OMS advierte que 1,6 millones de personas mueren cada año por intoxicación con humo de cocinas

Imprimir Correo electrónico
Nueva York , Estados Unidos - 15 de octubre de 2004
Cerca de 1,6 millones de personas mueren anualmente a causa del humo de carbón y leña que se utilizan para cocinar en muchos países en desarrollo y que también provoca enfermedades respiratorias graves, indicó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La cifra convierte a la contaminación del aire de las casas en una de las principales razones de muerte y enfermedades en los países más pobres, destacó.

La OMS señaló que más de la mitad de las familias del mundo siguen usando combustibles sólidos como la leña, el carbón, los residuos agrícolas y los excrementos de animales.

“El humo que se desprende de esos combustibles contiene una mezcla tóxica de partículas y sustancias químicas que superan a las defensas del organismo y duplican el riesgo de contraer enfermedades respiratorias como la bronquitis y la neumonía”, apuntó la OMS en un comunicado emitido en conjunto con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Los organismos de la ONU agregaron que estos humos afectan particularmente a la población más vulnerable, como las mujeres y los niños que viven en las zonas rurales de los países en desarrollo. Para este sector de la población, la inhalación de los humos equivale al consumo de dos paquetes de cigarrillos al día.