Skip to content

Es necesario vigilar de cerca la gripe aviar en los gatosHasta el momento no existe una transmisión sostenida entre los gatos o desde los felinos

Imprimir Correo electrónico
Roma, Italia - 08 de febrero de 2007
Roma, 8 de febrero de 2007 – Los gatos pueden infectarse con el virus altamente patógeno de la gripe aviar H5N1, pero hasta ahora no existe evidencia científica que sugiera que ha existido una transmisión sostenida del virus entre los gatos o desde los felinos a humanos, señaló hoy la FAO en un comunicado.

Como medida de precaución, la FAO recomienda que en las zonas en donde se ha encontrado el virus H5N1 en las aves de corral o en las aves silvestres, los gatos sean apartados de los animales infectados hasta que pase el peligro. En las explotaciones comerciales, es preferible que los gatos sean mantenidos en locales cerrados.

La Organización de la ONU es contraria al sacrificio de gatos como forma de luchar contra el virus, ya que no existe evidencia de que los felinos sean transmisores del virus. La eliminación de los gatos puede llevar a un aumento de los roedores, entre ellos las ratas, que son una plaga para la agricultura y a menudo transmiten enfermedades a los humanos.

Los informes sin confirmar sobre que se ha detectado una alta prevalencia del virus H5N1 entre los gatos en Indonesia han creado cierta alarma. Los gatos callejeros -que hurgan en las basuras- fueron analizados en las cercanías de los mercados avícolas en Java y Sumatra, en donde se han producido recientemente brotes de gripe aviar.

No es la primera vez que los gatos resultan infectados, como demuestran casos previos en Tailandia, Irak, la Federación de Rusia, la Unión Europea y Turquía. Los gatos pueden contagiarse al alimentarse de aves domésticas o silvestres enfermas, desarrollar la enfermedad de forma grave o incluso mortal, y expulsar el virus a través de su aparato respiratorio o digestivo.

“La situación es preocupante, no solo porque los gatos pueden actuar como intermediarios en la propagación del virus entre especies, pero también porque al desarrollarse en los gatos el virus H5N1 podría transformarse con más facilidad en una cepa más contagiosa que pueda disparar una pandemia”, señaló el Subdirector general de la FAO, Alexander Müller.

“Los hallazgos realizados en Indonesia en enero, sin embargo, indican que cerca del 80 por ciento de los gatos en las zonas donde se han señalado brotes no estaban infectados. Se trata de una señal positiva, ya que indica que no parece que los gatos sean un reservorio (seres vivos que alojan de forma crónica un virus, ndr ) del virus. Da la impresión de que los gatos son más bien portadores finales del virus”, subrayó el experto en Sanidad Animal de la FAO Peter Roeder.

La FAO subrayó que es necesario vigilar de cerca a los gatos ante el contagio por H5N1. “Cualquier mortalidad inusual en los gatos puede hacer sospechar de que se trate del H5N1. La infección en los gatos puede ser una señal temprana de la presencia del virus. La observación de los gatos debe ser parte de los sistemas de vigilancia en las zonas afectadas por la gripe aviar”, añadió Roeder.

La FAO iniciará estudios sobre el terreno en zonas de Java donde el virus H5N1 es prevalente y donde se han producido muertes de gatos para investigar el papel de los felinos en la transmisión de la enfermedad. La investigación se extenderá a otros lugares de Indonesia y a otros países. “Necesitamos también estudios experimentales para entender mejor la biología de la infección de los gatos, incluyendo sobre todo la duración de la difusión del virus por parte de los animales infectados”, subrayó Roeder.

La FAO colaborará con instituciones científicas en los países afectados y los centros internacionales de investigación.




Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org