Agencias internacionales planean una acción común contra la gripe aviar en las Américas

Imprimir Correo electrónico
Washington DC, Estados Unidos - 07 de marzo de 2006
Representantes regionales de agencias internacionales clave en el trabajo de la salud animal y humana en América Latina y el Caribe se reunieron hoy en la sede de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para discutir acciones conjuntas por una posible llegada del virus de la gripe aviar H5N1 en las Américas.

"Estamos todos preocupados por el impacto potencial caso que llegue a nuestra región el H5N1", dijo la Dra. Carissa Etienne, subdirectora de la OPS. "Sabemos perfectamente que tenemos la necesidad de coordinar nuestros esfuerzos para que sean tan eficaces como sea posible".

Participaron en la reunión representantes de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En diciembre pasado, estas entidades acordaron formalmente colaborar en el área de la gripe aviar y la gripe pandémica durante la Conferencia Hemisférica sobre Influenza Aviar en Brasilia, y se está desarrollando una estrategia inter-agencial y regional. La OIE está coordinando estos esfuerzos dentro del Marco Global para el Control Progresivo de Enfermedades de Animales TransFronterizas (MG-TAE).

"Estamos trabajando juntos para fortalecer en nuestra región la capacidad de vigilancia, notificación rápida, diagnóstico de laboratorio, y acciones rápidas para la contención", dijo el Dr. Albino Belotto, jefe del programa de Salud Pública Veterinaria de la OPS. "Obviamente, tanto más nos preparemos ahora, mejor podremos responder cuando y si el virus llega a nuestra región".

El virus H5N1 ya ha llegado a 40 países en Asia, Europa y África, la mitad de ellos en las últimas cuatro semanas. Más de 150 millones de aves han muerto o han sido sacrificadas como consecuencia del virus, con pérdidas económicas que se cifran en billones de dólares.

"Las consecuencias del H5N1 en las Américas podrían ser enormes", dijo Belotto. "La mayoría de nuestros estados miembros dependen fuertemente de su agricultura y ya hemos visto el impacto económico en otras partes del mundo. Pero si colaboramos y aprendemos de las experiencias en otros lugares, podremos prevenir o mitigar los efectos del H5N1 caso que llegue aquí a las aves silvestres o de corral".

"Esta no es únicamente una preocupación para el sector avícola," señaló el Dr. Luis Barcos, representante regional de la OIE en América Latina. "El pollo es una fuente crucial de proteínas en la región de las Américas. Más aún, hay una cadena de industrias que podrían ser adversamente afectadas, desde los productores de maíz y soya hasta la industria empacadora y comerciantes".

Los participantes de la reunión también discutieron esfuerzos conjuntos en materia de preparación pandémica. El H5N1 ha provocado un número relativamente bajo de casos humanos (175 casos confirmados en laboratorio) y continúa siendo difícil aún para los humanos contraerlo. Casi todos los casos de enfermedad entre humanos tienen su origen por contacto con aves infectadas, especialmente por los sacrificios, despieces o desplumado en las casas. Expertos en seguridad de los alimentos de la OPS y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) enfatizan que es seguro el consumo de carne de pollo, incluso en aquellos países donde el virus está presente, siempre que sea debidamente tratado y cocinado.

"Mientras el H5N1 se mantenga como un virus de aves, la amenaza a la salud humana no es grave", dijo Etienne. "Pero los virus de la influenza cambian constantemente y el peligro está en que, en el futuro, se pueda transformar en un virus fácilmente transmisible entre humanos."

"A medida que se propague internacionalmente en las aves, aumentan las oportunidades de que interactúe con huéspedes animales y humanos, aumentando con ello las posibilidades de que evolucione en un virus pandémico humano", dijo Etienne. "Nadie sabe si esto pasará, ni cuándo, pero es crítico avanzar en los preparativos para una potencial pandemia de influenza al tiempo que trabajamos para prevenir la expansión de la gripe aviar en aves".

La OPS/OMS ha estado apoyando a sus Estados Miembros en el desarrollo de planes nacionales de preparación pandémica. La OPS auspició un taller de cinco días en Panamá a finales de febrero para oficiales de América Central y República Dominicana para evaluar y coordinar los planes nacionales existentes de preparación para la gripe, en un taller financiado por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). También en febrero, la OPS y el gobierno de Trinidad y Tobago organizaron un taller de tres días sobre comunicación de riesgos sobre gripe aviar y pandémica.

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.

Lecturas adicionales: