OMS y FAO advierten urgencia de disminuir enfermedades transmitidas por alimentos

Imprimir Correo electrónico

Nueva York, Estados Unidos - 11 de octubre de 2004
Cada año se registran al menos 2.000 millones de casos de enfermedades transmitidas por alimentos, y muchas de ellas pueden ocasionar la muerte de los afectados, además de que generan gastos muy altos a los gobiernos, advirtieron hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Sólo en Asia, unas 700.000 personas mueren anualmente a causa de los padecimientos originados por los alimentos y el agua que ingieren.

Ante este panorama, más de 300 expertos de 100 países participarán en el Segundo Foro Mundial sobre Regulaciones de Alimentos, que se celebrará del 12 al 14 de octubre en Bangkok, Tailandia, auspiciada por los dos organismos de la ONU.

Durante las jornadas de trabajo, los especialistas tendrán como objetivo desarrollar un enfoque común para fortalecer los sistemas de sanidad de los alimentos y combatir la amenaza que constituye para la salud pública este tipo de enfermedades.

Aunque algunos países han avanzado notablemente en el control de estos padecimientos, el número mundial de casos va en aumento, destacaron la OMS y la FAO.

Agregaron que los riesgos de que un alimento se convierta en fuente de enfermedad ocurren desde que se producen y cosechan –o crían, en el caso de productos animales- hasta que se cocinan y consumen.