El PMA establece Red internacional para responder a las emergencias

Imprimir Correo electrónico
Nairobi, Kenia - 05 de noviembre de 2006
En vista de que en años recientes las emergencias han aumentado en número y en magnitud, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas ha organizado una "Red" de respuesta humanitaria que tiene sus ejes regionales de operación en África, Europa, Medio Oriente, Asia, y América Latina y el Caribe.

La Red esta diseñada para hacer frente a los grandes desafíos que se presentan durante las emergencias humanitarias que en algunas oportunidades ocurren simultáneamente. Precisamente hace un año miles de personas en Guatemala fueron víctimas del huracán Stan y unos días más tarde Pakistan fue sacudido por un fuerte terremoto.

Según el modelo establecido para el Centro de Almacenaje para la Respuesta Humanitaria de la ONU (UNHRD, por sus siglas en inglés) en Brindisi, Italia, cada eje regional de emergencia almacenará equipos y suministros de socorro y los tendrá listos para transportarlos por aire y/o por tierra al área o áreas afectadas dentro de un período de 24-48 horas. La base de Brindisi, que fue establecida en junio del 2000 y es manejada por el PMA, ha proporcionado un indiscutible apoyo a las agencias de Naciones Unidas, gobiernos y ONGs durante diversas crisis, como las de tsumani del Océano Índico y la más reciente crisis de Líbano.

"Con el creciente número de desastres naturales, las agencias humanitarias debemos estar mejor preparadas y equipadas para llegar rápidamente a las personas más afectadas", expresó Ramiro Lopes da Silva, Director de la División de Transporte y Adquisiciones del PMA. "Establecer una presencia estratégica en cada rincón del mundo es un paso muy importante para destacar aún más nuestra capacidad en asistir a los más vulnerables", agregó Lopes da Silva.

La nueva Red está compuesta de bodegas o depósitos en Accra, Dubai, Panamá, Malasia y Brindisi equipados para la respuesta humanitaria. El PMA presentó esta nueva red humanitaria internacional a las agencias de socorro y respuesta, contrapartes y otros socios estratégicos durante la Cumbre de Desarrollo Humanitario que se llevó a cabo a principios de mes en Nairobi, Kenia.

"En los últimos seis años, el apoyo logístico que ha brindado el PMA desde su depósito en Brindisi ha marcado una notable diferencia en la rapidez y eficacia en las respuestas a las emergencias. Lo vimos durante las crisis del terremoto de Irán y los conflictos en Afganistán y Darfur", expresó Giuseppe Saba, el Coordinador de la Red de UNHRD.

"No cabe duda que con el posicionamiento de suministros esenciales alrededor del mundo para responder a las emergencias podremos ayudar a más personas de forma más rápida y más efectiva, logrando hacer una diferencia entre la vida y la muerte", agregó el funcionario del PMA.

El apoyo monetario y en especie dirigido al financiamiento de la Red se da gracias a un gran número de gobiernos e instituciones, incluyendo la Agencia Sueca de Rescate y Respuesta, y la ONG griega Solidarity, entre otras. TNT, la empresa global de logística y envíos, y socio corporativo del PMA, también está apoyando a la Red mediante el auspicio temporal del espacio de almacenaje en Ghana. El Gobierno de Italia ha apoyado significativamente el UNHRD en Brindisi desde que comenzó operaciones en el 2000.

La Red en América Latina y el Caribe

En América Latina y el Caribe, la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) y la Oficina de los Estados Unidos para la Asistencia Internacional durante Desastres (OFDA, por sus siglas en inglés), han dado financiamiento por un año (2005-2006) para complementar el eje de operación de Panamá. El co-financiamiento ha servido para iniciar el establecimiento y la operación de tres bodegas y centros de acopio sub-regionales en América Central (El Salvador), América del Sur (Ecuador) y el Caribe (Barbados) para responder a las emergencias en una región tan dispersa y amplia como América Latina y el Caribe.

La Red para la Respuesta a Emergencias en América Latina y el Caribe (LACERN, por sus siglas en inglés) aparte de tener el propósito de responder a las emergencias en las primeras 72 horas con una red de equipos de socorro y asistencia alimentaria en la región, busca fomentar el trabajo con gobiernos, agencias de la ONU y ONGs para fortalecer sus capacidades logísticas y de abastecimiento, y establecer una red de información para el intercambio de lecciones aprendidas con los países de la región y el desarrollo de la cooperación Sur-Sur. Este año, para consolidar y complementar las iniciativas emprendidas con el proyecto LACERN, el PMA se ha visto en la necesidad de extender el proyecto, para lo que necesitará recursos financieros que permitan cumplir con las necesidades de la región.