OPS/OMS certifica a Brasil por haber logrado interrumpir la transmisión vertical del Mal de Chagas

Imprimir Correo electrónico
Washington DC, Estados Unidos - 16 de junio de 2006
Los esfuerzos sostenidos en Brasil para responder al desafío contra el Mal de Chagas han reportado finalmente dividendos, cuando se acaba de certificar internacionalmente que el país latinoamericano ha logrado interrumpir la transmisión de la enfermedad por su principal agente, el Triatoma infestans y, gracias a ello, poner freno a una de las enfermedades que constituían una de las mayores causas de muerte en Brasil, de acuerdo al ministerio brasileño de Salud.

El Mal de Chagas es una enfermedad parasitaria transmitida por un insecto "chupasangre" y es común en América Central y del Sur. La enfermedad fue inicialmente descrita por el eminente científico brasileño Carlos Ribeiro Justiniano das Chagas, de quien la enfermedad tomó el nombre.

El Mal de Chagas es producido por un parásito en la sangre y en los tejidos de personas y animales enfermos, que se multiplica en el interior de las células de algunos órganos como el corazón, afectando seriamente su funcionalidad. Expertos en salud pública de las Américas explicaron que el Mal de Chagas es hoy uno de los mayores problemas de salubridad en América del Sur, una sub-región donde viven más de 20 millones de personas infectadas.

Entre las complicaciones más comunes asociadas al Mal de Chagas destacan la cardiomiopatía, la insuficiencia cardíaca congestiva, un aumento de tamaño del esófago, con dificultad para ingerir o comer, y un agrandamiento del colon, con síntomas de estreñimiento y dolor abdominal.

Autoridades de la Secretaría de Vigilancia en Salud del Ministerio de Salud de Brasil declararon que el logro de la interrupción de la transmisión vertical del Mal de Chagas es "un hecho histórico para la salud pública brasileña".

La avanzada contra la enfermedad hasta conseguir la interrupción de su transmisión vertical en Brasil ha sido un largo y sostenido proceso de acción en salud pública que encuentra uno de sus momentos cruciales en 1991. Ese año, los ministros de Salud de los países del Cono Sur se reunieron en Brasilia y propusieron la implantación de una iniciativa regional de trabajo compartido con la meta general de eliminar la transmisión vertical de Chagas por el Triatoma infestans. Este es uno de los más importantes vectores de la enfermedad, presente en aquel momento en un total de 711 municipios brasileños repartidos en un total de 13 estados de la nación brasileña. La prevalencia de la infección por este vector entre la población rural de Brasil alcanzó hasta un 4.2% del total.

Entre las muchas acciones que en Brasil lograron empezar a revertir estos índices de prevalencia se cuentan el liderazgo y tenacidad mostrados por los técnicos y oficiales del ministerio de Salud de Brasil, así como los intensivos y rigurosos programas de control de los donantes de sangre que estos lograron implementar eficazmente. También se ha destacado como clave el seguimiento de las coordenadas y pautas de actuación epidemiológica emanadas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Todo ello ha hecho que finalmente, el 9 de junio último, haya pasado en la historia de Brasil y de la salud pública de las Américas en general como la fecha cuando la OPS/OMS declaró a Brasil libre de la transmisión del Mal de Chagas por su principal vector o agente transmisor.

En una reciente reunión de expertos del Cono Sur encargados de las acciones conjuntas para la eliminación del Triatoma infestans en la Región, mantenida en Brasilia a principios del presente mes, los delegados apuntaron que, desde el comienzo de la iniciativa para su interrupción, los países han realizado grandes esfuerzos para el logro de las metas.

"Así, Uruguay y Chile han certificado en todo su territorio y durante el presente año lo logrado por Brasil. Otros países, como Argentina, Paraguay y Bolivia, han logrado interrumpir la transmisión en algunas de sus provincias o departamentos".


Enfermedad de Chagas (página de la OMS) HTM
OPS Ahora HTM
Revista Perspectivas de Salud (OPS): Adiós al insecto asesino HTM