América Latina y el Caribe. La FAO propone una plataforma internacional para el desarrollo de la bioenergía.
Santiago, Chile - 28 de julio de 2006
Santiago, Chile, 28 de julio de 2006. En el marco del primer Seminario Internacional sobre Agroenergía y Biocombustibles de Chile, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación dio a conocer su propuesta para la creación de la Plataforma Internacional de Bioenergía (IBEP), como una forma de coordinar el esfuerzo mundial para avanzar en el desarrollo de esta nueva fuente energética.

La bioenergía exige un enfoque multidisciplinario y mundial para desempeñar la función decisiva que está llamada a cumplir en los sectores de energía, agricultura y medio ambiente. La FAO presentó la Plataforma Internacional de Bioenergía a la comunidad internacional como un mecanismo orientado a asegurar el suministro de fuentes y servicios sostenibles, equitativos y asequibles de bioenergía, sin distinción de sexos, riqueza, lugar o cultura, en apoyo al desarrollo sostenible, la seguridad energética, la reducción de la pobreza y la atenuación del cambio climático.

Si bien un gran número de países ya está llevando a cabo actividades de bioenergía, y el comercio mundial de este tipo de energía crece velozmente, es urgentemente necesario reducir la considerable diferencia de conocimientos, tecnología, capacidad y habilidad que hay entre los países más ricos y los más pobres. En este sentido, la IBEP tiene como finalidad ofrecer los nexos decisivos para facilitar la transición hacia un futuro de energía sostenible, acoplando los beneficios locales con los mundiales y teniendo en cuenta el bienestar de las futuras generaciones.

La innovación en la tecnología bioenergética tiene un interés particular para los países en desarrollo ya que podría permitirles transformar los sistemas de bioenergía actualmente insostenibles y evitar algunos de los problemas de dependencia de los combustibles fósiles que experimentan casi todos los países desarrollados. Además, el establecimiento de sistemas rurales integrados de bioenergía ofrece opciones interesantes y convenientes para el desarrollo rural, la reducción de la inseguridad alimentaria y las estrategias nacionales de energía.

Estrategia de la plataforma

La estrategia de la IBEP se basa en dos pilares: la gestión del conocimiento y la movilización e implementación a nivel de cada país. En una primera etapa, se analizará el conocimiento existente sobre la materia, el estado de avance y el potencial de los recursos bioenergéticos de cada país, para luego elaborar estrategias de desarrollo sostenibles. La segunda fase se caracteriza por actividades prácticas a nivel local, regional e internacional, para poner en marcha programas y proyectos de bioenergía. La FAO y sus asociados crearan grupos multisectoriales que incorporarán a todas las partes interesadas: el gobierno, la industria, las instituciones académicas y la sociedad civil, entre otros. Un componente fundamental será generar un punto de contacto central que facilite la interacción entre los asociados. En este sentido, la FAO cumple un rol específico como foro neutral para el debate y la cooperación entre las partes.

Fundamentos

Los sistemas de bioenergía son más transectoriales que muchas otras formas de suministro energético. Se trata de sistemas relativamente complejos, interdisciplinarios, intersectoriales y específicos de un lugar. Resolver los problemas que plantean y desarrollar todo su potencial es un verdadero desafió, que requiere de nuevos enfoques, interacciones y de una comunicación transparente, así como de un marco flexible de ejecución que no se vea limitado por las fronteras nacionales ni por intereses estrechos.

La promoción de la bioenergía en gran escala no está exenta de riesgos. La experiencia de la agricultura (como en los monocultivos comerciales), indica la necesidad de enfoques equilibrados y negociados. Por eso, FAO ofrece su experiencia de más de 30 años en el desarrollo y la investigación de esta fuente energética, para promocionar la elaboración cuidadosa de políticas de desarrollo y la creación de redes a nivel local, nacional y regional y global.