Skip to content

Superada la meta mundial de reducir la mortalidad infantil causada por el sarampión

Nueva York, Estados Unidos - 19 de enero de 2007
Desde 1999, el número de muertes a causa del sarampión ha disminuido un 60% en todo el mundo, un importante logro en el campo de la salud pública. Este resultado supera la meta de las Naciones Unidas de reducir en un 50% el número de defunciones entre 1999 y 2005 y se debe, en gran parte, a un descenso sin precedentes del número de muertes por sarampión en la región de África. Este resultado fue anunciado hoy por los aliados de la Iniciativa contra el Sarampión: la Cruz Roja de los Estados Unidos, los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de los Estados Unidos, la Fundación pro Naciones Unidas, UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De acuerdo con nuevos datos de la OMS, la mortalidad mundial por sarampión bajó de 873.000 defunciones en 1999, según los cálculos, a 345.000 en 2005. En África, los avances han sido aun más significativos: la mortalidad producida por esta enfermedad descendió un 75%, pasando de 506.000 defunciones, según los cálculos, a 126.000. Los datos serán publicados en la edición de esta semana de The Lancet.

"Esta es una victoria histórica de todo el mundo en materia de salud pública y refleja el poder de las alianzas y el compromiso de los países para combatir una terrible enfermedad", dijo la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS. "No solo hemos cumplido nuestra promesa de reducir a la mitad el número de muertes por sarampión y de salvar cientos de miles de vidas, sino que la hemos superado apenas en seis años y África está a la vanguardia de este esfuerzo".

La disminución del 75% en el número de muertes por sarampión en África -que fue descrita como "un logro espectacular" por el Ministro de Salud Pública del Camerún, U Olanguena Awono- se debe al decidido compromiso y a los recursos de los gobiernos nacionales, así como también al apoyo de la Iniciativa contra el Sarampión. "Estamos ganando la batalla contra el sarampión, una enfermedad que desde hace mucho tiempo nos ha arrebatado a nuestros niños o los ha dejado incapacitados. Nuestra determinación de hacer que el sarampión pase a la historia es más firme que nunca. De hecho, estamos fortaleciendo nuestras actividades tendientes a controlar la enfermedad, destinando recursos y trabajando hombro a hombro con nuestros aliados internacionales". En el descenso mundial a gran escala de la mortalidad por sarampión ha sido clave una estrategia que consta de cuatro aspectos.

Esa estrategia consiste en promover la administración, a todos los lactantes, de una dosis de la vacuna por medio de los servicios ordinarios de salud; brindar una segunda oportunidad para vacunar a todos los niños y niñas contra esta enfermedad, casi siempre mediante campañas de vacunación a gran escala; ejercer un seguimiento eficaz de la evolución de la enfermedad, y prestar una mejor atención, incluyendo la administración de suplementos de vitamina A.

Como resultado de esas actividades, entre 1999 y 2005, la tasa de vacunación contra el sarampión con la primera dosis se elevó del 71% al 77% a nivel mundial, y más de 360 millones de niños y niñas de 9 meses a 15 años recibieron la vacuna por medio de campañas de inmunización.

"Uno de los mensajes más claros que transmite este resultado es que, con las estrategias adecuadas y una alianza sólida con los gobiernos y los organismos comprometidos, es posible reducir rápidamente la mortalidad infantil en los países en desarrollo", dijo la Dra. Julie Gerberding, Directora de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de los Estados Unidos.

La intensificación de las actividades para controlar el sarampión está contribuyendo al desarrollo de una infraestructura sanitaria apta no solo para apoyar la vacunación sistemática, sino también otros servicios de salud; por ejemplo, aplicar las inyecciones en condiciones de seguridad, aumentar la capacidad de la cadena de refrigeración para el almacenaje de las vacunas y establecer una red mundial de laboratorios de salud pública.

Además de lo anterior, las campañas de vacunación contra el sarampión están ayudando a reducir la mortalidad infantil por causas diferentes. Estas campañas se han convertido en el vehículo para beneficiar a la población con otro tipo de intervenciones que salvan vidas, como la distribución de mosquiteros tratados con insecticida para prevenir el paludismo y la administración de medicamentos antiparasitarios y suplementos de vitamina A. Combinar la vacunación contra el sarampión con otras medidas sanitarias constituye un aporte al logro del Objetivo de Desarrollo del Milenio 4, a saber, reducir en dos terceras partes el número de defunciones de niños y niñas entre 1990 y 2015.

