La Directora de la OPS quiere celebrar "Muchos Ceros" con Bolivia

Imprimir Correo electrónico
La Paz, Bolivia - 02 de febrero de 2004
"La salud requiere de inversiones sostenidas, porque si vacunamos a 90% de los niños, tenemos que seguir vacunando a 90% de los niños; porque los niños tienen la costumbre de nacer todos los días".

Cuando el crecimiento de un país es equivalente a cero, los economistas buscan culpables en los políticos y se avergüenzan; pero para los expertos en salud, ôel cero es un logro que hay que preservarö y Bolivia requiere mucho de este índice que implica la erradicación de enfermedades, que ningún niño muera por causas previsibles, y sobre todo, que se acabe el hambre.

Con ese mensaje llegó a Bolivia la directora general de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Mirta Roses, quien a través de un contacto con los periodistas, hizo un llamado a las autoridades políticas del país y al presidente, Carlos Mesa, para que se mire a la salud como una ôinversión sostenidaö y no como un gasto inflexible, como se entiende en la planificación de los presupuestos generales.

ô¿Cómo le podemos dar glamour al cero? ¿Por qué no podemos enamóranos del cero y hacerle un poco más de propaganda? De esta manera, enseñarles a los políticos que la salud requiere de inversiones sostenidas, porque si vacunamos a 90% de los niños, tenemos que seguir vacunando a 90% de los niños; porque los niños tienen la costumbre de nacer todos los díasö, sostuvo Roses, en instalaciones del Ministerio de Salud, donde este lunes, sostuvo varias reuniones con las autoridades del sector.

El ministro de Salud, Fernando Antezana, a tiempo de destacar la trayectoria de la autoridad panamericana, dijo que la OPS es ôla gran aliada y compañera de viajeö de Bolivia en la ôaventura de hacer la salud universalö, por lo que se comprometió a usar los recursos de la cooperación de manera adecuada y comprometida con las necesidades del país, considerado uno de los cinco prioritarios por el organismo internacional.

EL CLUB DE LOS CINCO: En efecto, desde que Roses tomó las riendas de la OPS en Washington, ûhace exactamente un añoû Bolivia, junto a Guyana, Haití, Honduras y Nicaragua son considerados prioritarios para la asignación y protección de programas ante eventuales recortes financieros que se den por efecto de medidas que adopten las contrapartes gubernamentales o los entes de cooperación.

ôEstos cinco países son protegidos de cualquier reducción de presupuesto para cualquier programa y son sujetos de negociación con toda la cooperación internacionalö, subrayó la autoridad sanitaria internacional, al indicar que el modelo de cooperación que aplica la OPS en Bolivia demanda de unos 5 millones de dólares cada año, con resultados alargadores.

La OPS también tiene una misión más intensa con estos países, en el marco del cumplimiento de las Metas del Milenio y el asesoramiento para que cada nación tramite, ante al Fondo Global, la asignación de recursos para programas que estén orientados a lograr que estos propósitos se cumplan en el tiempo previsto.

En Bolivia, según Roses, la misión de la OPS se traduce a partir de acciones concretas para mejorar y fortalecer las redes sanitarias, además de la capacidad de gestión de los municipios para beneficiar a sus comunidades en la atención de salud, de tal forma que repercuta en el mejoramiento en los indicadores de salud.

La OPS, sobre la base de los indicadores de Desarrollo Humano de Naciones Unidas, identificó en Bolivia a 80 municipios ôque realmente constituyen el grito lacerante de la situación de saludö, aquellos que reflejan los peores indicadores dentro del sistema de salud para concentrar los esfuerzos, remarcó la máxima autoridad de la OPS.

No obstante, destacó que Bolivia sea uno de los pocos países que presentó proyectos de calidad, tanto contra el SIDA, Malaria y Tuberculosis, con propuestas creativas que permitan la movilización de recursos y, sobre todo, atender la ôagenda inconclusaö que señala al hambre como el tema número uno que debe erradicarse del hemisferio.

AGENDA: Roses estará en Bolivia hasta este martes, cuando se reúna con el presidente, Carlos Mesa, con la intención de establecer con detalle el programa de cooperación previsto para el período 2004 û 2007. Asimismo, la directora de la OPS estará en la comunidad de Chacaltaya, donde la OPS apoya el desarrollo productivo, vinculado a la salud.

El representante de la OPS en Bolivia, José Antonio Pagés, recordó que la presencia del organismo en Bolivia data desde hace más de 50 años, la mitad de su vigencia hemisférica. La OPS es la institución multilateral más antigua del planeta.