Tabaco y pobreza, un círculo vicioso difícil de quebrar

Washington, Estados Unidos - 27 de mayo de 2004
El Día Mundial sin Tabaco, que se celebra cada 31 de mayo, resalta este año una cara hasta ahora oculta del problema: el tabaco y su vínculo con la pobreza.

"La campaña que en este marco realiza la Organización Panamericana de la Salud (OPS) tiene como objetivo elevar la conciencia de legisladores, funcionarios y periodistas de la región sobre los enormes costos sociales y económicos del consumo de tabaco", explicó la Dra. Mirta Roses Periago, directora de la Organización.

En el original formato de una cajetilla de cigarrillos, que en realidad contiene "verdades sin filtros" en cada una de sus caras y en su interior, la Organización llama la atención sobre el desastre económico que existe detrás del tabaco. Algunas de estas verdades son:

  • El tabaco desangra los recursos de la economía mundial a razón de 200.000 millones de dólares anuales, según el Banco Mundial. Los ingresos tributarios del tabaco no compensan estos costos.
  • En los países de ingresos altos, la atención de salud para tratar las enfermedades causadas por el tabaco constituye entre el 6% y el 15% de todos los gastos sanitarios. En Chile, por ejemplo, sólo el tratamiento adecuado de todos los casos de cáncer de pulmón causados por el tabaco representaría el 6% de los gastos en salud.
  • Cada año, Estados Unidos pierde 82.000 millones de dólares en productividad debido a las muertes por tabaco, además de los 76.000 millones en costos de cuidados en salud.
  • Los pobres tienen mayor probabilidad de fumar que los ricos y las familias pobres gastan un mayor porcentaje de sus ingresos en tabaco.
  • Los fumadores tienen mayor probabilidad de faltar más días al trabajo por enfermedad, y de morir en sus años más productivos, dejando a sus familias sin fuentes de ingresos.
  • La nicotina de la hoja del tabaco y los plaguicidas dañan la salud de los cultivadores de tabaco, produciendo vómitos, debilidad, irritación de la piel y los ojos, daño renal y respiratorio. En Brasil, el 48% de los familiares de cultivadores de tabaco sufren enfermedades relacionadas con plaguicidas.
Otro de los impactos en la economía ocurre a través de la agresión al medio ambiente. En 1995, la industria tabacalera mundial produjo unos 2.000 millones de kilogramos de desechos y 209 millones de kilogramos de residuos químicos. Los plaguicidas para cultivar tabaco tienen tóxicos que acaban en las aguas subterráneas y en el agua potable.

Como resume en su introducción el informe Tabaco y pobreza: un círculo vicioso, producido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a propósito de este día mundial, "el tabaco contribuye a la pobreza a través de la pérdida de ingresos, pérdida de productividad, enfermedad y muerte. Juntos, tabaco y pobreza conforman un círculo vicioso del que a menudo es difícil escapar".

El 21 mayo de 2003, los 192 Estados Miembros de la OMS dieron un paso histórico al adoptar en forma unánime un Convenio Marco para el Control del Tabaco, el primer acuerdo mundial sobre un tema de salud pública y el primer instrumento jurídico diseñado para reducir las muertes y enfermedades relacionadas con el tabaco en todo el mundo, que persigue entre otras cosas, regular el envasado, la publicidad y el precio de los cigarrillos, y proteger a todos de la exposición al humo de tabaco de los demás.

Hasta el momento, 20 países de la región han firmado el convenio. Y éste cobrará fuerza definitiva cuando 40 países lo ratifiquen.

"Este día mundial es una oportunidad para promover la firma y ratificación del convenio. Y también para destacar su valor como herramienta para reducir el uso del tabaco", aseguró Roses, directora de la OPS.

Los argumentos económicos que se resaltan este año pueden utilizarse para responder a muchas de las dudas de los gobiernos, y a las estrategias engañosas de las empresas tabacaleras. Según Roses, es muy importante que se aclaren los mitos económicos alrededor del control del tabaco, promovidos en gran parte por las multinacionales del tabaco, para reducir su consumo.

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.




Última actualización el Jueves 03 de Febrero de 2011 05:41