Fondo rotatorio para vacunas: una herramienta regional única

Imprimir Correo electrónico
Washington D.C., Estados Unidos - 19 de abril de 2004
Hace poco más de un cuarto de siglo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) creó un mecanismo para garantizar a los países la disponibilidad constante de vacunas. Se trata del Fondo Rotatorio para la compra de Vacunas, un fondo común que utilizan los estados para la adquisición de vacunas, jeringas y equipos necesarios para conservarlas.

Gracias a este fondo todos los países de la región ya tienen sus vacunas listas para iniciar la Semana de Vacunación en las Américas, un esfuerzo continental de inmunización que comienza el 24 de abril.

La creación de este fondo en 1977 permitió organizar el mecanismo de compra de vacunas a través de la OPS, que actúa como una suerte de agente comercial o agente de adquisición en nombre de sus Estados miembros.

Por esta tarea, la OPS le "cobra" a los países un 3% del costo. Este cargo por servicios ha permitido que el fondo se capitalizara notoriamente, del millón de dólares original a 24 millones en 2003. El contribuyente individual más grande es Estados Unidos con $1,7 millones el año pasado. Además, el número de países que participan en el Fondo ha aumentado de 19 en 1977 a 35 para 2002.

El fondo ha asegurado durante los dos últimos decenios un suministro de vacunas de alta calidad para los programas nacionales de vacunación a precios asequibles. Esto ha permitido ahorros sustanciales, de hasta el 80% del precio de las vacunas ordenadas un determinado país. Y también ha permitido la planificación ordenada de las actividades de inmunización.

Al permitirles a los países adquirir las vacunas de alta calidad a precios económicos, el fondo desempeña una función central en la introducción de las vacunas en los esquemas regulares de vacunación.

Algunas de estas vacunas son contra la rubéola, síndrome de rubéola congénita, hepatitis B, Haemophilus influenzae tipo b y fiebre amarilla. Según un documento de la OPS sobre el fondo, "los programas de inmunización deben continuar, como una herramienta de reducción de la inequidad. Vacunas seguras, efectivas y asequibles deben estar disponibles para todos aquellos que las necesiten".

La experiencia adquirida mediante el manejo del fondo puede también beneficiar a otras regiones del mundo, ya que, en las Américas, ha demostrado ser un catalizador para asegurar la sostenibilidad de la provisión de vacunas, fenómeno que puede repetirse a nivel mundial.

En resumen, los objetivos del fondo son:

  • Garantizar a los países el suministro continuo de vacunas, manteniendo los estándares de calidad según las normas de la OPS y de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
  • Permitirles a los países obtener los suministros necesarios para las actividades de inmunización. Esto previene las interrupciones debidas a la falta de vacunas o fondos inmediatos.
  • Facilitar el uso de la moneda local para el reembolso de las facturas.
  • Asegurar los mejores contratos y precios.
  • Asegurar la calidad de las vacunas que son usadas en los programas nacionales de vacunación.
  • Establecer procedimientos con proveedores para poder canalizar pedidos urgentes y entregas en poco tiempo.

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.




Última actualización el Jueves 03 de Febrero de 2011 06:38