Día Mundial del Sida busca erradicar el estigma y la discriminación

Imprimir Correo electrónico
Washington D.C., Estados Unidos - 20 de noviembre de 2003
El 1º de diciembre se conmemora el Día Mundial del Sida. Este año es la segunda etapa de la campaña por la erradicación del estigma y la discriminación en contra de las personas con VIH, los principales obstáculos para una atención y cuidado eficaces.

En este marco, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) dará a conocer un reporte sobre Comprensión y respuesta al estigma y a la discriminación por el VIH/Sida en el sector salud, que analiza un fenómeno que todavía persiste en los servicios de salud del continente.

Hoy en día, 42 millones de personas viven con VIH/Sida en el mundo. En América, la cifra alcanza a 2,8 millones de personas, incluyendo las 235.000 que contrajeron el virus el año pasado. En Latinoamérica viven 1,4 millones; 420.000 en el Caribe y 940.000 en Norteamérica.

El aumento relativo del número de nuevas infecciones es mayor en el Caribe (16%), seguido de Latinoamérica (10%) y Norteamérica (5%).

El Caribe es la segunda región con mayor tasa de incidencia del mundo, por debajo del Africa subsahariana. Los niveles más altos de prevalencia se registran en Bahamas y Haití.

Mientras que en esta región la transmisión heterosexual es la vía más frecuente de contagio, en los países andinos ûasí como en Canadá, México y Estados Unidosû la transmisión entre hombres que tienen sexo con hombres representa el 50% de los casos.

La epidemia de VIH se presenta como una emergencia de salud pública a nivel mundial. Según informes de organismos internacionales, para 2050, la población de Sudáfrica corre el riesgo de pasar de los 44 millones de personas que son en la actualidad a 40, 2 millones, a causa de la mortalidad por sida.

La consecuencia directa de la pandemia es la disminución de la natalidad y de la esperanza de vida. Se considera que, en Africa, el número de niños “no nacidos” a causa de padres muertos por sida en edad reproductiva, alcanza a 91 millones.

Centrándose en el estigma y la discriminación y con el lema “Vive y deja vivir”, la campaña mundial que culmina este año se propone alentar a las personas a romper el silencio y derribar los obstáculos que impiden la prevención y atención eficaces del VIH/Sida. También intenta desterrar las actitudes discriminatorias y los mitos que todavía persisten en torno al VIH.

“La infección por VIH se ha convertido en la amenaza más grande para la supervivencia humana en los últimos 700 años. Los logros importantes alcanzados en la salud del niño y la esperanza de vida en las Américas están siendo amenazados por esta epidemia que está destruyendo muchos de los esfuerzos e inversiones de los últimos decenios”, reflexiona la Dra Mirta Roses Periago, directora de la OPS, en el prólogo del informe de la OPS.

Y justamente las actitudes discriminatorias lesionan los logros que se han alcanzado en la batalla contra esta pandemia. En materia de acceso a antirretrovirales ûlas drogas de última generación para tratar la infecciónû los países de la región han logrado bajar sus costos hasta en un 90%.

Para lograr el acceso pleno a estas terapias, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha organizado la campaña “3 por 5”, cuyo objetivo es que 3 millones de personas con VIH se sumen a los nuevos tratamientos para 2005.

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.