Los gobiernos de los países más afectados tienen ahora una oportunidad extraordinaria para erradicar la poliomielitis
Ginebra, Suiza - 15 de enero de 2004
«Dentro de 12 meses la poliomielitis debería quedar relegada a los libros de historia», han declarado hoy en la reunión de alto nivel celebrada en Ginebra los ministros de salud y representantes de los seis países donde la poliomielitis sigue siendo endémica. Han dado a conocer un enérgico plan nuevo para vacunar en 2004 a 250 millones de niños en sesiones múltiples durante una serie de campañas de inmunización masiva contra la poliomielitis.

Los datos provenientes del Afganistán, Egipto, la India, el Níger, Nigeria y el Pakistán indican que el poliovirus ha quedado confinado en unos pocos reservorios. Esos datos, junto con la introducción de nuevos programas combativos, muestran una oportunidad sin precedentes para erradicar una enfermedad que antes paralizaba a cientos de miles de niños por año.

Después de una inversión internacional de US$ 3000 millones a lo largo de 15 años y del compromiso efectivo de más de 200 países y 20 millones de voluntarios, la poliomielitis podría convertirse en la primera enfermedad que se erradique en el siglo XXI. Los ministros de salud reunidos en Ginebra han señalado que el éxito o el fracaso de la mayor iniciativa mundial de salud pública, encabezada por gobiernos nacionales, la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Asociación Rotaria Internacional, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos y el UNICEF, dependen ahora de los gobiernos de los seis países donde la enfermedad es endémica. Los niveles de transmisión de la poliomielitis están ahora en su momento más bajo en países tan decisivos como la India, Egipto y el Pakistán, lo que ofrece a los respectivos gobiernos una oportunidad excepcional para poner freno a la propagación del virus. Según los epidemiólogos, el primer hito hacia la erradicación mundial de la poliomielitis en 2004 podría venir de Egipto, seguido muy de cerca por la India.

Actualmente Nigeria representa el mayor riesgo para la erradicación mundial de la poliomielitis. A finales de 2003 se suspendieron las actividades de inmunización antipoliomielítica en el estado de Kano, último reducto importante de la enfermedad en África, debido a rumores infundados de que la vacuna no era segura. La paralización de las actividades de inmunización en Kano y las deficiencias de las campañas antipoliomielíticas emprendidas en otros estados del norte permitieron que la enfermedad volviera a propagarse gradualmente por Nigeria y se extendiera a países antes exentos de poliomielitis: el Camerún, el Chad y el Níger, desde donde pasó a Benin, Burkina Faso, Ghana y Togo. Esto colocó en situación de riesgo a 15 millones de niños, e hizo necesaria la puesta en marcha de una campaña de inmunización masiva en toda el África occidental y central.

El Ministro de Salud de Nigeria, Profesor Eyitayo Lambo, expuso sucintamente las medidas que adoptará su país para mejorar de forma «radical» las campañas contra la poliomielitis en la primera mitad de 2004, en particular en los estados del norte donde el virus continúa circulando libremente. Afirmó: «El Gobierno Federal, los gobiernos de los estados, los gobiernos locales, los jefes religiosos y tradicionales, los cristianos y musulmanes, nos aunaremos en la colaboración para llegar a todos los niños con vacuna antipoliomielítica. Todos los nigerianos tenemos la responsabilidad de lograr que la poliomielitis sea eliminada de todos los lugares, de norte a sur de nuestro gran país. Nigeria está decidida a romper la cadena de transmisión de la poliomielitis por el bien de nuestros hijos, los hijos de nuestros vecinos y los niños de todo el mundo».

La Ministra de Salud de la India, Sushma Swaraj, dijo desde Nueva Delhi: «La erradicación de la poliomielitis constituye un reto enorme en un país tan extenso y densamente poblado como la India. Pero en 2003 hemos demostrado al mundo que tenemos la capacidad, los recursos y, lo que es más importante, la voluntad de derrotar esta devastadora enfermedad». La Ministra se refirió a los datos preliminares de 2003, que muestran una reducción de un 84% en el número de casos de poliomielitis con relación a 2002.

La Ministra añadió: «Tenemos una oportunidad sin igual de terminar para siempre con la poliomielitis. Aprovecharemos esta oportunidad llevando la vacuna a todos los niños, en particular en la parte occidental de Uttar Pradesh y en cualquier otro rincón de la India donde no se haya puesto freno a la transmisión. En el futuro de la India no hay sitio para la poliomielitis».

En el año 2003 también se pusieron de manifiesto los graves riesgos que amenazan la ofensiva final internacional para erradicar la poliomielitis. En 2003, por falta de fondos, la mayoría de los países exentos de poliomielitis suspendieron sus campañas de inmunización, con lo que aumentó la vulnerabilidad de millones de niños a las infecciones por poliovirus procedentes de países donde la enfermedad es endémica, y se puso de relieve la necesidad urgente de interrumpir la transmisión de poliovirus en esos seis países.

Los ministros han coincidido en que, desde principios de 2004, es preciso emplearse a fondo para vacunar a todos los niños contra la poliomielitis, en particular en Nigeria, la India y el Pakistán, donde se concentra más del 95% de todos los casos de poliomielitis del mundo. En estos tres países, la transmisión del poliovirus está confinada, además, a una serie de «zonas críticas», en particular a cinco estados y provincias (Kano en Nigeria, Uttar Pradesh y Bihar en la India y la Provincia de la Frontera Noroccidental y Sindh en el Pakistán), donde en conjunto se registraron más del 75% de los casos nuevos declarados en 2003 en el mundo.

Para ejecutar plenamente los resueltos planes de erradicación anunciados por los ministros de salud será preciso disfrutar del apoyo constante y generoso de donantes públicos y privados. Se necesitan urgentemente US$ 150 millones más para cubrir el déficit de financiación de las actividades previstas para 2004 y 2005.

La Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis está dirigida por la OMS, la Asociación Rotaria Internacional, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos y el UNICEF. La coalición para erradicar la poliomielitis engloba a los gobiernos de los países afectados por la enfermedad, fundaciones privadas (como la Fundación de las Naciones Unidas y la Fundación Bill y Melinda Gates), bancos para el desarrollo (como el Banco Mundial), gobiernos donantes (como Alemania, Australia, Austria, Bélgica, el Canadá, Dinamarca, los Estados Unidos, Finlandia, Irlanda, Italia, el Japón, Luxemburgo, Nueva Zelandia, Noruega, los Países Bajos y el Reino Unido), la Comisión Europea, organizaciones humanitarias y no gubernamentales (como la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja) y empresas asociadas (como Aventis Pasteur y De Beers).