Destacadas instituciones de todo el mundo se reúnen para hacer frente al aumento del número de vidas que se cobran las carreteras
Ginebra, Suiza - 24 de septiembre de 2003
24 de septiembre de 2003 | GINEBRA -- Representantes de más de 20 destacadas organizaciones internacionales de seguridad vial, pro-cedentes de países ricos y de países pobres, se reúnen hoy por primera vez en la sede de la Or-ganización Mundial de la Salud (OMS) en Ginebra, con la intención de poner en marcha una ini-ciativa mundial de seguridad vial. «Es la primera reunión que aglutina a tantas de las entidades más influyentes del ámbito de la se-guridad vial, desde asociaciones de víctimas, fundaciones y la industria del automóvil hasta los ministerios de transporte y de salud», ha afirmado el Dr. LEE Jong-wook, Director General de la OMS. «La confluencia de tan diversos conocimientos en materia de seguridad vial y la adopción de medidas adecuadas contribuirá a invertir la tendencia al alza en el número de vidas que inne-cesariamente se cobran las carreteras de todo el mundo.»

Cada año, más de 1,2 millones de personas pierden la vida en las carreteras, y muchos millones más resultan lesionadas o quedan discapacitadas. En algunos países de ingresos bajos y me-dios, las víctimas de accidentes de tráfico ocupan hasta un 10% de las camas de hospital. Se prevé que el número de muertes ocasionado por traumatismos de todo tipo pase de 5,1 millones en 1990 a 8,4 millones en 2020, y que los accidentes de tráfico sean una de las principales causas de ese aumento.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, señaló en su informe «Crisis de segu-ridad vial en el mundo», publicado recientemente, que «el mejoramiento de la seguridad vial re-quiere un firme compromiso político por parte de los gobiernos», y añadió que los países también deben procurar «garantizar la disponibilidad de una cantidad de recursos suficientes y proporcio-nados a la magnitud del problema de la seguridad vial en sus países».

Se estima que el costo económico mundial de los traumatismos por accidente de tráfico asciende a US$ 518 000 millones anuales. En los países en desarrollo, ese costo se estima en US$ 100 000 millones, el doble de la cantidad anual que se invierte en asistencia para el desarro-llo destinada a los países en desarrollo. Para paliar esta crisis mundial de salud pública y desa-rrollo, Kofi Annan recomienda que los países formulen y apliquen estrategias nacionales para la prevención de traumatismos por accidente de tráfico y planes de acción adecuados.

«Perder a un hijo es como morir. El duelo nunca termina. El dolor es constante» afirma Rochelle Sobel, madre de una víctima, y fundadora y presidenta de ASIRT (Association for Safe Internatio-nal Road Travel), organización no gubernamental con sede en los Estados Unidos. Sobel, que participa en la reunión, ha subrayado que «si bien el precio emocional es terrible, y no puede cuantificarse, las consecuencias económicas para las familias pueden calcularse, y son abruma-doras». Según estudios realizados, en 2002 aproximadamente el 50% de las víctimas mortales de los accidentes de tráfico de todo el mundo eran jóvenes adultos de edades comprendidas entre los 15 y los 44 años, muchos de los cuales eran el sostén de la familia.

Las personas reunidas hoy en la OMS preparan una iniciativa mundial dedicada a la seguridad vial, que se presentará el 7 de abril de 2004, Día Mundial de la Salud. En el marco de la iniciativa se preparará un informe mundial, se celebrarán conferencias y debates en foros políticos como la Asamblea General de las Naciones Unidas, y se realizarán otras importantes acciones de sensibi-lización. Asimismo, la alianza hará un llamamiento para que se adopten medidas destinadas a aplicar políticas y programas que aborden la reducción de la velocidad; el consumo de alcohol; el aumento del uso de cinturones de seguridad, cascos y dispositivos de seguridad para niños; la mejora de los sistemas de intervención en caso de emergencia, la promoción de diseños de vehí-culos más seguros, y la introducción y aplicación de normas de seguridad vial.

*ASIRT, Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), Centro Nacional para la Prevención, CSIR Trans-portek, Comisión Económica para Europa, Federación Europea de las Víctimas de Accidentes de Tráfico (FEVR), Fede-ración Internacional de Motociclismo, Fundación FIA para el Automóvil y la Sociedad, Alianza Mundial para la Seguridad Vial (GRSP), Institute for Traffic Care, Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, Ministère de la Santé, de la Famille et des Personnes Handicapées, National Center for Injury Prevention and Control, NHTSA, Task Force for Child Survival and Development, Banco Mundial, Organización TISPOL, Servicio de Traumatis-mos y Rehabilitación de Omán, Universidad de Malasia.