En Latinoamérica y el Caribe, más de la mitad de la población es sedentaria

Washington D.C., Estados Unidos - 09 de diciembre de 2003
Sólo 30 minutos diarios de actividad física moderada pueden reducir o eliminar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, osteoporosis, cáncer de colon y cáncer de mama, según una publicación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Pero, como explica el último número de la Revista Panamericana de Salud Pública, aunque estos beneficios han sido ampliamente divulgados y son conocidos por la población en general, los estilos de vida sedentarios son los que predominan en casi todas las zonas urbanas del continente.

Esta edición de la revista está especialmente dedicada a la actividad física y ofrece una serie de cinco artículos y cuatro historias de actualidad sobre este tema.

Según datos obtenidos de 24 países de la Región de las Américas, más de la mitad de la población es inactiva, es decir, no observa la recomendación de un mínimo de 30 minutos diarios de actividad, por lo menos cinco días a la semana.

La actividad física moderada pero regular -como subir escaleras, caminar rápido o andar en bicicleta como parte de la rutina diaria- puede también reducir el estrés, aliviar la depresión y la ansiedad, estimular la autoestima y mejorar la claridad mental.

Según se analiza en la revista, la inactividad constituye uno de los grandes factores de riesgo que explican las proporciones epidémicas actuales de las enfermedades no transmisibles (ENT). En el "Informe sobre la salud en el mundo 2002", la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que el 76% de todas las muertes en el continente americano en 2000 se debieron a ENT. Y ese mismo año se produjeron sólo en Latinoamérica 119.000 muertes vinculadas a estilos de vida sedentarios. Muchos de los efectos de estas afecciones pueden reducirse con ejercicio.

En varios países del continente, la proporción de la población cuya salud está en riesgo debido a una vida inactiva se aproxima al 60%. Está situación se resalta en personas mayores de 60 años, que representan el grupo de población de mayor crecimiento en Latinoamérica y el Caribe. Y es justamente en este sector en donde se presentan las mayores tasas de prevalencia de ENT.

Cuatro países han hecho punta en la búsqueda de mayor información sobre el tema: Brasil, Chile, México y Perú y los trabajos logrados se presentan en esta edición. Cada uno de ellos demuestra con rigor científico, las enormes ventajas que la actividad física representa para la salud.

Por último, la edición ofrece las historias de dos notables ejemplos de la buena promoción: el programa Agita São Paulo en Brasil y la iniciativa Vida Chile.

En la revista se destaca la necesidad de mayor vigilancia epidemiológica y más datos con los que se puedan elaborar políticas para fomentar la actividad física. "Lamentablemente, sin datos que respalden la práctica y las políticas, la inactividad física se seguirá viendo como un asunto de deportes y recreo, y no como un problema que menoscaba la salud pública", se reflexiona en el editorial.

El editorial, escrito por el Dr. Enrique Jacoby, de la Unidad de Nutrición de la OPS; Fiona Bull, de la Universidad de Australia Occidental y Andrea Neiman, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, destaca también que esta promoción de salud debe comenzar en la infancia. "Si no hay zonas seguras de recreo al aire libre y si las escuelas siguen restándole importancia a las actividades físicas programadas los niños, es de esperar que los niños pasen muchas horas viendo televisión y jugando en su computadora", remarcan los autores.

Según estudios recientes, los escolares que suelen ser activos tienen mejor rendimiento académico y un sentido de responsabilidad personal y social más acentuado que los que son más sedentarios.

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.