OPS destaca trabajo con los 5 países más necesitados del continente

Imprimir Correo electrónico
Washington, Estados Unidos - 19 de mayo de 2004
Washington, D.C., 19 de mayo de 2004 (OPS)--Bolivia, Nicaragua, Haití, Guyana y Honduras son los cinco países prioritarios para la cooperación técnica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Durante una presentación realizada en la 57º Asamblea Mundial de la Salud, que reúne esta semana en Ginebra, Suiza, a representantes de los 192 Estados Miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Dra. Mirta Roses Periago, directora de la OPS, dijo que “la situación de salud en estos países es éticamente intolerable y evitable”.

En una sesión con asistencia multitudinaria, también resaltó que “la solidaridad y equidad son valores de nuestro trabajo en salud pública y podemos canalizar esfuerzos internacionales alrededor de los cinco países prioritarios”. Roses aseguró que la Organización tiene herramientas técnicas, intervenciones apropiadas y voluntad política, pero que son esenciales recursos financieros apropiados -y un apoyo sostenido con enfoque de programas- para poder avanzar”.

Cuatro de los subdirectores generales de la OMS acompañaron la presentación de Roses y manifestaron su satisfacción con el enfoque adoptado por la OPS. Este enfoque enmarca el trabajo en los cinco países dentro de las Metas de Desarrollo del Milenio, un compromiso mundial por el mejoramiento de la salud a través de pasos concretos que van desde erradicar la pobreza extrema y el hambre hasta la reducción de la mortalidad infantil y materna, y la lucha contra el sida.

“Hay una urgente necesidad de enfrentar esta agenda inconclusa en salud, cuyos signos se concentran en los países prioritarios”, destacó la Dra. Roses.

Delegados de los cinco países, entre los que se encontraban los ministros de Salud de Guyana y Haití, hicieron un llamamiento a intensificar la cooperación estratégica en sus países, reconociendo las diferencias que tienen en salud pero también tomando los logros que han tenido en el duro camino por modificar sus realidades sanitarias. La presentación fue fructífera: asistentes de otros países de las Américas ofrecieron su colaboración solidaria con ofertas concretas, reconociendo especialmente la urgencia de acciones.

la decisión de que estos países sean prioridad número uno no es arbitraria. Se basa en los indicadores de salud que presentan –expectativa de vida, mortalidad materna, cantidad de médicos por habitante, etc.-, que se encuentran muy por debajo del promedio regional.

A modo de comparación, la tasa de mortalidad materna por cada 100.000 nacidos vivos en estos cinco países es la misma que tenía Estados Unidos en las décadas del 30 y el 40. En Bolivia, hay apenas 1,3 médicos por cada 1.000 habitantes, y en Haití, 0,2. El más reciente Informe sobre la salud en el mundo 2004 dice: “…en gran medida como consecuencia de la epidemia de sida, la esperanza de vida media en Haití cayó de 57 años en 1993 a 50 años en 2002…”.

La pobreza domina el panorama de estos países, en donde entre el 43% y el 63% de la población vive por debajo de la línea de pobreza. Todos presentan deficiencias en común: una estructura del sistema de salud altamente fragmentada e insuficiente, concentración de servicios en las áreas más ricas y profunda inequidad en el acceso, entre otros.

La exposición de Roses dejó en claro que se necesita el apoyo internacional para que estos países logren salir adelante. “Ninguna organización sola –nacional o internacional- tiene el mandato, y la capacidad de recursos para lograr todos estos objetivos. Alianzas públicas y privadas a nivel global, regional, de país y local son necesarias para movilizar recursos, y planear, implementar y monitorear estas actividades”, asegura el Dr. Lee Jong-Wook, director general de la OMS.

Los debates de la asamblea enfocan especialmente a las políticas para enfrentar la epidemia de VIH. En 2003, murieron en el mundo 3 millones de personas a causa del sida y se registraron 5 millones de nuevas infecciones.

La reunión anual trata también otros temas clave de salud pública como nutrición, salud reproductiva, salud global, atención sanitaria en situaciones de crisis, salud mental y abuso de sustancias, y erradicación de la polio y el sarampión.

En la sesión plenaria de hoy, el orador invitado fue el ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter, quien resaltó la importancia de promover una mirada global sobre la salud y la necesidad de promover una mayor solidaridad internacional.

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.

Para mayor información, b-roll y fotografías por favor comunicarse con Paula Andaló, tel (202) 974-3699, fax (202) 974-3143, Información Pública, e-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla – www.paho.org/noticias