La epidemia del SIDA se agrava en las áreas rurales. La FAO aborda el problema en diversos frentes
Roma, Italia - 01 de diciembre de 2006
1 de diciembre de 2006, Roma – A pesar del descenso de la incidencia del VIH en varios países, la epidemia continúa agravándose en zonas rurales del mundo en desarrollo -donde hasta un 70 por ciento de la población depende de la agricultura para subsistir-, por lo que se intensifican la pobreza y la vulnerabilidad, subrayó hoy la FAO con motivo del Día Mundial del SIDA.

“La epidemia del SIDA está teniendo un impacto devastador en la población rural de los países en desarrollo. La pérdida de mano de obra agrícola en países en los que la mayoría de la población vive en zonas rurales, afectará a la productividad y la seguridad alimentaria durante las próximas décadas”, aseguró Marcela Villarreal, responsable de la Dirección de Género y Población de la FAO.

“Incluso si están aumentado las posibilidades de tratamiento con antiretrovirales, estos medicamentos muchas veces no son accesibles a la mayoría de la gente en zonas rurales. Al afectar a la producción agrícola, la epidemia agrava el circulo vicioso de hambre y pobreza”, añadió Villareal.

En respuesta a la situación, la FAO ha adoptado diversas estrategias para hacer frente a la epidemia de VIH/SIDA.

La FAO colabora en el desarrollo y ejecución de políticas y estrategias agrícolas destinadas a prevenir y mitigar el impacto de la epidemia en familias rurales pobres.

En un esfuerzo para paliar los efectos de la mortandad que provoca el SIDA se han introducido tecnologías que emplean escasa mano de obra. La Escuela de Campo y Vida de la FAO para jóvenes (JFFLS, por sus siglas en inglés) asegura que los niños huérfanos de SIDA adquieren conocimientos agrícolas, que corren el riesgo de perderse tras la desaparición de los padres.

Se han lanzado programas de alimentación y nutrición, mejorando el sistema inmunológico de la población y ayudándoles a defenderse de las enfermedades asociadas al SIDA.

La FAO también ayuda a promover la igualdad de género, en especial en lo que respecta al acceso y la propiedad de los recursos productivos.

Zimbabwe

En Zimbabwe la FAO ha estado ayudando al Gobierno en el desarrollo y ejecución de una política adecuada para el sector agrícola. Estos esfuerzos han culminado en el lanzamiento por el Gobierno de la primera Estrategia para el VIH/SIDA en el sector agrícola.

Este plan quinquenal prevé la puesta en marcha de un sistema para gestionar la asistencia sanitaria en el sector agrícola. También establece la necesidad de evaluar con exactitud el coste del VIH/SIDA, y hasta que punto las familias rurales son vulnerables a la epidemia.

Estas iniciativas, apoyadas por la FAO, son pasos cruciales para establecer una respuesta efectiva a nivel nacional ante la epidemia de VIH/SIDA en el país africano.