Seguridad de los pacientes, un problema de salud pública mundial

Imprimir Correo electrónico
Washington DC, Estados Unidos - 27 de octubre de 2004
La Organización Mundial de la Salud (OMS), junto con líderes mundiales de salud, presenta hoy una nueva alianza que se propone reducir el número de enfermedades, lesiones y muertes que ocurren como consecuencia de errores en la atención de salud.

La Alianza Mundial para la Seguridad del Paciente –lanzada hoy desde la sede de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Washington– buscará llegar a todos los rincones del globo con el lema "Primero, no hacer ningún daño" (First do no harm, en inglés), una frase atribuida a Hipócrates que aún tiene vigencia.

Página de Seguridad del Paciente
Organización Mundial de la Salud (en inglés).

La falta de seguridad para los pacientes es un problema que se presenta en todos los países –desarrollados o en vías de desarrollo– y en todos los niveles de la atención en salud. Recientes estudios han revelado una tasa de fenómenos adversos de entre un 3,5% y un 16,6% entre los pacientes hospitalizados, sólo en países industrializados. Y un promedio de uno de cada 10 pacientes internados sufre alguna forma de daño prevenible que puede dar lugar a alguna discapacidad grave y hasta la muerte.

Según un estudio de la Universidad de Harvard, presentado en el programa 2005 de la nueva alianza, indica que el 70% de los efectos adversos productos de errores en la atención médica deriva en discapacidades temporarias y un 14% de ellos en la muerte del paciente.

Y también es grande el impacto económico de este problema. Otros trabajos han revelado que la hospitalización adicional, las demandas judiciales, las infecciones intrahospitalarias, los ingresos perdidos, la discapacidad y el costo de gastos médicos oscila, de acuerdo al país, entre los 6 mil millones y 29 mil millones de dólares al año.

"La mejora en la seguridad de los pacientes en consultorios y hospitales es, en muchos casos, la mejor manera de proteger los adelantos en medicina y atención que hemos alcanzado en últimos cien años", aseguró LEE Jong-wook, director general de la OMS, en la ceremonia de lanzamiento.

"Es inspirador ver el interés y compromiso que han venido mostrando los países para encontrar soluciones. Con los años, las vidas se salvarán, los riesgos para los pacientes se reducirán y se aprenderán muchas lecciones como resultado de la acción que se lanza hoy desde Washington", expresó Sir Liam Donaldson, médico jefe del Gobierno del Reino Unido, quién preside la alianza mundial.

Donaldson explicó que el 25% de los errores médicos ocurren a la hora de prescribir medicinas, y que es esencial la información de los archivos médicos para evitar estos errores humanos prevenibles.

"Mi hijo tiene un daño cerebral irreparable y mi esposo murió a causa de un tumor mal diagnosticado", contó Susan Sheridan, vicepresidenta de Consumers Advancing Patient Safety. "Y el error humano que hubo sobre mi hijo ocurrió en un hospital estadounidense en donde nacen 5.000 bebés al año", expresó.

La consolidación de la alianza llega dos años después de la resolución 55 adoptada en la Asamblea Mundial de la Salud de 2002 sobre seguridad de los pacientes. Esta resolución exhortó a los Estados Miembros a prestar mucha más atención al problema de la inocuidad, y a establecer y fortalecer los sistemas basados en la ciencia, necesarios para mejorar la seguridad y la calidad de la atención de salud. Esto incluye el monitoreo de medicamentos, equipo médico y tecnología. La resolución instó a la OMS a tomar la delantera al desarrollar acciones y diseñar a nivel mundial.

"Esta iniciativa mundial asegurará que todas las naciones colaboren para mejorar la atención de salud e inocuidad de pacientes, temas que no se limitan por fronteras geográficas", dijo Carolyn Clancy, directora del Organismo de Investigación y Calidad de la Asistencia Sanitaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, quien estuvo presente en el lanzamiento en nombre del secretario Tommy Thompson. "Hemos visto mucho progreso en los últimos cinco años, pero nos queda mucho camino por recorrer para asegurar que los servicios de atención de salud prestados en todo el mundo sean lo más seguros posible". Clancy se refirió al problema como "la epidemia de errores médicos alrededor del mundo".

"Los fenómenos adversos en la prestación de atención de salud son un problema que afecta a cada país, cada hospital, cada clínica alrededor del mundo, desde los doctores hasta las enfermeras y los trabajadores de salud", dijo la Dra. Mirta Roses, directora de la OPS.

"La situación es mucho más grave en los países en desarrollo, con millones de pacientes, niños y adultos, que reciben mala atención en forma prolongada, discapacidades innecesarias y hasta mueren a causa de errores médicos, transfusiones de sangre inseguras, uso de medicamentos falsos o de mala calidad y prácticas poco seguras generales dentro de las condiciones de trabajo deficientes", dijo el Dr. Ebrahim Samba, Director Regional de la Oficina de la OMS para África.

La OMS notifica que al menos 50% de todo el equipo médico existente es inseguro, y que el 77% de todos los casos notificados de falsificación de medicamentos o uso de drogas sin control ocurre en los países en desarrollo.

Esta es la primera vez que una coalición internacional une esfuerzos para actuar a nivel mundial por la seguridad de los pacientes. Esto subraya la necesidad crítica de tomar medidas eficaces, visibles y concertadas para reducir el número creciente de efectos adversos en la atención de salud y su repercusión sobre las vidas de los pacientes.

Varios países ya han iniciado planes de seguridad de pacientes y están revisando su legislación. Los líderes políticos de varios países están desempeñando una función clave al apoyar el desarrollo de investigación, capacidades y conocimiento para abordar la amplia gama de temas de seguridad de pacientes a una escala mundial.

En particular, dos socios de esta alianza -el Departamento de Salud del Reino Unido y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos- ya están destinando recursos y experiencia para comenzar a revertir la incidencia, hoy en aumento, de los efectos adversos prevenibles en la atención de salud.

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.


Seguridad del Paciente OMS HTM