Lanzan sistema mundial de alerta para enfermedades animales transmisibles a los humanos. Una iniciativa conjunta de la FAO, la OIE y la OMS.

Imprimir Correo electrónico
Roma, Italia - 24 de julio de 2006
Un sistema mundial de alerta temprana para enfermedades animales transmisibles a humanos (zoonosis) fue lanzado la pasada semana en Ginebra por la Organización para la Alimentación y la Agricultura de Naciones Unidas (FAO), la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Sistema Mundial de Alerta Temprana y Respuesta (GLEWS, por sus siglas en inglés), es el primer sistema de carácter conjunto diseñado con el objetivo de prevenir y responder a las enfermedades animales –incluyendo las zoonosis- a nivel mundial. Permite aprovechar las ventajas de combinar y coordinar los mecanismos de alerta, verificación y seguimiento con que cuentan la OIE, la FAO y la OMS.

Controlar desde el inicio

“Desde el punto de vista de la sanidad animal, controlar las enfermedades animales contagiosas en un estadio temprano es más fácil y más económico para la comunidad internacional. En los casos de zoonosis este sistema permitirá llevar a cabo medidas de control que beneficiarán también a la salud pública”, explicó Bernard Vallat, Director General de la OIE.

Como se ha demostrado en gran parte del mundo, los errores en la detección temprana y la respuesta rápida ante las enfermedades animales, y la incapacidad de controlar las epidemias en su fuente de origen, han contribuido a la propagación a través de las fronteras de enfermedades de origen animal tales como la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) y la gripe aviar.

Mejor prevención

“En este contexto, los principales objetivos del GLEWS serán una mejor prevención de las amenazas de las enfermedades animales, a través de compartir la información, los análisis epidemiológicos y las misiones conjuntas sobre el terreno para evaluar y luchar contra los brotes en animales y humanos. Así se llegará al desarrollo de una respuesta mejor y mas coordinada ante las emergencias a nivel mundial”, señaló Samuel Jutzi, del Departamento de Agricultura, Bioseguridad, Nutrición y Protección al Consumidor de la FAO.

Importante paso adelante

“La historia nos demuestra que cuanto antes se detecte una zoonosis, antes podemos tomar las medidas necesarias para reducir el riesgo para la población. Hoy en día, la propagación de la gripe aviar demuestra que los sectores de sanidad humana y animal deben cooperar de forma estrecha, y que la detección temprana y la coordinación son vitales. Este nuevo sistema es un importante paso adelante”, aseguró Susanne Weber-Mosdorf, Directora General Adjunta de la OMS.

La información recopilada a través de los canales de seguimiento y verificación de cada organización será compartida utilizando la plataforma electrónica de GLEWS en Internet, y analizada de forma conjunta para decidir si se lanzan mensajes comunes de alerta.

Estos mensajes de alerta describirán las posibles implicaciones de la propagación de la enfermedad entre los animales a nivel nacional, regional e internacional, y su potencial impacto en la salud pública. Si existen indicios claros de que se necesita una evaluación o una intervención conjunta sobre el terreno, los mecanismos de respuesta de