el prólogo de este estudio del 2005 se afirma que la investigación desafía la percepción de que el hogar es un lugar seguro para la mujer, mostrando en cambio que las mujeres corren mayores riesgos de experimentar la violencia en sus relaciones íntimas que en cualquier otro lugar.

Según el estudio "es particularmente difícil responder con eficacia a la violencia doméstica porque muchas mujeres aceptan esa violencia como "normal". Sin embargo, el derecho internacional sobre derechos humanos es claro en este sentido: los Estados tienen la obligación de adoptar las medidas oportunas para prevenir, procesar y castigar la violencia ejercida contra la mujer".

Conmemoración en la OPS

Coincidiendo con la próxima conmemoración del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer el sábado 25 de noviembre, la OPS ha organizado el martes 21 en su sede regional en Washington, D.C. un evento especial al que asistirán personas que han experimentado abuso y violencia en el curso de sus relaciones de pareja y que ahora, con sus testimonios, desean contribuir a la eliminación de la violencia doméstica contra todos aquellos que la padecen, ya sea directa o indirectamente.

Este evento estará presidido por funcionarios y expertos de la OPS, y contará con la presencia especial del puertorriqueño Jerry Rivera, estrella internacional de la salsa, quien llega expresamente desde Miami a la sede de la OPS en Washington para aceptar y recibir el galardón "Campeón de Salud" por sus contribuciones a la salud y su trabajo constante contra la violencia doméstica.

"Campeón de Salud" es un importante galardón que la OPS concede a líderes y personalidades mundiales que se han destacado por sus contribuciones en el campo de la salud y que se destacan con su participación en campañas internacionales de concienciación social. Esta galardón lo ostentan, entre otros figuras internacionales como Heather Mills-McCartney, Mario Kreutzberger "Don Francisco", John Secada o Ronaldo de Assis Moreira, "Ronaldinho".

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.




Última actualización el Jueves 03 de Febrero de 2011 07:23

Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org