Taller subregional sobre gripe aviar

Imprimir Correo electrónico
Santiago, Chile - 30 de agosto de 2006
Santiago, 30 de agosto: La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) con el apoyo de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), están iniciando un Proyecto de Cooperación para la detección temprana de la Influenza Aviar, una de cuyas primeras acciones será un taller subregional, que se llevará a cabo los días 31 de agosto y 1 de septiembre en la Sede de la Secretaria General de la CAN en Lima.

El taller, organizado por FAO en coordinación con la Secretaría General de la CAN, contará con la participación de los coordinadores nacionales del proyecto, jefes de los servicios veterinarios, representantes de los Ministerios de Agricultura y del sector privado de los países andinos; así como representantes de los organismos internacionales y regionales de salud animal, que integran el Programa Global para el Control Progresivo de las Enfermedades Transfronterizas de los Animales (GF-TADs).

El evento tiene como objetivo identificar las necesidades actuales de los países de la región andina para la detección temprana de la presencia de la Influenza Aviar; establecer las prioridades nacionales y regionales; así como el cronograma para la implementación de las actividades del proyecto. Asimismo, en el marco de este Proyecto, se ha previsto elaborar un Plan de Contingencia Subregional para Influenza Aviar, el que permitirá a los países andinos estar preparados para responder oportunamente ante un eventual ingreso de la enfermedad a la Subregión.

Los peligros de la gripe aviar

La Influenza Aviar ha tenido un impacto desastroso en un número creciente de países. Según estimaciones, más de 220 millones de aves de corral han muerto o han sido eliminadas en los países afectados. Si bien ya se ha confirmado la presencia del virus en unos 55 países de África, Asia y Europa, mediante una rápida expansión, todavía no se ha presentado ningún caso en el Continente Americano. De ingresar el virus a la región, no solamente están en riesgo los ingresos que genera la producción avícola, representada en los 545 millones de aves de corral existentes en la región andina, sino la salud pública, la nutrición, la agricultura y el desarrollo rural sostenible andino.