Bolivia: ONU establece centro para ayudar a damnificados de inundaciones

Nueva York, Estados Unidos - 23 de febrero de 2006
La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) anunció hoy el establecimiento de un centro en Santa Cruz, Bolivia, que organizará la asistencia a las víctimas de las recientes inundaciones en ese país.

Se calcula que más de 13.000 familias resultaron afectadas por el desastre causado por las lluvias.

Uno de los seis equipos que integrarán este centro se dedicará a reparar la infraestructura y a reencausar los ríos, por ejemplo el Río Grande, que en algunas zonas se ha desviado hasta 30 kilómetros de su cauce original.

Sólo en Santa Cruz, las pérdidas en la agricultura ascienden a alrededor de 7 millones de dólares, y miles de hectáreas de tierra cultivada han quedado destruidas, lo que hace imposible una cosecha antes del próximo mes de noviembre.

Otra de las prioridades de las autoridades bolivianas será la reparación de unos 300 kilómetros de caminos, así como puentes y drenajes.

OCHA está coordinando ayuda del Programa Mundial de Alimentos (PMA), del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de países como Argentina, Bélgica, Chile, Cuba, Japón, Perú, Estados Unidos y Venezuela.


Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios - OCHA HTM