"El hecho de que la mortalidad por sarampión se haya reducido en un 60% en solo seis años es una hazaña", dijo Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF. "Indudablemente, vacunar a los niños está salvando vidas y conduciendo a la conquista de los

Objetivos de Desarrollo del Milenio. Debemos aprovechar urgentemente este impulso e implementar en las comunidades programas integrados de salud para ayudar a salvar a los más de 10 millones de niños y niñas que mueren todos los años por causas prevenibles". Todavía hay un largo camino por recorrer en la lucha contra una de las enfermedades más contagiosas del mundo. De las 345.000 defunciones que, según se calcula, se produjeron en 2005, el 90% correspondió a menores de cinco años. Muchos de esos pequeños perdieron la vida por complicaciones relacionadas con el sarampión, como diarrea aguda, neumonía y encefalitis.

Ahora, el desafío es alcanzar una nueva meta mundial: reducir las defunciones por sarampión en un 90% para 2010, considerando como base los niveles del año 2000. Esto exigirá mantener los logros de los países que han implementado estrategias aceleradas para el control de la enfermedad y poner en marcha estrategias similares en países con altas tasas de mortalidad por esta causa, como la India y el Pakistán.

"¿Cómo negar a millones de niños y niñas el don -y el derecho- de crecer y prosperar?", dijo Bonnie McElveen-Hunter, Presidenta de la Cruz Roja de los Estados Unidos. "Solo en África, más de 100.000 voluntarios del Movimiento de la Cruz Roja están trabajando para que este derecho sea una realidad. La inmensa generosidad y la dedicación de nuestros donantes y aliados han permitido que comunidades enteras obtengan información vital para la salud y se hayan librado del flagelo del sarampión gracias al oportuno consejo de vacunarse. En los Estados Unidos hay niños que comparten el dinero que sus padres les dan con pequeños de África a quienes nunca han visto y a quienes, seguramente, nunca conocerán. La Cruz Roja de los Estados Unidos se siente orgullosa de estar vinculada a una misión que ha salvado tantas vidas jóvenes... y estamos ansiosos por salvar muchos millones de vidas más".

"El éxito de la Iniciativa contra el Sarampión constituye un acicate para que los gobiernos nacionales y los donantes establezcan nuevas alianzas entre los sectores público y privado encaminadas a ejercer un impacto significativo en la prevención de la enfermedad", dijo Kathy Bushkin Calvin, Vicepresidenta Ejecutiva y Oficial Principal de Operaciones de la Fundación pro Naciones Unidas. "La colaboración de los aliados a todos los niveles, y su capacidad de compartir responsabilidades y tomar decisiones en conjunto, ha repercutido favorablemente en la reducción de la mortalidad".

Antecedentes:

Desde que se puso en marcha en 2001, la Iniciativa contra el Sarampión apoya las actividades de los gobiernos para reducir la mortalidad producida por el sarampión. La Iniciativa está encabezada por la Cruz Roja de los Estados Unidos, los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de los Estados Unidos, la Fundación pro Naciones Unidas, UNICEF y la OMS. Hasta hoy, la Iniciativa ha destinado más de 300 millones de dólares para apoyar técnica y financieramente a las campañas nacionales. Al contar con mayores recursos, la Iniciativa contra el Sarampión ampliará la cobertura de las campañas de vacunación a todas las regiones del mundo en 2007 y 2008.

Otros participantes clave en la lucha contra el sarampión son la Alianza Mundial para el Fomento de la Vacunación y la Inmunización; la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja; la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional; la Agencia Japonesa de Cooperación para el Desarrollo; la Fundación Bill y Melinda Gates; Becton, Dickinson y Compañía; la Fundación Izumi; la Fundación Vodafone; la Iglesia de Jesucristo de los Santos del Último Día; ExxonMobil, y países y gobiernos afectados por el sarampión.




Campus Virtual de Salud Publica Expertise Locator Health in the Américas 2007

Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org