Día Mundial del Donante de Sangre 2006Aún se debe trabajar mucho en las Américas para fomentar la práctica de donación voluntaria, no remunerada d

Imprimir Correo electrónico
Washington DC, Estados Unidos - 14 de junio de 2006
Con motivo de la celebración del Día Mundial del Donante de Sangre, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) hoy rinde homenaje a varios donantes y activistas de la donación voluntaria y no remunerada de sangre, que están haciendo la diferencia para sus países respecto al aumento de este tipo de donantes en la Región.

El Dr. José Ramiro Cruz, asesor regional de servicios de Laboratorio y Sangre de la OPS, afirmó que las 14 personas del hemisferio presentes en Washington para ser objeto de distinción en este día mundial por sus contribuciones a la salud por medio de la donación voluntaria y no remunerada de sangre "fueron seleccionados por sus autoridades porque con sus actos desinteresados, contribuyen a que más del 40% de los donantes de sangre de sus países sean voluntarios".

La finalidad del Día Mundial del Donante de Sangre es ayudar a los gobiernos a que alcancen el objetivo del 100% de donación voluntaria no remunerada. Es un Día en el que se fomenta la concienciación sobre la necesidad de contar con suministros sostenibles de sangre segura. Este día también se dedica a agradecer, como es el caso de la OPS hoy en su sede de Washington, la generosidad de los donantes de sangre, que contribuyen a mejorar o salvar muchas vidas, y alentar el compromiso de nuevos donantes.

Estas personas han llegado a Washington en representación de los esfuerzos en curso en pro de los programas nacionales de donación voluntaria y no remunerada de Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Islas Caimán, Santa Lucía, Surinam, Nicaragua, Uruguay y Estados Unidos.

A pesar de logros y avances en varios países de la Región de las Américas y del resto del mundo, expertos de salud pública afirman este día que, a nivel global, han sido lentos los progresos hacia una meta del 100% de donaciones de sangre voluntarias y no remuneradas. Más aún, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras grandes organizaciones internacionales estiman que aún no se ha conseguido que los suministros de sangre a nivel mundial adquieran los niveles necesarios de seguridad y regularidad.

Grupos vulnerables

A nivel mundial, la escasez de sangre afecta especialmente a varios grupos de población vulnerables para quienes las transfusiones de sangre constituyen un componente esencial de sus tratamientos clínicos. Entre estos grupos se destacan las mujeres que padecen de complicaciones de embarazo y parto, niños que sufren de anemia grave potencialmente mortal, así como las víctimas de traumatismos. Como ejemplo, cabe citar que de las 500.000 defunciones maternas que cada año se producen, el 25% se atribuye a hemorragias obstétricas, una patología cuyo tratamiento demanda siempre una transfusión sanguínea.

En una encuesta realizada por la OMS con motivo de este Día Mundial del Donante de Sangre 2006 se indica que de los 124 países que proporcionaron datos, 56 habían registrado un incremento de las donaciones voluntarias no remuneradas. En los otros 68 no se había progresado o se registró un descenso en el número de donantes voluntarios no remunerados. De los 124 países, 49 habían alcanzado el 100% de donaciones voluntarias no remuneradas. De esos 49 países, sólo 17 eran países en desarrollo.

Según la misma encuesta, el número de donaciones por 1000 habitantes es en la actualidad aproximadamente 15 veces mayor en los países de ingresos altos que en los de ingresos bajos. Este dato es motivo de gran preocupación para los funcionarios de la salud pública ya que los países en desarrollo son los que más necesitan contar con un suministro sostenido de sangre segura para el tratamiento de muchas afecciones que innecesariamente aún se cobran un millón de vidas cada año. La OMS afirma que la disponibilidad de sangre segura permitiría evitar aproximadamente el 25% de los fallecimientos por hemorragias intensas durante el parto.

Países destacados

Dentro de los países de la Región de las Américas y del Caribe, Santa Lucía se ha logrado destacar en la avanzada respecto de recogida de sangre procedente de donantes voluntarios no remunerados. En este país, su número pasó del 24,39% en el 2002 al 83,05% apenas dos años después. En el contexto mundial, Malasia pasó del 50% al 99% entre esos mismos años, e India del 45% al 52,42%. Estos progresos, afirmó la OMS, se debieron especialmente a la intensificación de los programas de prevención del SIDA.

Tema central: compromiso

En su presente edición, el tema central del Día Mundial del Donante de Sangre es el compromiso: el compromiso de los donantes habituales y potenciales, pero también el de los gobiernos y la comunidad mundial, para que se siga asignando prioridad a la seguridad de la sangre como factor vital tanto en el tratamiento como en la prevención de las enfermedades.

En mayo de año pasado, en el transcurso de la 58ª Asamblea Mundial de la Salud, los 192 Estados Miembros de la OMS establecieron el Día Mundial del Donante de Sangre con objeto de expresar el agradecimiento de todos los países a los donantes de sangre, promover las donaciones voluntarias y no remuneradas, y garantizar el suministro de sangre segura para todos.

La propuesta presentada para el establecimiento de este Día Mundial indicó que se reducirían la morbilidad y la mortalidad "si todos aquellos pacientes cuyo tratamiento requiere transfusiones tuvieran acceso a sangre y productos sanguíneos seguros. Ahora bien, continúa la propuesta, ese acceso sólo puede lograrse con un aumento significativo del número de personas dispuestas a donar sangre regularmente y de forma voluntaria, sobretodo en los países en desarrollo".

Enlaces de interés